La hora de la muerte: 3:33 am

Medicina Plagas y Enfermedades, Muerte y relacionados

Una hora muy especial

De acuerdo con una reconocida leyenda urbana (aunque quizás ya trascendió los límites de la leyenda y se acerca más a la categoría de creencia), las 3:33 de la mañana son una hora en la que a nadie le conviene estar despierto. Es esta la hora en que espíritus y semejantes alcanzan un pico de actividad, y las almas humanas también son capaces de librarse un poco del cuerpo al que están atadas. Visiones, alucinaciones, “separaciones corporales” y apariciones fantasmales abundan más a esta hora que a cualquier otra en el día, así como fenómenos más reconocidos por la ciencia como la llamada “Parálisis del sueño”.

De acuerdo con la tradición católica, las 3 de la mañana son una hora oscura porque a las 3 de la tarde falleció nuestro señor Jesucristo, haciéndola hora de salvación y redención, y su opuesto (la hora de la condena y la perdición) serían precisamente las 3 am. Por su parte, algunas tradiciones esotéricas afirman que las 3:33 am son una hora en que las fronteras entre nuestro mundo y el mundo de los espíritus se hacen más borrosas, por lo que las actividades paranormales alcanzan un pico. Debido a esto, muchos rituales interesados en comunicarse con el más allá se realizan en torno a esta hora. Por último, grupos religiosos consideran las 3:33 como una hora satánica, pues es la mitad del número de la bestia: 666.

Explicaciones científicas

Sin embargo, habría una explicación algo más científica al asunto: entre las 3 y las 5 de la mañana aproximadamente el estado de reposo del cuerpo haría que el sistema inmunológico entrara en una corta depresión favoreciendo la influencia de actores (biológicos) externos al cuerpo. Esta sería la razón, por ejemplo, por la que gran número de enfermos terminales morirían a esta hora y por l que muchas personas relatarán visiones, episodios de alucinación y ataques de pánico en este periodo.

¿Y por qué las 3:33 específicamente? Pues bien, muchos científicos afirman que se trata de una coincidencia, desencadenada, precisamente, por la idea de que en esta hora específicamente suceden las cosas extrañas. El subconciente, ya influenciado por las variables físicas descritas anteriormente (y por la persistencia del sueño profundo en este momento de la noche) tendería a despertarse en los momentos en los que, de alguna manera, ha sido programado para hacerlo. Entonces, sería precisamente el concepto de que a las 3:33 am suceden cosas extrañas lo que causaría estas cosas extrañas.

Este concepto no convence a muchas personas que, por su parte, le apuntan a causas más paranormales: ya sea a la creencia católica o a que la línea entre nuestro mundo y el más allá se vuelve borrosa a esta hora. Sea cual sea la verdadera razón, son muchas las personas que claman que a esta hora de la madrugada han sucedido eventos extraños, normalmente involucrando espíritus, fantasmas o presencias de algún tipo.

Es complicado establecer una única causa que descifre el misterio. Podría ser parte de todo, podría ser que ambas causas estén relacionadas: el cuerpo “siente” los cambios a su alrededor y los interioriza en forma de una debilidad inmunológica y un aumento en la sensibilidad ante estos fenómenos.

¿Alguna vez te has levantado a esta hora? ¿Viste o sentiste algo semejante?

Fuente de imágenes: 1: i.ytimg.com, 2: etc.usf.edu.

La hora de la muerte: 3:33 am

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                     

Bibliografía

El pensante (13 junio, 2015). La hora de la muerte: 3:33 am. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/la-hora-de-la-muerte-333-am/