Kostnice SedlecÂ

Arte y artistas macabros, Catacumbas y cementerios, Curiosidades, Lugares peculiares

.

Arquitectura osea

Sin duda nada nos conciencia  más acerca de la muerte que los cementerios y el lugar al que hoy iremos que,  literalmente,  nos pone en verdadero contacto con ella.

Kostnice se halla en Sedlec, uno de los suburbios de la ciudad de Kutná Hora, a unos noventa kilómetros al este de la capital checa. Su historia está vinculada con el monasterio cisterciense más antiguo de las tierras checas, fundado precisamente allí en 1142.

Miloslav, poseía vastos feudos y en este año invitó a los primeros monjes cistercienses de la ciudad bávara de Waldsassen. Tras llegar a Sedlec, junto con el monasterio fundaron un cementerio. Y aquí empieza la historia del osario Kostnice, lo único que se ha conservado del monasterio hasta la actualidad.

En 1278 el abad Jindrich fue enviado por el rey bohemio con un mensaje a Jerusalén de donde trajo un puñado de tierra de Gólgota y la dispersó en el cementerio. Desde entonces, todo el mundo quería ser sepultado en Sedlec porque se creía que el alma de quien descansara en ese cementerio, estaría en el cielo en un día.

Se dejaban sepultar allí tanto los checos como gente de Polonia, Baviera o Bélgica. El cementerio experimentó un gran suministro de difuntos durante plagas de peste. Por ejemplo, en 1318, fueron sepultadas en él más de treinta mil personas.

El número de difuntos creció también durante las guerras husitas, en la primera mitad del siglo quince, cuando los husitas quemaron el monasterio y mataron a más de 500 cistercienses.

altar

Gran parte de los huesos tiene huellas de heridas. El cementerio fue enorme, se extendía en una superficie de tres hectáreas y media. Tras las guerras husitas, el cementerio quedaba pequeño, los restos mortales primero se colocaban alrededor de la capilla. Más tarde fueron trasladados a su parte inferior donde en 1511 un monje medio ciego formó con ellos seis pirámides.

Imagen vía

La capilla gótica se conoce desde entonces como Kostnice. Desde su construcción a finales del siglo catorce sufre defectos estáticos inclinándose, tal como la Torre de Pisa, hacia un lado. Contiene unos cuarenta mil restos humanos, lo que supera varias veces el número de habitantes de Kutná Hora.

imagen caliz

Caliz en detalle

Se trata prácticamente de dos capillas. La inferior simboliza la tumba y la capilla superior es clara y aireada y  representa el imperio de la luz eterna.

Pero sin lugar a dudas lo más interesante es la decoración ósea, la capilla inferior ofrece como bienvenida dos cálices y una cruz, hechos, por supuesto, de huesos.  “En cada rincón de Kostnice hay una pirámide decorada con las coronas de la gloria y los huesos esperan el momento de la Resurrección.

Entre 1703 y 1710 una nueva entrada fue construida para apoyar la pared delantera, que se inclinaba hacia el exterior, y la capilla superior fue reconstruida. Este trabajo, en el estilo checo Barroco, fue diseñado por Jan Santini Aichel.

En 1870, František Rint, un tallista de madera, fue contratado por la familia Schwarzenberg para poner los montones de huesos en orden. Los macabros resultados de su trabajo hablan por sí solos. Una enorme lámpara de araña, que contiene al menos una unidad de cada hueso que forma el cuerpo humano, cuelga del centro del nave junto a las guirnaldas de cráneos que cubren las bóvedas. En el escaparate están expuestos los cráneos de los luchadores caídos durante las guerras husitas con huellas visibles de sus heridas.

araña central

Otros trabajos incluyen custodias flanqueando el altar, un gran escudo de armas de los Schwarzenberg, y la firma del maestro Rint, también hecha de huesos y situada en la pared junto a la entrada.

En la actualidad no se celebran ceremonias religiosas en la capilla puesto que la última que se realizó estuvo involucrada en un escándalo por cuanto algunos de los asistentes tomaron fotografias que al ubicar al sacerdote delante de los altares con huesos y otras cosas fueron asociados con sectas satánicas.

La verdad sea dicha al estar frente a un lugar como este solamente el simbolo de la entrada nos presagia lo que encontraremos dentro por cuanto su fachada no dista de las magnificas arquitecturas que encontramos en todos nuestros recorridos por Europa, un sitio digno de visitar para los amantes de la belleza real en perfecta simbiosis con la oscuridad.

Imagen Purplecloud

Posteado Galilea. Tejiendo el mundo

Fuentes

www.radio.cz

//es.wikipedia.org/

Más encuentros con la muerte

Kostnice SedlecÂ

¿Conoces acerca de...?