Jaxon Buell, el niño que nació sin cerebro

Medicina Plagas y Enfermedades, Rarezas

Un caso médico sin esperanza

Cuando Britanny Buell tenía 23 semanas de embarazo se enteró de algo terrible. En el momento en que los doctores comenzaron a realizar la ecografía y se fijaron en la cabeza, su silencio les indicó a ella y su esposo Brandon que algo iba muy mal.

Al día siguiente los llamaron a darles la noticia. Su hijo sufría de una rara dolencia conocida como “anencefalia”, consistente en una malformación que impedía el cierre de la parte superior del “tubo neuronal”. Eso llevaría a que el niño no desarrollara importantes regiones de su cráneo y su cerebro.

Pese a la recomendación de los médicos – el aborto – la pareja de cristianos decidió tener a su hijo. De acuerdo con Brandon se les indicó que el niño no tenía por qué sufrir por su dolencia y que tampoco representaba un peligro para Britanny, lo que inmediatamente justificó su decisión.

Un caso contra todas las expectativas.

La gran mayoría de los pequeños que nacen con este problema mueren apenas unos días después del parto. Sin embargo Jaxon (quien fue bautizado como “Jaxon Strong” – Jaxon el fuerte) lleva ya un año completo con sus padres. Su condición no le ha impedido llenar de alegría el hogar de sus padres.

Sin embargo muchos son los que cuestionan la decisión de la pareja pues es prácticamente imposible que una persona con esta dolencia pueda tener una vida normal. ¿Es egoísta traer un niño al mundo sabiendo esto? Algunos consideran que sí, otros que es una prueba de amor.

En todo caso, pese a su fuerza y tenacidad las cosas no pintan bien para Jaxon. El tiempo ha mostrado que es difícil que sobreviva y sus dolencias tienden a aumentar al paso de los días: recientemente se le diagnosticó un problema gastrointestinal y muestra cada vez más problemas para dormir. Sus padres saben que cada día con él podría ser el último.

Fuente de imagen: media2.wptv.com

Jaxon Buell, el niño que nació sin cerebro

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: