Historia no contada de los bodegones

Lo más reciente:

Bodegones, un privilegio

Hoy vamos hablar de la importancia del bodegón en el siglo XVII.

El bodegón es un género pictórico caracterizado por la pintura de, bueno, de bodegones, es decir, de recipientes con diferentes alimentos (principalmente frutas). Tres siglos atrás, una pintura con este tipo de temática era un lujo pues representaba lo que había en las alacenas de las personas: en aquellos tiempos no todos tenían acceso a frutas y muchos jamás habían visto uvas o un melón. A este tipo de composiciones, aparte de la fruta, se le podían añadir flores o jarras.

La religión protestante fue clave fundamental para el desarrollo del bodegón, pues las obras con temática religiosa pasaron a un segundo plano y varios artistas de los Países Bajos empezaron a pintar escenas de la vida cotidiana, retratos, paisajes, vistas de ciudades y, por supuesto, naturalezas muertas.

En Alemania y Países Bajos (países protestantes) donde el mecenazgo por los bodegones entró en furor, los lores y señores de la nobleza buscaban que sus pinturas representaran las riquezas y privilegios con los que contaban. En cambio, en los países con herencia católica como Italia y España el bodegón incluía un contenido religioso, aludiendo directamente a la caducidad de la vida y de las riquezas terrenales.

Precedentes de los bodegones en la antigüedad

En el antiguo Egipto adornaban las tumbas con imágenes de frutas o alimentos, ya que creían que esa representación pictórica se haría realidad en el más allá. Así mismo, en Roma se han encontrado mosaicos con un recipiente de cristal con frutas. Estos mosaicos, llamados emblemas, se hallaron en Pompeya, en Herculano y en la Villa Boscoerale (entre otros) en las casas de ciudadanos opulentos, y demuestran la variedad de comida que saboreaban los patricios del Imperio.

Una forma de experimentar nuevas técnicas

En últimas, los artistas tenían una libertad total para escoger los objetos que quisieran. Por esta razón, estas obras se convirtieron en un magnífico medio de experimentación técnica en el que hacer estudios de color o practicar las calidades. Dado el éxito experimentado, el bodegón pronto llegó a Italia y de allí pasó a España. Es seguramente uno de los fenómenos artísticos más relevantes del paso del Renacimiento al Barroco.

El bodegón en el siglo XX

Durante todo el inicio del siglo XX, los bodegones han experimentado muchos cambios. En pleno apogeo de las vanguardias y ensayos los cubistas

utilizaron muy frecuentemente este género, ya que los objetos inanimados son la mejor referencia posible para ensayar la descomposición de las formas que proponían. Pintores como Picasso o Braque practicaron el bodegón en diversas formas incluyendo el collage, en el que no sólo representaban objetos, sino que los incorporaban físicamente a la obra.

Warhol fue uno de los exponentes que más se destacó al usar la técnica del bodegón, el artista creía que en el arte se debía plasmar el mundo real, la sociedad que se encuentra alrededor del artista. Por eso elevó a obra de arte objetos de la vida cotidiana, que cuentan la historia de la vida contemporánea mejor que obras de arte más «refinadas». Quizás la más emblemática de sus obras es la sopa Campbell, pero también retrató botellas de Coca Cola, o cajas de detergente.

Bibliografía:

  1. http://www.thelightingmind.com/historia-del-bodegon/
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/Bodeg%C3%B3n

Imágenes: 1: pinterest.com, 2: olx.com

Historia no contada de los bodegones
26 enero, 2020
Se habla de:         


Ver más Artículo al azar