La carrera espacial: Los primeros cohetes

Biografía y personajes de la historia | Historia | Sociedad

Werner von Braun

La infancia de von Braun

Nadie esperaría considerar en el siglo XIX que las fantasiosas historias de Julio Verne llevarían al hombre al espacio. El primer niño que se inspiró profundamente de “Viaje a la Luna” sería un controvertido ingeniero capaz de vivir lo impensable por realizar su sueño realidad.

Fueron, además, las historias de Hermann Wells, las inspiradoras junto con las de Verne. El niño Von Braun se aficionó a la astronomía, y su madre le regaló un telescopio para que se especializara más en el arte de mirar las estrellas; gracias a todo esto, quiso comprender la cohetería.

Leyó con mucho ahínco la literatura especializada, entre ella, el texto, Al espacio en cohete de Hermann Oberth, que enmarcó su aprecio a la física mecánica y lo inspiró a realizar con sus compañeros de escuela, un observatorio astronómico con piezas de automóvil.

Su interés hacia los cohetes lo volverían ambicioso y apasionado por el ensamblaje de grandes cohetes que llevaran al hombre al espacio. Tristemente, Von Braun nació en un momento crucial para el Imperio Alemán: la llegada del nazismo.

Rápidamente fue adherido a las filas nazis y se transformó en oficial de la SS. Entre sus deberes estaba la creación de un cohete que llegara a Inglaterra.

Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, la inteligencia de Von Braun desarrolló un cohete con la suficiente capacidad para llegar hasta Inglaterra y Bélgica en 15 minutos. Fue llamado V2 y se transformó en la pesadilla de los aliados durante el conflicto.

La guerra habría tenido otro resultado, si la capacidad para crear V2, hubiese sido más eficiente. Aún así, comprendemos que los desarrollos alemanes estaban a décadas de la tecnología inglesa o estadounidense.

La operación paperclip

El mundo veía horrorizado los V2, y Estados Unidos ansiaba el conocimiento de Von Braun y de los científicos alemanes para convertir a la nación angloparlante en un estado fortificado tecnológicamente. Por eso desarrolló la operación secreta “Paperclip” de la que ya hablamos en este artículo.

En 1945 las tropas norteamericanas hallaron el paradero de Von Braun y su equipo  de científicos, prófugos de la Gestapo. La orden de Hitler era que todos los científicos debían ser asesinados si Alemania perdía la guerra y los ingenieros decidieron escapar.

Los científicos alemanes buscaron a toda costa el reconocimiento norteamericano por sus avances tecnológicos. La fuerza de propulsión de los cohetes prometía que dentro de poco el hombre iría al espacio. Además, el envío de cohetes podría ser un beneficio para la seguridad estadounidense.

Los militares aliados permitieron la llegada de casi 500 ingenieros- científicos alemanes que trabajaron para los nazis. El mismo Von Braun fue mordazmente interrogado por sus nexos con los nazis y la SS.

Sistema para multiplicar de los Mayas Así multiplicaban los Mayas
Las torturas mas crueles del mundo Matar a un ser humano, sea cual sea la motivación, es algo que repel...
Batallas sangrientas: Verdun 1916 Patrimonio Bélico Cuando los obuses comenzaron a caer sobre las cas...

Se descubrió que en el campo donde se producían los misiles habían más de 20.000 cadáveres de esclavos judíos que trabajaban en la producción de las armas. Ya Hitler buscaba desarrollar la bomba atómica para lanzarlo por el sistema de propulsión de Von Braun.

Von Braun conocía a sus esclavos e incluso eligió algunos de ellos. Gracias a ese hallazgo sabemos que murieron más personas produciendo misiles que las víctimas aliadas.

Los estadounidenses se apresuraron a desensamblar la fábrica de la producción alemana para llevarla a territorio americano. El equipo serviría para que Von Braun desarrollara misiles más potentes que el V2 alemán. Empezó a crear misiles intercontinentales de amplio espectro.

Sergei Korolev

Sergei Korolev, el lado ruso

Al otro lado del mundo, en la URSS, había nacido en 1907 Sergei Korolev. Al igual que Von Braun, Kodorev desarrollaría gran pasión hacia la propulsión de cohetes. En 1931, Kodorev fundó el GIRD (Group for Investigation of Reactive Motion). Crearon los cohetes de propulsión líquida GIRD-9 y GIRD- 10.

Para 1933 los militares rusos integraron el GIRD en el RNII. Kodorev fue encargado de manejar el área de estructuras aeroespaciales. Su compañero Valentín Glushko se encargó del área “Sistemas de Propulsión”. Los dos juntos desarrollaron el primer cohete piloteado desde tierra:  El RP- 318.

Ante la purga de Stalin hacia sus enemigos, Glushko fue capturado en 1938 por asuntos de estado. Glushko denunció a Kodorev,  y este último tuvo que pasar 10 años en prisión siberiana. Para ese entonces Kodorev no creía volver a ver ni un sólo cohete…

El hallazgo ruso en Alemania

Cuando los rusos arrinconan a los alemanes en la contraofensiva contra el frente Barbarrosa, hallan en Polonia, los restos de un V2. Ante el encuentro de tan extraño artefacto se trae un oficial para que detalle el objeto.

Al descubrir lo que era el V2, los rusos entienden lo urgente de crear una carrera armamentista. Reconoce que EEUU se llevó científicos alemanes. Empieza así, una época donde las armas de largo alcance anuncien qué estado es más poderoso.

El Cohete V2

Logran comprender que el V2 hallado puede ir hasta otro continente. Desde 1945 la URSS comienza su carrera de cohetes, pero necesitan alguien para hacer ese trabajo. Mandan a traer de Siberia al único capaz de hacerlo, a Kodorev.

Bibliografía:

  1. http://www.esa.int/About_Us/Welcome_to_ESA/ESA_history/50_years_of_humans_in_space/Sergei_Korolev_Father_of_the_Soviet_Union_s_success_in_space
  2. https://en.wikipedia.org/wiki/Wernher_von_Braun

Imágenes: 1 y 2: wikipedia.org, 3: fotolog.com

La carrera espacial: Los primeros cohetes


¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                         

Bibliografía

El pensante (20 abril, 2018). La carrera espacial: Los primeros cohetes. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/la-carrera-espacial-los-primeros-cohetes/