La carta diabólica que se descifró con ayuda de la Deep Web

Hechos insólitos, Ooparts y objetos extraños

Palma Di Montecarlo

La leyenda comenzó en el Monasterio de Palma di Montechiaro, en Sicilia, Italia, cuando una monja como cualquier otra, reconocida por su devoción y su entrega, despertó cubierta en tinta.

Corría el año de 1676. Isabella Tomasi, a la sazón con 31 años, 15 de los cuales había pasado en el convento, abrió los ojos en un lugar que no parecía su sitio habitual de descanso. La Hermana María Crocifissa della Concezione (como había sido bautizada luego de llegar al convento) tenía el cuerpo cubierto de tinta, y frente a ella una extraña carta.

María reconoció su caligrafía. El cuarto estaba cerrado, nadie había entrado o salido de él, por lo que la única explicación razonable es que ella misma había escrito la carta.

Pero lamentablemente, no recordaba nada.

En el convento pronto se llegó a una obvia respuesta. Sí, María había escrito la carta, o al menos sus manos lo habían hecho. Pero no era su consciencia la que allí se encontraba. Una posesión diabólica, quizás ejecutada por Satanás mismo, la había llevado a escribir esa jerga incomprensible, ese lenguaje desconocido que no podía provenir más que del Averno.

Y fue así como apareció la Carta del Diablo. 341 años hizo parte de la colección del Monasterio sin que nadie pudiese descifrarla. Hasta hoy.

El algoritmo de la Deep Web

Esta nueva historia la relata Daniele Abate, director del Centro Científico LUDUM, desde donde se logró la hazaña criptográfica. El científico afirma que mientras algunos miembros del equipo se encontraban navegando la Deep Web (ese oscuro e intrincado rincón de Internet) encontraron un software de desencriptación que nunca antes habían visto. Y, como es lógico, lo primero que se les ocurrió fue usarlo para comunicarse con Satán, es decir, para descifrar la carta que él habría escrito alguna vez (supuestamente, a través de las manos de María).

Lo primero, por supuesto, fue analizar con mayor profundidad la historia de María. Los científicos encontraron que era una reconocida lingüista dentro del Convento, y que hablaba (entre otros) Latín, Griego y un poco de Árabe. Esto les brindó una pista y usaron estos lenguajes como base del sistema de desencriptación que habían encontrado.

Y, en efecto, se revelaron versos que si bien no tienen mucho sentido, claramente fueron escritos con intención:

Dios cree que puede librar a los mortales
este sistema no funciona para nadie
quizás ahora, Styx está seguro.

La totalidad de los versos no fue revelada porque el software no logró desencriptarlo todo, pero el ejercicio sirvió para determinar que en la Deep Web hay más que curiosidades, también hay verdaderos tesoros ocultos.

Ah, y también que o el Diablo efectivamente escribió esta carta o la Hermana María tenía algún tipo de esquizofrenia o desorden bipolar.

Bibliografía:

  1. http://mysteriousuniverse.org/2017/09/mysterious-devils-letter-decoded-with-help-from-dark-web/

Imagen: religionenlibertad.com

La carta diabólica que se descifró con ayuda de la Deep Web

¿Conoces acerca de...?

Bibliografía

El pensante (22 septiembre, 2017). La carta diabólica que se descifró con ayuda de la Deep Web. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/la-carta-diabolica-que-se-descifro-con-ayuda-de-la-deep-web/