La esfera misteriosa de Betz: ¿tecnología desconocida o prueba de una visita extraterrestre? Parte 1

Hechos insólitos, Ooparts y objetos extraños, Rarezas

El hallazgo de la esfera

La peculiar historia de la esfera de Betz comienza el 27 de marzo de 1974, cuando varios miembros de la familia Betz se encontraban en Florida revisando los daños que un fuego había causado a la propiedad de la que eran dueños en aquel estado, específicamente en la Isla de St. George.

 La isla era poco más que un parche de tierra en los alrededores de las costas cenagosas de Florida, por lo que para Antoine, Jerry y Terry Betz (los dos padres y su hijo) fue una sorpresa encontrarse con una esfera metálica brillante del tamaño aproximado de una bola de billar sobre el césped que recubre la isla. La esfera parecía una bala de cañón, pero por lo demás no llamaba mucho la atención.

Para la familia lo más lógico era que la esfera fuera una bala perdida de tiempos coloniales, aunque parecía estar en muy buen estado para realmente tener tanto tiempo. Su superficie plateada era completamente lisa… excepto por la imagen de un pequeño triángulo tallada en ella. Como es lógico, la encontraron interesante y decidieron llevarla consigo a su hogar permanente donde otra persona, llamada Wayne, se mostró igual de impresionada con el hallazgo.

La esfera cobra vida

No fue hasta unas semanas más tarde cuando la esfera volvió a ser el centro de atención de la familia. Terry, estudiante de medicina, había decidido llevar a una de sus compañeras al hogar e impresionarla con sus habilidades tocando la guitarra… lo que no sabía es que sería la esfera la más impresionada con su canto.

De acuerdo con lo declarado por Terry, la esfera comenzó a vibrar como un diapasón apenas sonaron las primeras notas. Conforme pasaba la música, la esfera reaccionaba de manera distinta, emitiendo un sonido punzante en unas notas determinadas y lo que parecía ser un ultrasonido o infrasonido inaudible para la familia pero que casi enloquece al perro de la casa.

Pero esta no era la única particularidad de la esfera. Pronto los Betz se dieron cuenta de que la esfera parecía capaz de determinar su posición y podía rotar por largos periodos de tiempo, a veces deteniéndose a vibrar en el proceso. Invariablemente volvía a los pies de la persona que la había lanzado en primer lugar.

El asunto alcanzó aspectos ridículos. La esfera no sólo rotaba, sino que lo hacía cuesta arriba sin ninguna dificultad, en clara violación de las leyes de la física y del sentido común. Los Betz comenzaron a sospechar cada vez más que su hallazgo tenía vida, o por lo menos una fuente de energía y algún tipo de inteligencia.

Investigaciones

Terry comenzó entonces una serie de “investigaciones caseras” orientadas a comprender el funcionamiento exacto de la esfera y sus verdaderas capacidades. Al darse cuenta de que se comportaba casi como un ser vivo (como un robot, quizás, pero en aquel entonces la noción de robótica no se había popularizado) decidió llamar a varios periódicos con la esperanza de que alguno encontrase solución al misterio.

Uno de los testimonios más interesantes en este aspecto viene de Lou Egner, fotógrafo del Jacksonville Journal, quien relata su testimonio al dejar la esfera en el suelo, tal y como se lo indicaron:

Rodó un poco. Luego se detuvo. “¿Eso es todo?”, pregunté. “Espera un minuto”. Luego se dio vuelta y rodó a la derecha, poco más de un metro. Volvió a girar y de nuevo rodó a la izquierda, casi 3 metros, tras lo que hizo un arco grande y retornó a mis pies.

El asunto se popularizó en los medios estadounidenses y pronto los Betz no daban abasto para mostrar su peculiar esfera. Un investigador llamado Carl Willson realizó algunos análisis rudimentarios y determinó que la esfera no sólo tenía un campo magnético importante sino que estaba emitiendo señales de radio.

La Intervención de nuevos actores

La familia luego contactó a la Marina de los Estados Unidos con el objetivo de ver si la esfera era un objeto perteneciente a la cercana base militar ubicada enfrente de la isla. La Marina, tras revisar cuidadosamente la esfera, afirmó que no pertenecía a sus hombres y la devolvió a la familia Betz. De acuerdo con el informe de la Marina la esfera era hueca, con 13 milímetros de ancho en su coraza y 20.2 centímetros de diámetro. Estaba compuesta de acero inoxidable con aleación de níquel – pensada para resistir altísimas presiones – y pesaba 9.68 kg.

Pronto nuevos investigadores, particularmente del fenómeno ovni (que en aquel entonces estaba en pleno apogeo en los Estados Unidos) comenzaron a solicitar la esfera para un análisis más concienzudo. Sin embargo, ésta permaneció cuidadosamente guardada en casa de los Betz, donde se realizaron la mayor parte de las pruebas orientadas a comprender su funcionamiento y de donde nos quedó prácticamente toda la información que hoy tenemos sobre ella.

Y mientras los Betz – que habían elegido un lugar remoto para vivir precisamente para evitar las multitudes – se encontraban completamente inundados de visitantes y llamadas telefónicas, comenzaban a pensar que quizás la esfera era más que una curiosidad. Que en su interior tenía la capacidad de desencadenar fuerzas inimaginables sobre las que los seres humanos no tenían control alguno.

En el próximo episodio veremos cuáles eran estas fuerzas.

Fuente de imágenes: 1: moviepilot.com, 2 y 3: utaot.com

La esfera misteriosa de Betz: ¿tecnología desconocida o prueba de una visita extraterrestre? Parte 1

¿Conoces acerca de...?


Lo más reciente


    El misterio de los asesinatos de Hinterkaifeck

    Hinterfaicken Pocos escenarios parecen menos propicios para un asesinato cruel que las majestuosas montañas de Baviera, con sus bellos bosques de pino y sus cristalinas fuentes de agua. Y sin embargo, en una pequeña finca conocida como Hinterkaifeck, en medio

    Seguir leyendo...
    El secreto del nacimiento de Israel: Los Kibbutzim

    Un Kibbutz actual Los judíos en apuros Todos conocemos las tristes historias que se cuentan de los judíos desde que empezaron su diáspora por todo el mundo. Las grandes olas de migración los llevaron a países como España, Rusia, Alemania

    Seguir leyendo...
    El Hombre de la Máscara de Hierro

    La Francia del Rey Sol No cabe ninguna duda: la cúspide de la Monarquía Francesa se vivió a finales de los 1600 y comienzos de los 1700. En aquellos tiempos el Rey de Francia era en verdad magnífico, todopoderoso, un

    Seguir leyendo...