Historia de la Pizza


Lo más reciente:

Focaccia, el pan plano de los romanos

Pizza

Hoy por hoy, la Pizza es uno de los alimentos más populares en el mundo, y ha servido para expandir la cultura italiana a todos los confines de la Tierra. Popularizada en el siglo XIX por los inmigrantes italianos en Argentina y los Estados Unidos, la Pizza se convirtió pronto en un plato que no podía faltar en ningún barrio que se considerara importante.

Como muchas de las delicias que consumimos en la actualidad, la Pizza tiene sus orígenes en Italia. En este artículo hablaremos de sus orígenes y su desarrollo, desde los tiempos de los romanos hasta su constitución en su versión “moderna” el siglo pasado.

El focacius romano

La historia del pan, o de la masa de trigo con levadura que compone la base de la pizza, es extremadamente antigua. Se calcula que ya en el año 5.000 a.C. el pan se estaba horneando en Francia, y es posible que en zonas del Levante, donde la agricultura había existido por mucho más tiempo, este proceso comenzara mucho antes.

Pero bueno, en cualquier caso, el punto es que la idea de tomar un pan más bien plano y ponerle cosas encima no es nada bueno. Ya en tiempos de la antigüedad clásica los soldados de Darío (Emperador de Persia) comían panes con queso y dátiles como parte de su dotación, y los romanos hablaban de que los troyanos, mil años antes, habían consumido pan con verduras cocidas sobre él.

En tiempos romanos, a este pan plano se le llamaba el focaccia o panis focacius, y se solía condimentar con queso y un toque de aceite de oliva. Para algunos historiadores, este puede considerarse el comienzo de la Pizza, y desde este momento nació la tradición que adornaría cada esquina dos milenios después. Pero si aceptamos esto, bueno, nos quedamos sin tema. Entonces, prosigamos:

Pizza: origen de la palabra

Sin embargo, pasaría casi un milenio desde que el panis focacius se popularizara entre los romanos hasta que alguien saliera con el término pizza.

La primera vez que esta palabra está documentada es en el año 997 de nuestra era, en la región de Gaeta en Italia Central. Sin embargo, no estamos seguros de a qué se refería la palabra, y es posible que no tuviera mucho que ver con lo que actualmente llamamos una Pizza. En cualquier caso, lo cierto es que la tradición de los panes planos con “decoración” continuó por siglos en Italia (como lo había  hecho bajo dominio de los romanos) y se había consolidado en Nápoles hacia el siglo XVI, donde un pan plano sin acompañantes era conocido como “Pizza” y vendido en las calles a las personas de menores recursos.

Curiosamente, en este periodo había otros platos, más parecidos a nuestra pizza actual, pero se llamaban diferente.

El Tomate

Claro, faltaba uno de los elementos más importantes de cualquier pizza: el tomate. En la actualidad, una cobertura con salsa o pasta de tomate es la característica definitoria de la pizza, junto con la base de masa y la cubierta de queso. Son, en esencia, estos los elementos “básicos” de cualquier pizza en la actualidad.

Una de las pizzerías más antiguas que aun se encuentra en funcionamiento

Y el tomate, por muchos años, fue considerado venenoso en Europa, y tomaría varios siglos convencer a los europeos de que esta fruta roja, al contrario que otros miembros de su familia, resulta perfectamente segura para el consumo humano.

Por esta razón, aún cuando el tomate se conocía en Italia desde el Siglo XVI, no fue hasta el siglo XVIII que comenzó a usarse de manera común como adición al pan plano tradicional. Fue en este momento, en algún rincón desconocido de un hogar (probablemente de clase baja), que nació la Pizza moderna, realmente como la conocemos.

Vendedor de pizza italiano en el Siglo XIX

Y para principios del siglo XIX ya se encontraba Italia llena de pequeños restaurantes llamados “Pizzerias”: para 1807, el Archivo Estatal de Nápoles revela la existencia de 54 de estos establecimientos, los cuales comenzaron la tradición gastronómica que hoy está presente en casi todo el mundo.

Expansión por el mundo

A partir de este momento, la Pizza se volvió un plato célebre en Italia, pero faltaba que se expandiera por el mundo. Y esto ocurrió en varios momentos.

En Estados Unidos, inmigrantes italianos comenzaron a popularizar el alimento. Hacia finales del siglo XIX, era común que vendedores italianos marcharan por las calles con pizzas sobre sus cabezas ofreciendo las porciones a dos centavos. No pasaría mucho tiempo antes de que el plato comenzara a aparecer en todas las tiendas, cafés y restaurantes que servían a la población italiana.

En 1905 abrió la pizzeria “Lombardi” en Nueva York, la primera del país (aunque algunos argumentan que hubo pizzerías anteriores en Boston), y el plato se popularizó en el país.

Y para la Segunda Guerra Mundial, soldados franceses y británicos estacionados en Italia se enamorarían del plato y lo llevarían a sus respectivos países. Y así, habiendo conquistado Europa y Estados Unidos, el plato pronto se convirtió en un favorito del mundo entero.

Bibliografía:

  1. https://www.historytoday.com/archive/historians-cookbook/history-pizza
  2. https://en.wikipedia.org/wiki/History_of_pizza

Imágenes: 1: breadanddreams.in, 2: wikipedia.org, 3: allposters.es

Historia de la Pizza
7 julio, 2019
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar