“Güevedoces”: las niñas de República Dominicana que se vuelven niños a los 12 años

Lo más reciente:

Hormonas

No, este artículo no trata de personas transgénero. La transformación de los niños de Dominicana no se debe a razones psicológicas sino hormonales: su cambio ocurre sin la mediación de nadie. Pero, ¿cómo es eso posible?

Bueno, hablemos un poco del cuerpo. Resulta que en nuestro desarrollo tanto los hombres como las mujeres comenzamos con órganos semejantes y es el impacto de ciertas hormonas el que hace que el “tubérculo” (como se le llama al órgano) se convierta en un pene o en un clítoris. Esto quiere decir que en teoría una dosis hormonal podría modificar estructuras que ya existen.

Ahora, algunos cambios son irreversibles, pero estos cambios irreversibles suelen ocurrir durante la pubertad. Los órganos sexuales de los niños, aún no desarrollados, son muchísimo más maleables.

Y es esto lo que ocurre con los llamados “güevedoces”: son niños que nacen con una vagina y a los que se les desarrolla el pene cuando cumplen 12 años aproximadamente. Pasan en la adolescencia un proceso fisiológico que la mayor parte de los hombres viven cuando son fetos. Pero el resultado final es prácticamente el mismo.

Testosterona

El proceso es simple: el “tubérculo” recibe testosterona durante la gestación y se convierte en un pene o recibe dihydrotestosterona y se convierte en un clítoris.

Los güevedoces parecen tener deficiencia de una enzima: 5-alfa reductasa, lo que lleva a que sus niveles de testosterona en la gestación y la infancia sean muy bajos. Por esta razón se desarrollan como niñas en la primera infancia. Pero una vez llegan a la adolescencia comienzan a producir testosterona de nuevo y esta vez sí es absorbida por el cuerpo, creando sus órganos sexuales e incrementando su masa muscular.

Lo interesante del asunto es que casi todos los hombres hacen la transición sin mayores problemas: pese a haber sido criados como niñas, se vuelven varones y en la mayor parte de los casos heterosexuales. Unos pocos, sin embargo, optan por hacerse cirugía de cambio de sexo, pues les resulta extraño cambiar de género a los 12 años.

Así se ve el cambio fisiológico de estos niños

“Cerebro de hombre”

El asunto de los güevedoces ha sido extremadamente interesante para la psicología porque parece indicar que aunque un niño tenga el cuerpo de una niña seguirá interesado en las niñas. Esto significa que las hormonas en el útero influyen mucho más que la educación en la orientación sexual.

Pero más importante aún: la mayor parte de los güevedoces realizan su cambio de género sin tener ningún tipo de problemas ni sentirse “fuera de su cuerpo”. Les resulta natural tener un cuerpo masculino y adoptarse a los roles masculinos sociales que han aprendido en su infancia, lo que parece indicar que su cerebro ya estaba “preparado” para aceptar este cuerpo, por así decirlo. Esto podría significar que existen diferencias fundamentales entre los cerebros de hombres y mujeres (que aún no han sido detectadas), lo que a su vez indica que el transgenerismo podría no ser un desorden, sino literalmente un “hombre que nació en el cuerpo de la mujer” o viceversa.

Y curiosamente la doctora que descubrió las causas de este peculiar trastorno, Julianne Imperato-McGinley, encontró que estas personas tenían una próstata muy pequeña y utilizó este conocimiento para proponer nuevos medicamentos para las enfermedades asociadas a la próstata.

Bibliografía:

  1. http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/09/150921_republica_dominicana_guevedoces_genetica_ac_lav
  2. http://www.actitudfem.com/entorno/noticias/actualidad/que-son-los-guevedoces

Imágenes: 1: mind-blowingfacts.com, 2: unbelievable-facts.com

“Güevedoces”: las niñas de República Dominicana que se vuelven niños a los 12 años
21 marzo, 2018
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar