Kuchum, Khan de Sibir: el último rey de los tártaros

Mongoles

En el año 1206 partió de las estepas mongolas un ejército indomable. Dirigidos por el gran rey Genghis Khan y el supremo Comandante Ogodei, los mongoles realizaron en el asad una generación la práctica conquistan de todo el continente asiático, excepción hecha de las regiones tropicales del sudeste y de la Siberia helada donde sólo habitaban nómadas cazadores.

Este imperio, forjado con la espada, no sobreviviría por mucho tiempo. Pocas cosas lo mantenían unido, y tras la muerte de sus más importantes dirigentes comenzó fracturarse generando la división en cuatro grandes imperios. Hacia el oriente, en las estepas de Asia Central, se organizó la llamada Horda de Oro que gobernaría este territorio por tres siglos.

Pero poco a poco la Horda se fue desintegrando. Para finales del siglo XV la presión proveniente de los reinos europeos al occidente y el Imperio Otomano al sur había hecho que se desintegrará en varios Khanatos más pequeños.

Uno a uno, todos estos caerían ante los avances de enemigos más poderosos que ellos. Al final, sólo uno sobreviviría: el Khanato de Sibir, hogar de los últimos herederos del más grande conquistador de la historia.

Kuchum

Kuchum nació en algún momento de la primera mitad de los 1500’s, y tras enfrentarse sus hermanos consiguió ascender a la posición de Khan de Sibir. El suyo era el último de los khanatos que se habían constituido a partir de la ruptura del Khanto de la Horda de Oro (excepción hecha de Crimea, que a estas alturas ya era un protectorado otomano pero que recuperarían vehementes independencia en el siglo XVIII). Como sus antepasados, Kuchum era musulmán y estaba dispuesto a hacer lo necesario para esparcir esta religión por los territorios que gobernaba.

Pero lejos estaban los tiempos en los que los Khanes gobernaban las tierras más ricas y productivas del mundo. El Khanato de Sibir se encontraba ubicado en Siberia, en un territorio de estepas que si bien producía buenos soldados no brindaba la economía necesaria para mantener un esfuerzo de expansión constante.

Canarias: la primera conquista y el ocaso de los Guanches Los Guanches y los ConquistadoresEuropa expansionista Antes de mirar a Occidente, Europa miró...
Distopía: ¿Caeremos en un mundo dominado por los grandes poderes? El futuro de la humanidad ¿Qué tan oscuro es el mundo que nos depara el destino? En un artículo ant...
Los últimos de Chernobyl. ¿Liquidadores o liquidados? De héroes a victimas Mientras ríos de tinta corren sobre el accidente nuclear de Chernobyl que su...

Y por esta razón, los esfuerzos evangelizadores de Kuchum pronto se encontraron con un enemigo poderoso: los gobernantes del Rus.

La Conquista de Sibir            

En el año 1573 Kuchum atacó la ciudad rusa de Perm. Esta sería la gota que derramó el vaso para el Zar de Rusia Iván el Terrible, quien de inmediato comenzó organizar a las fuerzas de cosacos para que expulsaran al tártaro.

“Tártaro”, por si acaso, era el nombre que en esta región se les daba a los mongoles, que por siglos habían gobernado las tierras al oriente de Rusia.

El Khanato de Sibiraltyn-orda.kz

Fue el cosaco Yermak Timofeyevich quien dirigió la ofensiva, y por ello sería altamente premiado y reconocido en los círculos rusos. Los europeos habían subestimado en este periodo la debilidad del Khanato, y quedaron sorprendidos cuando el cosaco logró una senda victoria en el año 1582, sin embargo, esta victoria sería corta pues Kuchum lograría emboscar la práctica totalidad del ejército de este cosaco y aniquilarlo en agosto de 1584.

Sin embargo, el siguiente ejército ruso no cometería estos errores. Liderado por el cosaco Iván Glukhov conseguiría fracturar el Khanato (embebido en una guerra civil) y usando la construcción de fuertes de madera ejercer presión sobre el territorio. Kuchum lideraría varios ataques, pero iría perdiendo terreno día tras día y sería finalmente derrotado en 1598 en la Batalla de Irmen, esfuerzo final del último Rey de los Tártaros.

Obligado a huir al Oriente, Kuchum moriría en los años por venir. Había finalizado la era de los tártaros: nunca más las flechas de los arcos silbantes aterrorizarían las ciudades de Rusia.

Y había comenzado una nueva era: la era de la Conquista Rusa de Siberia.

Bibliografía:

  1. https://en.wikipedia.org/wiki/Conquest_of_the_Khanate_of_Sibir
  2. https://www.quora.com/What-are-some-small-battles-with-large-historical-impact/answer/Dima-Vorobiev
  3. https://en.wikipedia.org/wiki/Kuchum

Imágenes: 1: altyn-orda.kz, 2: wikipedia.org

Kuchum, Khan de Sibir: el último rey de los tártaros
3 diciembre, 2018