La asombrosa historia de un Niño Lobo rescatado en Rusia

Curiosidades, Hechos insólitos, Personas sorprendentes

Un encuentro inesperado con la sociedad

Aproximadamente hace 10 años encontraron a un infante que vivía con lobos en la estepa siberiana. El muchacho con diez años de edad fue incapaz de comunicarse y se presume que hubo de ser abandonado por sus padres, aunque fue rescatado por lobos que lo hicieron parte del grupo. Fue vuelto salvaje y adquirió un entendimiento grupal con estos caninos.

Este niño salvaje llamado Lyokha de diez años de edad, fue descubierto por policías rusos quienes lo llevaron a una clínica donde se le cortó las uñas y el cabello. Las fotos muestran que tenía prácticamente garras y sus dientes eran afilados como colmillos. Se presume que solía cazar en manada y comer la misma carne de los lobos. A su entrada al Hospital el pequeño era hostil, no decía una sola palabra y difícilmente pudo haber parecido inteligente a los oficiales y médicos.

El escape

Luego de ser atendido y ofrecerle comida y de extraerle muestras de sangre (pues se temía que fuera portador de poderosas enfermedades producto de su contacto con lo salvaje), el niño escapó del hospital y hoy, 8 años después, sigue sin ser hallado. La curiosa criatura salvaje había sido internada en la capital rusa y a pesar de la extensión de la ciudad no se pudo conocer su paradero: fue muy rápida la manera en que escapo, la verdad no duró más de 24 horas.

La guardia dio el grito de alarma porque no se sabe cuán peligroso puede llegar a ser. El sujeto incluso camina con las piernas dobladas como las patas de los cuadrúpedos y andaba por el hospital como si fuese cualquier cachorro.

Un caso típico en Rusia

Aunque este fue el último de los casos informado que se ha presentado sobre el tema, en Rusia esto es más común de lo que se piensa. Los niños son abandonados por sus padres en el bosque para que se mueran (en vez de llevarlos a un orfanato), debido al despotismo encaminado que sufrió la Rusia cuando aún estaba bajo las manos de los soviéticos.

De pronto las condiciones de vida hicieron a estos niños producto del abandono, pero una vez más se hace evidente la atención de la naturaleza a los errores humanos. Se cree por estudios psiquiátricos que estos niños abandonados sobreviven por autismo, no  hablan y no se comunican con humanos no solo porque hayan dejado de aprender una lengua, sino que las condiciones de vida no les hace necesario utilizar un lenguaje complicado, solamente uno instintivo.

Otros casos detallados y algunas fuentes sobre el tema

  • Victor de Aveyon es el caso clásico para el interesado en estos casos de “Wild Child”. Encontrado por personas a las afueras de Toulouse, en algún bosque francés en 1790, fue estudiado al detalle por el médico Jean Itard. Incluso salió una película del director francés François Truffaut , donde detalla no solamente la vida de este pequeño individuo, además da luces sobre la importancia de la sociedad para los humanos y la hipocresía en la que vivimos sin darnos cuenta.

  • La pequeña Châlons-sur-Marne, igual francesa, fue encontrada casi un siglo antes de Aveyon. Ella fue internada en un convento y aprendió hablar francés y narró muchas de las cualidades sociales que había encontrado entre grupos de animales. La niña no hablaba mucho y era usual encontrarla enferma por el contacto con los occidentales. De ella luego no se volvió a conocer nada más. Era llamada “la pequeña esquimal”.
  • En la Segunda Guerra Mundial fue evidente el caso de una niña judía que vivía en la frontera con Alemania. Ella luego de ser arrastrada por la guerra lejos de sus padres que fueron asesinados por el brutal ejercito alemán escapó a regiones aledañas y convivió con perros en un inicio y al igual que el pequeño ruso, encontró unos lobos con quienes convivió mucho tiempo. Muchas veces la niña fue de caza con ellos y vivió la mayor parte de la guerra bajo el pelaje de su manada. El día que fue encontrada le mataron los lobos que iban con ella, fue aceptada en la Resistencia Francesa, pero luego escapó hacia la región de donde provenían sus papás. La historia es triste porque nunca pudieron encontrarlos y ella se quedó abandonada en un hospicio donde murió por el excesivo contacto con humanos.
  • Hubo muchos otros casos de niños que fueron encontrados conviviendo con osos, gacelas, gallinas, perros, algunos de ellos concientemente encerrados por sus malévolos padres. Como la niña portuguesa que estuvo en el granero y conviviendo encerrada por su injusta madre. Con esto es evidente la importancia.

Lo prominente de estas situaciones es que los animales solo reciben en su manada niños. Está el famoso caso de un investigador de osos que convivió en relativa paz con estos gigantescos mamíferos por mucho tiempo. Pero debido a las condiciones de falta de alimento en que se presentaban los osos en un invierno determinado, fue vuelto comida. Lo más terrorífico es que se logró recuperar un documental que detalla como fue la convivencia con estos animales hasta su fatídico final.

Fuente de imágenes: 1 y 2: dailymail.co.uk, 3: uhu.es

La asombrosa historia de un Niño Lobo rescatado en Rusia


¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                         

Lo más reciente