Khajuraho, la región de los templos eróticos

Arqueología, Civilizaciones

 

Las particularidades de Khajuraho

En el estado indio de Madhya Pradesh se encuentra una de las regiones más particulares del mundo. Llamado Khajuraho, hizo parte de los dominios del Rajput Chandela por siglos, y fueron estos gobernantes los que erigieron los templos. Más de 85 originalmente, en la actualidad sobreviven alrededor de 25, famosos por sus esculturas eróticas.

Los templos se erigieron entre los años 900 d. C. y 1130 d. C., y se calcula que cada gobernante erigió al menos un templo durante su vida. Muchos de ellos consideraban que la construcción de los templos era parte importante de sus deberes religiosos y se mostraban muy proclives a la monumentalidad, por lo que los templos se volvieron cada vez más populares. Esparcidos por una zona de poco más de 15 kilómetros cuadrados, estos templos representan la vida de los siglos X a XII en esta región de la India.

Pero más que la vida, los templos representan la sexualidad de la mujer hindú. En sus paredes aparecen, tallados en roca, innumerables representaciones de la cotidianidad de mujeres voluptuosas que realizan actos de toda índole, desde mantener relaciones en diversas posturas hasta acicalarse, maquillarse, bañarse o peinar y adornar su cabello. Debido a estas esculturas (y principalmente a las que simbolizan el acto sexual) Khajuraho vino a denominarse la región de los templos eróticos.

Apología de la sexualidad hindú

Lo más interesante, por supuesto, es la imagen de poligamia que estos templos revelan de los tiempos de la dinastía Chandela, en donde aparecen personas de todas las clases realizando innumerable cantidad de actos sexuales. Estas esculturas se consideran un tributo a la vida misma e involucran todo lo que es sublime y espontáneo con respecto a ella; se sabe que durante este periodo de la historia los hindúes consideraban que esculturas eróticas traían buenas energías y mantenían la seguridad en la región. También se sabe que se usaban como herramientas pedagógicas para los jóvenes religiosos que habrían de abrazar el celibato, pues servían para advertirles de las tentaciones que tendrían que resistir a lo largo de su arduo camino.

El templo más reconocido de la región se denomina Kandariya Mahadeva, y queda en la región occidental (que también es la más famosa). Edificado en honor a Lord Shiva, el templo está adornado con esculturas magníficas y las más finas artesanías de todo Khajuraho. Es el único templo que presenta una arquitectura diferente, pero aun así abunda en imágenes eróticas.

De los templos supervivientes, 6 se le dedican a Vishnú, uno a Ganesha, uno al dios Sol y tres a Jain Tirthanks. Los restantes están en un estado demasiado deplorable para determinar la deidad a la que fueron dedicados. El arte expuesto en ellos resalta los 4 objetivos implícitos del hinduismo: Dharma (o equilibrio personal), Kama (o pasión), Artha (o propósito de vida) y Moksha (o liberación).

Los templos permanecieron en uso hasta la conquista de la región por parte del sultanato de Delhi, con lo que comenzaron a olvidarse las tradiciones religiosas que allí se cumplían. Descritos por algunos viajeros hasta el siglo XV, fueron consumidos por la selva hasta su posterior descubrimiento en el siglo XX. Su lejanía los salvó de la mano del sultanato, de los saqueadores y de los curiosos y permitió que sobrevivieran hasta nuestros días.

Sin lugar a dudas, estamos ante una de las representaciones de lo divino más interesantes alrededor del mundo. Es algo fascinante como la milenaria tradición hindú presenta un acto repudiado por la tradición occidental y del medio oriente como algo natural, religioso y sagrado, y nos recuerda que el contacto con lo divino puede darse en los lugares más inesperados. Y tú, ¿qué opinas de las esculturas de los templos de Khajuraho?

Fuente de imágenes: 1: upload.wikimedia.org; 2: s-media-cache-ak0.pinimg.com; 3: yampu.com; 4: contemporarynomad.com.

Khajuraho, la región de los templos eróticos

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: