La abuela de las montañas: Yama-Uba

Lo más reciente:

El Espíritu de los Bosques

Es un ser que habita gran parte de los bosques y las montañas: su apariencia es la de una mujer anciana, de largos cabellos blancos y vestida con un kimono muy sucio. Tiene la habilidad de transformarse según la necesidad, pero su favorita es la de una mujer mayor en busca de ayuda, y mucho cuidado sí uno se llega a encontrar a alguien así, porque ella es Yama-Uba: el espíritu de los bosques.

Yama- Uba literalmente significa abuela de las montañas en japonés. Se supone que esta criatura tuvo su origen en el ubasute, una práctica en la que un familiar era abandonado en las montañas y Yama-Uba fue una de las víctimas de esta costumbre y para sobrevivir se convirtió en un ser tenebroso, con ansias de carne humana y con habilidades sobrenaturales que la ayudaron a sobrevivir.

Su aspecto inofensivo no resta nada a su letalidad, pues Yama- Uba suele ir en busca de los viajeros y los atrae a su choza en donde son devorados. La criatura también cuenta con otras habilidades, como estirar y mover su cabello a voluntad o transformarlo en serpientes, y al igual que las brujas, maneja la magia negra y las pociones,

Y si alguna de las próximas víctimas se da realmente cuenta de su identidad, se presume que existen dos formas de escapar de ella: con la primera puedes aludir a su ingenuidad, pues el espíritu cree todo lo que uno le cuente; la segunda habla sobre una misteriosa flor que si uno la encuentra destruye a Yama-Uba.

El origen de la historia: una costumbre muy triste

La historia que inspiró a esta leyenda se basa en una supuesta costumbre que existía en el antiguo Japón (ubasute) en la que un pariente enfermo o muy anciano era llevado en la lejanía para morir ya sea por la deshidratación, hambre, o la exposición, como una forma de eutanasia. Esto era debido a la escasez de alimentos causada por fenómenos como sequías. Las personas abandonadas aumentaban en épocas de guerra y, supuestamente, en muchos casos la costumbre era decretada por los señores feudales de aquellos tiempos.

Ubasute, también ha dejado su huella en el folklore japonés y en la literatura. Hay un poema que nos cuenta lo siguiente:

Un hijo lleva a su madre a una montaña en la espalda. Durante el viaje, ella extiende sus brazos, alcanzando las ramitas y partiéndolas a su paso, para que su hijo luego sea capaz de encontrar el camino a casa.

En las profundidades de las montañas,

¿A quién le pertenecía que la anciana madre rompiera

 una ramita tras otra?

Sin hacer caso de sí misma

lo hizo

por el bien de su hijo.

También hay varios libros inspirados en Ubasote como en la novela japonesa La balada de Narayama (1956) por Shichiro Fukazawa. “La novela fue la base de tres películas: La balada de Narayama (1958) del director japonés Keisuke Kinoshita, Goryeojang (1963) del director coreano Kim Ki-young, y La balada de Narayama de Shohei Imamura, que ganó la Palma de Oro en 1983.”

Bibliografía:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Ubasute.

Imágenes: wikipedia.org

La abuela de las montañas: Yama-Uba
29 octubre, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar