Indrid Cold, o la leyenda del Hombre Sonriente:

Extraterrestres

Un alienígena sonriente

Indrid Cold fue visto por primera vez en Nueva Jersey el 16 de octubre de 1966 por dos jóvenes – Martin Munov y James Yanchitis – que se encontraban caminando por la cuarta avenida. Mientras conversaban, se fijaron en una figura surreal de pie, junto a una cerca, que más adelante detallaron como un hombre alto, calvo y vestido con un traje metálico de color verde brillante. Sin embargo, lo que más sorprendió a los dos jóvenes fue la sonrisa (aparentemente forzada) que no se quitaba del rostro del sujeto, mientras los miraba fijamente. Perturbados, los dos jóvenes decidieron seguir adelante rápidamente, pero el sujeto los siguió por un corto tramo antes de que lo perdieran de vista. Jamás quitó de su rostro la perturbadora sonrisa.

El segundo avistamiento ocurrió menos de un mes después, el 2 de noviembre del mismo año en Parkersbourg (Virginia occidental). Woodrow Derenberger, un conductor de camiones, se encontraba de camino a casa cuando sintió el sonido de un accidente. Al detenerse, vio acercarse un vehículo imposible que de acuerdo con el testigo tenía aspecto de “lámpara de queroseno”. Del vehículo se bajó el mismo personaje, quien se presentó como Indrid Cold, afirmó que no buscaba hacerle daño y que solo quería aprender un poco más sobre la humanidad. De nuevo, su sonrisa jamás se borró de su rostro. En este caso, el hombre afirmó que era del planeta Lanulo, en la galaxia de Ganimedes.

Un tercer avistamiento (aunque debatido) indica episodios de apariciones en un hogar de Virginia Occidental. De nuevo, el hombre, vestido de verde, se caracterizaba por su sonrisa, cuya persistencia la hacía horripilante.

¿Una raza de visitantes?

La principal explicación al fenómeno habla de la presencia de uno o varios extraterrestres en la tierra, quienes habrían interactuado con algunas personas por curiosidad o, quizás, con un objetivo desconocido para nosotros. El relato ha sido por décadas uno de los favoritos de los seguidores de las teorías de ovnis. El tercer avistamiento, aunque no concuerda con los otros dos, suele verse como una casualidad: el fantasma (o la ilusión) que atormentaba la niña habría tenido la misma sonrisa, pero no por eso tiene que ser la misma persona.

¿Crees que Indrid Cold era un extraterrestre? ¿O se trataba más bien de una broma muy bien organizada?

Fuente de imagen: lh4.googleusercontent.com

Indrid Cold, o la leyenda del Hombre Sonriente:

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                     

Bibliografía

El pensante (22 junio, 2015). Indrid Cold, o la leyenda del Hombre Sonriente:. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/indrid-cold-o-la-leyenda-del-hombre-sonriente/