La aldea perdida de Irlanda

Hechos insólitos, Lugares fantasmales

Irlanda

Irlanda, hogar de los duendes y los leprechaun, es una isla ubicada al occidente de la isla de Inglaterra. Se trata de un lugar interesante, lleno de misterios y leyendas, del que alguna vez hemos hablado en este portal (¿recuerdan “el camino de los gigantes”?).

Hoy hablaremos de una aldea perdida en Irlanda. Aunque son muchos los casos que conocemos de ciudades perdidas y de extrañas leyendas, aquí se nos presenta uno de los casos más interesantes. Pues no se trata de un rumor, una historia perdida, una leyenda urbana, no. Se trata de un pequeño poblado con abundante evidencia arqueológica y documental que hace menos de 200 años era una aldea relativamente próspera y, de pronto, desapareció.

Isla Achill

Al noroccidente de Irlanda, cerca de la costa, se encuentra la Isla Achill. De acuerdo con las evidencias, fue habitada por primera vez hace más de 5.000 años, y desde entonces ha tenido una población relativamente constante dedicada a la agricultura.

En la primera mitad del siglo XIX, cerca de la Bahía de Keem, se erigió una pequeña aldea con poco más de 40 casas (casas grandes, en las que podían habitar varias familias) y que al parecer se dedicaba al cultivo de la papa y otros tubérculos y a la crianza de cabras. Muchos viajeros europeos (una clase bastante común en aquellos años) dan fe de la existencia de la aldea, que parecía muy próspera en estos periodos iniciales.

Sin embargo,  solo 20 años después no quedaba rastro de la población que había habitado esta región… y las ruinas de sus anteriores hogares. ¿Qué había sucedido?

Muerte y hambruna

Por aquellos años ocurrió la gran hambruna de Irlanda, un episodio nefasto en la historia de aquel país al que más adelante le dedicaremos un espacio propio. Por ahora, bástenos con la idea de que hubo una terrible crisis por un hongo que contaminó los cultivos de papa, llevando a los arrendatarios campesinos a la desesperación (pues lo poco que tenían se gastaba pagando sus rentas).

La crisis estalló en 1840, el mismo año en el que la aldea parece haber sido abandonada. Sin embargo, aún no está claro si hubo una relación directa entre los dos sucesos.

Para empezar, los campesinos de esta región alejada no eran arrendatarios. Además, tuvieron la precaución de destruir sus casas antes de partir, con cuidado de dejar únicamente los cimientos. No parece haber sido obra de un grupo desesperado por el hambre.

Por ahora no hay muchas teorías más. Se habla (pero son más bien rumores) de algún ritual, de la “invasión” por vecinos hambrientos o incluso de una abducción. Por ahora, los arqueólogos que han trabajado el caso se muestran perplejos, pero esperan que posteriores excavaciones les revelen la naturaleza del abandono de la pequeña aldea.

Pero entretanto, otros comienzan a sospechar que la evidencia actual tiene demasiados vacíos y que dicho abandono jamás será explicado del todo. Hay anomalías importantes: por ejemplo, el hecho de que en la región no hubiese cultivos de trigo (asociados a la renta a pagar y por lo tanto a la hambruna), sino rebaños de cabras que bien habrían podido ser un alivio para los campesinos. O que no haya restos de huesos de las cabras, que seguramente habrían sido sacrificadas en medio de un escenario así.

Y si en efecto al final terminamos sin saber qué sucedió, la aldea de la Isla Achill vendrá a engrosar el grueso corpus de sucesos inexplicables que hacen tan, pero tan interesante nuestro mundo.

Imágenes: 1: achilltourism.com, 2: irishcentral.com

La aldea perdida de Irlanda

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                     

Bibliografía

El pensante (12 Diciembre, 2016). La aldea perdida de Irlanda. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/la-aldea-perdida-de-irlanda/