Ingenieros chinos desarrollan un mecanismo mucho más barato para obtener elemento clave para los carros eléctricos

Lo más reciente:

EV1, el primer carro eléctrico del periodo reciente

Autos eléctricos

La muerte del primer auto eléctrico comercial de la historia reciente: el EV1 de General Motors, dio pie a todo tipo de teorías de la conspiración asociadas a la alianza entre petroleras y fabricantes de automóviles para impedir a toda costa el surgimiento de alternativas a la gasolina.

Han pasado casi dos décadas desde entonces y no cabe duda de que si esta conspiración en verdad existió entonces es una de las conspiraciones más fracasadas de todos los tiempos.

Las petroleras podrían tener control sobre los fabricantes de autos, pero su influencia en el sector de la tecnología y las comunicaciones era muy limitada. Por esta razón no pudieron hacer nada para evitar el desarrollo de las baterías de litio, que abrirían la puerta a la aparición de los primeros vehículos eléctricos comerciales en ser exitosos, a finales de la década pasada.

Pero si esto no era suficiente resultó que el país que se perfila como la próxima gran potencia tiene un interés fundamental en el desarrollo de la movilidad eléctrica. China no sólo carece de reservas petroleras, sino que está desesperada por romper el monopolio en el mercado mundial de automóviles que actualmente tienen Europa, Estados Unidos, Japón y Corea. Los carros eléctricos no sólo le permitirían reducir sus importaciones de petróleo sino que también le permiten entrar como jugadora a un sector que no está tan desarrollado y en el que será más fácil alcanzar a la competencia.

Además, claro, de reducir la polución en las ciudades que se ha mostrado como un problema permanente para el país.

Por este motivo los autos eléctricos han tomado un impulso gigante en el país asiático, el cual por sí solo responde por la mitad de demanda mundial de estos vehículos. Y por esta razón son los chinos quienes dirigen la vanguardia de la tecnología y quienes están más comprometidos con hacer de los carros eléctricos una alternativa económica para los consumidores en todo el mundo.

Litio

La tecnología que hizo posible el advenimiento de la movilidad eléctrica son las baterías de iones de litio. El problema es que aún son costosas, y que las reservas de litio a nivel mundial no son tan grandes.

En la actualidad, la mayor parte de litio del mundo se extrae de América del Sur, específicamente que las regiones desérticas de Argentina, Chile y Bolivia. El material, aunque ha bajado de precio, sigue siendo costoso y esta es parte de la razón por la que las baterías no han bajado de precio tan rápido como nos gustaría.

Mina de Litio

Una de las razones del alto precio de litio es su costo de extracción. La mayor parte de litio se extrae de minas de sal, y sacarlo de la tierra es relativamente fácil bombeando agua, pero separarlo de otras sales que también se encuentran en estas reservas es mucho más costoso. En particular, el magnesio suele encontrarse en estas mismas salinas y comparte muchas de las propiedades del litio, por lo que separarlos puede ser muy difícil.

Por esta razón, el anuncio de un grupo ingenieros chinos que encontraron un mecanismo mucho más barato para realizar esta extracción es tremendamente relevante para el desarrollo de la industria de los carros eléctricos.

Extracción de litio

El mecanismo usa complejos sistemas químicos y de membranas para evitar que el magnesio termine contaminando el producto final. La diferencia es que el costo por tonelada procesada de litio apenas si supera los 2.000 dólares con este nuevo mecanismo. Si bien los costos actuales se mantienen en secreto por parte de las empresas, ya son varias las que han anunciado que este mecanismo reduciría significativamente sus costos y, si tenemos en cuenta que el costo de litio supera los 17.000 dólares por tonelada muy seguramente estemos ante un avance importante en la industria.

Si bien China tiene grandes reservas de litio en la meseta del Tíbet para el país ha sido difícil extraerlas pues encuentran a una altura tal que los niveles de oxígeno no dan para mantener la salud de los trabajadores. Por esta razón el país ha comprado centenares de minas en todo el mundo (en especial en Australia y Sudamérica) en donde comenzará implementar la nueva tecnología próximamente.

Este avance podría facilitar la extracción de litio en nuevas minas hasta ahora ignoradas por los altos niveles de contaminación con otros materiales y presionar así el precio del material a la baja. Pocas cosas serían mejor recibidas por los fabricantes de autos eléctricos, que tendrían una manera de reducir sus costos para que su producto llegue a más y más personas.

Y por supuesto, el asunto beneficia a China que ratifica así su liderazgo en la tecnología y se perfila como uno de los próximos grandes fabricantes de carros, en este caso en el segmento de la movilidad eléctrica.

El petróleo no dejará de usarse, pues sigue siendo requerido por ahora para el transporte de carga y el transporte aéreo, pero podría pronto perder liderazgo en el sector de la movilidad terrestre de pasajeros.

Bibliografía:

  1. https://www.scmp.com/news/china/science/article/3010200/china-cracks-cheap-lithium-production-electric-car-breakthrough?utm_source=quora&utm_medium=referral

Imágenes: 1: wikipedia.org, 2: bloomberg.com, 3: electrek.co

Ingenieros chinos desarrollan un mecanismo mucho más barato para obtener elemento clave para los carros eléctricos
21 mayo, 2019
Se habla de:                 


Ver más Artículo al azar