La Biblia y la Historia: de acuerdo con la arqueología ¿qué tan precisos son los relatos bíblicos?

¿Fue Abraham un personaje histórico o un personaje mítico?

Biblia

La Biblia es quizás el libro más influyente en la historia de la civilización occidental. Durante dos milenios fue el libro base que dirigió la moral del número creciente de reinos, y progresivamente fue ampliando su área de influencia de algunos bolsillos en el Mediterráneo Oriental a la práctica totalidad de Europa y América.

En los tiempos de la Antigüedad Tardía y de la Edad Media la palabra de la Biblia era sagrada. Se consideraba como un relato preciso, literal y concreto de todo los eventos que habían ocurrido desde la creación del mundo hasta los tiempos de la muerte de Cristo y los viajes de los apóstoles.

Sin embargo, a medida que crecía el conocimiento de los hombres sobre los misterios de la ciencia y la naturaleza, avanzaba también la frontera de la arqueología y las ciencias sociales y más y más personas se preguntaban si los relatos bíblicos serían precisos o sea por el contrario eran alegorías, fábulas de inspiración divina enseñadas en un pasado remoto.

Fue quizás la geología la primera en realizar la pregunta con seriedad. Si seguimos cuidadosamente la cronología bíblica el mundo, desde la creación, no debería tener más de unos 6000 años de edad. Sin embargo, ya en el siglo XVII comenzó a quedar claro que las formaciones geológicas, los ríos, los océanos, las cordilleras, no podrían haber tomado su forma actual en tan poco tiempo. En aquellos tiempos, los estimados rondaban unos cuantos centenares de miles de años; hoy sabemos que son alrededor de 4500 millones.

Y como la geología, otras ramas del conocimiento comenzaron a realizar la misma pregunta. En este artículo hablaremos de las cosas que en la Biblia son descritas de manera precisa… y aquellas que no lo son tanto.

Génesis: de los orígenes del mundo a la esclavitud de los judíos

Hoy por hoy, está claro que difícilmente puede tomarse el relato de la creación del mundo como uno literal. De acuerdo con las evidencias geológicas que hemos encontrado, está claro que nuestro planeta es muchísimo más antiguo de lo que la Biblia narra y que el relato de la creación omite información importante sobre muchas especies que existieron antes que nosotros.

Sin embargo, el Génesis es más que la creación. Este libro narra también eventos como el diluvio universal, la construcción de la torre de babel y la partida de los judíos a Egipto, donde posteriormente serían esclavizados.

El diluvio universal

Para quienes hacen una interpretación de la Biblia (que son en este momento una minoría aun entre los cristianos) el relato del diluvio es uno de los principales problemas. Está claro que no hay suficiente agua en el planeta para cubrir todos los continentes, y que aún si la hubiera una inundación de esta magnitud tardaría mucho más de 40 días y dejaría un rastro indeleble en el registro geológico.

Sin embargo, el diluvio es semejante a otras leyendas procedentes de las regiones del creciente fértil (y también está presente en otras regiones de valles inundables, como las ciudades mayas) y se ajusta a registros arqueológicos que indican que en el pasado hubo una gran inundación que asoló esta región del mundo. Esto podría significar el relato del diluvio universal proviene en verdad de una inundación gigante, sí, pero localizada en las regiones donde vivieron los antepasados de los judíos.

Por supuesto, el tema del Arca es mucho más difícil de sostener como una interpretación literal.

Los patriarcas y el viaje a Egipto

De acuerdo con el relato bíblico Abraham era nativo de la ciudad de Ur, y viajó a las tierras prometidas de Canaán (actual Israel) en donde Dios le prometió que sea el Padre de una gran nación. Sus hijos, Isaac y Jacob, son conocidos (junto con Abraham mismo) como los patriarcas.

Resumiendo, José, uno de los hijos de Jacob, terminó en Egipto como esclavo y ganó el favor del faraón. Eventualmente una sequía en Canaán obligaría a los demás hermanos a llegar a Egipto donde se reencontrarían con José y formarían una próspera comunidad que sería eventualmente esclavizada.

Aquí tenemos un caso mixto: por una parte, el retrato de la política del Medio Oriente en este período parece preciso, pero por otra la información relativa al viaje a Egipto y la esclavitud no coinciden con la información que existe en las estelas egipcias.

Más importante aún, el Génesis resume en un corto relato lo que sería casi un milenio de historia israelita, algo que como veremos es poco común en los libros de la Biblia, que generalmente narran periodos más cortos.

Y sin embargo, en el libro del génesis se hace mención al pueblo de los hititas, una sociedad desconocida que fue descubierta a finales del siglo XIX. Se trataba de un poderoso imperio que rivalizaba con el antiguo Egipto y del que no sabíamos nada hasta el descubrimiento de su capital: Hatti. Sin embargo, en la Biblia adecuadamente lo mencionan con prelación a los egipcios (indicando su importancia).

70 años después del Bogotazo: El origen El caudillo liberal A nuestro público lector debe ocasionarle curiosidad la guerra en Colombia. U...
Qin Shi Huang: la historia del cruel Emperador que decidió quemar los anales his... Qin China tiene una historia milenaria que se extiende, cuanto menos, al tercer milenio antes de ...
La carrera espacial: Los primeros cohetes Werner von Braun La infancia de von Braun Nadie esperaría considerar en el siglo XIX que las f...

Éxodo a Samuel: la partida de Egipto y la reconquista de Canaán

El Éxodo es quizás, de los libros antiguos de la Biblia, el más difícil de defender un sentido histórico.

Los egipcios tenían un complejo sistema administrativo y se caracterizaban por anotar gran cantidad de asuntos relacionados con la vida diaria. Cosas como los impuestos, las migraciones, el mantenimiento de trabajadores, todo esto aparece de manera regular en las estelas egipcias.

Sin embargo, en ninguna parte de estos documentos a información relativa a una gran cantidad de esclavos fugados en la XX Dinastía (cuando, según las fechas bíblicas, debería haber ocurrido el éxodo). Peor aún, en los periodos en los que el éxodo pudo haber ocurrido Canaán se encontraba bajo dominio egipcio, y tenemos fuentes de las guarniciones egipcias que allí operaban que no revelan nada de una operación de conquista dirigida por los israelitas.

Por supuesto, también ese período existe información acertada relativa por ejemplo a la composición de los ejércitos egipcios.

Los Profetas: el reino de Israel y la diáspora de Babilonia

De acuerdo con la Biblia, alrededor del siglo X a.C. La llamada “tierra prometida” ya estaba en manos de los israelitas que edificaron entonces los reinos de Israel y Judea.

Sin embargo, entre los siglos VIII y VI a.C. Los reinos de Israel, primero, y Judea, después, serían conquistados por Asiria y Babilonia respectivamente, originando así la expulsión de los judíos y el comienzo de la primera diáspora judía.

En caso de que no lo sepan, la diáspora consiste en la separación de los judíos de la tierra que les fue prometida, y su esparcimiento por el mundo. Allí, deberán vivir como minorías siendo sometidos al escarnio de los demás hasta que puedan retornar a su tierra cuando Dios así lo decida.

O al menos, esa es la interpretación más popular

En cualquier caso, al menos la diáspora Babilonia, ocurrida durante el reinado del emperador Nabucodonosor, está bien documentada en las fuentes de aquel imperio. Más importante aún, tras la caída de estos reinos ante los persas tenemos una magnífica fuente del emperador Ciro el Grande que revela la solidez del relato bíblico:

El Cilindro donde se encuentra la inscripción de Ciro

A Assur y de Susa, Agade, Esnunna, Zabban, Me-Turnu, Der, hasta la región de Gutium, los centros sagrados al otro lado del Tigris, cuyo santuarios han sido abandonados por un largo tiempo, yo devolví las imágenes de los dioses, que habían recibido aquí [en Babilonia], a sus lugares y allí los dejaré descansar eternamente. Yo reuní a todos sus habitantes y les permitirá tornar a sus hogares.

El Nuevo Testamento y la vida de Cristo

Al contrario que en los libros más antiguos de la Biblia, el problema en los evangelios es más bien encontrar información que pueda demostrarse históricamente falsa. Por supuesto, hay muchas cosas imposibles de probar (incluyendo los milagros de Cristo), pero la información que aparece relativa a los gobernantes, al Imperio Romano o Israel se ajusta con lo que sabemos del periodo.

Existen varios ejemplos que podrían darse, como el gobierno de Herodes o la rebelión judía que en aquellos tiempos hacerlo las tierras al oriente del imperio romano. Sin embargo, esto no representa ninguna sorpresa pues sabemos que los evangelios se escribieron durante la vida de Cristo o poco después de su muerte, por lo que no hay duda alguna de la historicidad de su contenido.

En cambio, con el Antiguo Testamento aún se debate el periodo de su procedencia. Muchos cristianos consideran que se escribió a medida que los acontecimientos iban sucediendo, pero lo cierto es que por lo que hemos visto todo parece indicar que se escribió en verdad en tiempos de la diáspora. Esto coincide con el desarrollo del lenguaje hebreo, el cual precisamente comenzó escribirse cuando los judíos estaban en Babilonia. Esto indicaría que los libros anteriores fueron escritos con base en una milenaria tradición oral (proveniente seguramente de los orígenes mismos de los judíos) pero, que como toda tradición oral, había ido añadiendo información, omitiendo datos, y en general modificando el relato de acuerdo con las condiciones que iban surgiendo.

Bibliografía:

  1. https://www.quora.com/Do-we-have-extra-biblical-evidence-for-the-origins-of-the-Israelites/answer/Frans-du-Plessis-1
  2. https://en.wikipedia.org/wiki/Cyrus_Cylinder#Text
  3. https://en.wikipedia.org/wiki/Jewish_diaspora#cite_note-21
  4. https://en.wikipedia.org/wiki/Historicity_of_the_Bible#Hebrew_Bible/Old_Testament
  5. https://www.christiancourier.com/articles/690-is-the-bible-historically-accurate
  6. https://www.jw.org/en/publications/magazines/g201011/egypt-in-bible-history/

Imágenes: 1: pastoralvocacionalhfic.blogspot.com, 2: diariocristianoweb.com, 3: wholeheartedmen.com, 4: unidosporlosderechoshumanos.mx, 5: comepisfam.org.mx

La Biblia y la Historia: de acuerdo con la arqueología ¿qué tan precisos son los relatos bíblicos?
13 septiembre, 2018