Gravity Jet Suit: el “Traje de Iron Man” de la vida real


Lo más reciente:

Iron Man

En el año 2008 salió a cartelera Iron Man, la película de Marvel que sembró el comienzo del MCU (el Universo Cinemático de Marvel, por sus siglas en inglés) y se convirtió en la base de una de las franquicias del cine más exitosas de todos los tiempos.

Pero además de impulsar este Universo, y de entretener a bastantes personas, Iron Man también sembró un sueño específico en la mente de muchos de los que fueron a ver la película: tener un traje como el de él, capaz de permitirles volar con libertad, de protegerlos de cualquier impacto y de usarlo como arma.

Y bueno, pronto muchas voces comenzaron a clamar que no, que tal cosa era imposible. En parte tienen razón, pues en varias ocasiones vemos al traje de Tony Stark realizar acciones que violan las leyes de la física. Pero en sí mismo, el concepto de un traje volador, aunque futurista, no es inherentemente inviable.

Y fue así como un hombre llamado Richard Browning comenzó a realizar esfuerzo para fabricar el trae soñado: puede que no proteja contra armas, ni tenga misiles, pero al menos va a permitirnos volar. Y hoy por hoy, su invención, llamada el Gravity Jet Suit, está casi lista.

Gravity Jet Suit

Browning, quien hizo parte de los Marines Reales Británicos (un escuadrón de élite del ejército británico), fue uno de los muchos que encontró en Iron Man una inspiración. Pero el hombre decidió poner en acción sus ideas, y comenzar a evaluar la posibilidad real de crear un traje que le permitiera volar.

Su Gravity Jet Suit, fabricado por la empresa Gravity que él mismo fundó, consta de tres pequeñas turbinas, dos de las cuales van en los brazos y una en la espalda. Algunas versiones tienen 5, en lugar de 3, pero lo importante es mantener el balance y garantizar que el traje mantenga el equilibrio aún si la persona pierde el control.

En la actualidad, Browning está comenzando a promocionar su traje (que tiene un costo de apenas 440.000 dólares), razón por la cual ha permitido a varios periodistas probarlo. Y de esta manera, tenemos hoy por primera vez un testimonio de qué se siente volar un traje de estos.

Volando como Iron Man

Por supuesto, las pruebas las realizan personas que nunca han usado un traje de este tipo, por lo que es forzoso comenzar con algo más bien sencillo.

Ray Parisi (periodista), quien ya tuvo la oportunidad de ponerse en traje, afirma que el mismo queda tremendamente apretado, presionado firmemente contra el cuerpo de la persona para garantizar que pueda controlar con eficacia las turbinas. Posteriormente comienza la primera prueba, que es mantener el equilibrio a unos centímetros sobre el suelo. Una vez la persona puede hacer esto, se puede comenzar a pensar en un vuelo más largo.

Lamentablemente, lo que sí no existe actualmente es una tecnología que nos permita obtener suficiente energía para mover un traje de estos por mucho tiempo (el reactor de arco de Tony Stark es ciencia ficción), por lo que estamos limitados al relativamente poco denso combustible de aviones, y el traje está limitado a vuelos de 5 minutos.

Hasta el momento, Brownings asegura que ha vendido dos de sus trajes. Varios más están a la espera de comprador.

Bibiograía:

  1. https://www.cnbc.com/2018/10/22/i-got-to-test-drive-a-440000-flying-gravity-jet-suit.html
  2. https://en.wikipedia.org/wiki/Richard_Browning_(inventor)#Daedalus_Mk._1_suit

Imágenes: 1: ted.com, 2: time.com

Gravity Jet Suit: el “Traje de Iron Man” de la vida real
27 agosto, 2019

Ver más Artículo al azar