Grandes Inventores: Nikola Tesla


Lo más reciente:

Electricidad

Desde tiempos antiguos los seres humanos hemos sido testigos del poder de las tormentas eléctricas y la destrucción que pueden causar. No es casualidad que el rayo fuese uno de los dioses más poderosos de antaño, en muchas sociedades (era, a fin de cuentas, el Rey del Panteón Griego) y que su poder y fiereza fuesen temidos en prácticamente todo el mundo.

No sería hasta finales del siglo XVIII que comenzásemos finalmente a entender un poco mejor la electricidad, y no fue hasta el siglo XIX que logramos cosecharla, generarla y usarla para nuestros objetivos. De todas las hazañas de la humanidad, ha sido quizás la conquista del rayo la que más lejos nos ha llevado, permitiendo dar energía a nuestras industrias, iluminar nuestras ciudades y desarrollar la electrónica, sin lugar a dudas la ciencia reina de la actualidad.

Y dentro de las mentes que hicieron posible esta revolución, ninguna ha sido más conocida y, a la vez, más olvidada que Nikola Tesla. El ingeniero de origen croata (en aquel entonces nacido en el Imperio Austro-Húngaro) es célebre no solo por sus invenciones, sino por su carácter desinteresado, su desprecio por el lujo y la comodidad… y su amor por las palomas, a quienes consideraba sus únicas verdaderas amigas.

Tesla soñó con un futuro diferente, y quería llevar la electricidad a todo el mundo. Su sueño no se cumplió, pero su figura sigue iluminando la sociedad presente. En este artículo hablaremos de quién fue realmente, qué logró, y en qué falló.

Los orígenes

Nikola Tesla nació en lo que hoy es Croacia el 10 de julio de 1856. Hijo de una pareja ortodoxa, el joven creció entre las enseñanzas de su padre (sacerdote ortodoxo) y el amor de su madre por la fabricación de objetos mecánicos de todo tipo. Ya en el colegio comenzó a mostrar fascinación por el fenómeno de la electricidad, el cual era en aquel entonces poco comprendido, y tomó la decisión de dedicar su vida a trabajarlo.

En 1873, Tesla regresó a su ciudad natal, Smiljan, donde contrajo cólera y pasó 9 meses en cama, cerca de la muerte en diversas ocasiones. Su padre, presa de la angustia, prometió que si sobrevivía lo enviaría a la mejor escuela de Ingeniería que pudiese encontrar, y esto terminó marcando el futuro del joven.

Como muchos genios, Tesla tenía problemas para enfrentarse al “mundo real”, por así decirlo. Tras escapar a las montañas para huir del Servicio Militar Austríaco, entró al Politécnico de Austria en Graz en donde obtuvo repetidamente las mejores calificaciones y pronto se convirtió en una estrella. Su padre demeritaba sus logros, algo que siempre le molestó, pero luego de su muerte (en 1879) Tesla se enteraría que esto se debía a que había recibido cartas indicando que su hijo podría morir por trabajar más de la cuenta si no se cuidaba.

Pese a sus éxitos académicos, Tesla era un adicto al juego y carecía de disciplina, y terminó perdiendo la fortuna familiar y saliendo de la Universidad. Eventualmente recuperaría su fortuna (también mediante el juego), pero nunca se graduaría de la Universidad.

Pero esto no importaría mucho en su carrera.

Thomas Edison

Electricista jefe y la Continental

Su primer trabajo fue en 1881 como asistente en una empresa de telégrafos de Budapest que tenía serios problemas, los cuales solucionó en pocas semanas. Como resultado fue reconocido y ascendido a electricista jefe, puesto en el que consiguió grandes éxitos gestionando la empresa.

En 1882 comenzaría a trabajar bajo la Continental Edison Company, bajo dirección del célebre (y odiado) Thomas Edison. Una vez más, fue reconocido por sus habilidades y en 1884 su jefe solicitó que viajara con él a Estados Unidos, donde necesitaban su apoyo. Y fue así como llegó al continente americano.

Sin embargo, su carrera por la empresa de Edison sería corta. De acuerdo con el relato oficial, Tesla desarrolló considerables avances para la compañía bajo la promesa de un bono que nunca se pagó. Edison, tras recibir el trabajo, indicó que había sido simplemente un chiste. Tesla creó entonces una empresa para fabricar luces especiales, pero terminaría perdiendo control de la misma y quedando prácticamente en bancarrota. En 1886 tuvo que trabajar en diversas ocasiones por un salario mínimo haciendo arreglos básicos, pues estaba arruinado.

La Tesla Electric Company y la “guerra de la electricidad”

Por fin, Tesla consiguió un par de inversores para realizar una nueva compañía, y desarrolló en ésta el famoso motor de Corriente Alterna o AC. Este motor, aunque una maravilla de ingeniería para la época, no despertó tanto interés porque sólo podía girar a una velocidad continua, lo que lo hacía inútil para transportar cosas. Como resultado, se usaban principalmente motores DC para esto. Sin embargo, en otros sectores el motor AC tuvo un éxito considerable y brindó a Tesla y sus inversionistas ganancias importantes.

Una pequeña introducción. En estos tiempos (como ahora), la mayor parte de la electricidad se transmitía mediante corriente AC. Esto porque hacerlo así permitía voltajes muchísimo más altos sin quemar las redes eléctricas. De ahí que un motor AC, capaz de conectarse directamente a la red sin necesidad de un convertidor, tuviera tanto valor. Sin embargo, en este periodo Edison estaba tratando de generar dudas sobre la corriente AC y en cambio promocionar la DC, objeto para el cual electrocutó varios animales con la idea de mostrar lo “peligroso” de la competencia.

Motor de Corriente Alterna de Tesla

Claro, transmitir electricidad por DC es muy costoso y complicado, y al final nadie le hizo caso a Edison, pero esto, junto con lo sucedido con el bono unos años atrás, sirvió para cimentar la enemistad entre los dos individuos.

En cualquier caso, Tesla consiguió suficientes recursos de sus patentes para por fin independizarse y dedicarse a inventar: lo que siempre había querido.

Tesla el Inventor

Y es aquí donde vemos lo más brillante de sus desarrollos.

El primero de todos fue la Bobina de Tesla, usada para facilitar la transmisión de electricidad en ciertos circuitos evitando el calentamiento del metal. Patentada en 1889, esta invención sería de mucha utilidad para el desarrollo de futuros circuitos.

Posteriormente, Tesla desarrollaría una turbina de vapor capaz de generar corriente alterna directamente, haciendo así más barata y eficiente su producción.

A estas alturas, Tesla ya era un personaje respetado y su opinión, por ejemplo, llevó a que el gobierno decidiera usar el sistema de dos fases AC para transmitir la electricidad generada en las Cataratas del Niágara. Cuando su laboratorio se incendió en 1894, llevando a la pérdida de valiosos planos y prototipos, el asunto pasó a planas mayores en los medios nacionales.

Otras invenciones “tardías” de Tesla son, por ejemplo, la turbina sin hélices de 1906, usada masivamente en la actualidad para cosas como los velocímetros, y los rayos X, que de hecho descubrió por casualidad una semana antes de su descubridor “oficial”, pero a los que no prestó atención. Así mismo, diseñó un avión capaz de despegar verticalmente y planteó un radar acuático, que no sería construido hasta mucho después de su muerte.

Ah, y especuló que insertar electricidad en el cerebro mejoraría la inteligencia.

Pero quizás el más interesante (y fallido) de sus experimentos tuvo que ver con la obsesión por crear un dispositivo de transporte de electricidad sin cables. Tesla encontró rápidamente que usando varios sistemas y aprovechando los campos magnéticos era extremadamente fácil encender un bombillo sin que lo tocara ningún cable, pero pronto se dio cuenta de que esta forma de distribuir la energía era inmanejable: no solo era extremadamente bajo el alcance, sino que se perdían cantidades ingentes de energía con este mecanismo. La pérdida usando cables era mucho menor.

Bobina de Tesla

Por esta razón, y siguiendo algunas teorías de la época, Tesla comenzó a pensar en usar la Atmósfera (que entonces se pensaba conductora) como un mecanismo para transmitir millones de voltios con muy baja resistencia. Al encontrarse en los cielos, no habría peligro de electrocutar a nadie.

Y fue así como comenzó la construcción de la famosa Torre de Tesla. Ubicada en Long Island, tenía como objetivo demostrar la viabilidad de esta visión, que brindaría electricidad barata a las masas en todo el mundo. Pero lamentablemente, hoy sabemos que la atmósfera no es conductora, y el experimento no resultó exitoso.

En la actualidad, se han construido vastas teorías de la conspiración que plantean que este mecanismo sí era viable, y que Tesla fue bloqueado por los intereses económicos porque su modelo habría permitido electricidad gratis para el mundo. Sin embargo, lo que sabemos de electricidad no es particularmente viable con este tipo de conspiraciones, y todo indica que Tesla simplemente se equivocó.

Últimos años

En su vejez, Tesla aún percibía ingresos por sus patentes, pero solía tener cuentas sin pagar y moverse de hotel en hotel a medida que lo iban echando. Así mismo, fue en este periodo que comenzó a encariñarse más y más con las palomas, animalitos que lo acompañarían hasta el día de su muerte.

Como muchos ingenieros de la época, Tesla no creía en la Teoría de la Relatividad, y consideraba que lo propuesto por Einstein eran “patrañas”. Para su edad adulta, comenzó a hacer afirmaciones más y más aventuradas, como que había creado un dispositivo que probaba a Einstein equivocado y que permitiría obtener una fuente de energía (en 1933, a sus 77 años), o que tenía un motor que funcionaba con “rayos cósmicos” (1932, a sus 76 años). Poco después clamó haber construido un “Rayo de la Muerte que acabaría con la Guerra”, y afirmó que lo entregaría a la humanidad poco después.

Una vez más, estas afirmaciones han convertido a Tesla en un candidato perfecto para las teorías de la conspiración.

En cualquier caso, el inventor moriría en 1946, a sus 86 años, habiendo aportado muchísimo a la ciencia del mundo, pero sin cumplir su sueño de otorgar energía libre a los ciudadanos del mundo.

Bibliografía:

  1. https://en.wikipedia.org/wiki/Nikola_Tesla#Radio_remote_control
  2. https://es.wikipedia.org/wiki/Bobina_de_Tesla
  3. https://www.britannica.com/biography/Nikola-Tesla
  4. https://www.biografiasyvidas.com/biografia/t/tesla.htm

Imágenes: 1: wikipedia.org, 2: learnodo-newtonic.com, 3: electromagnetismo653.wordpress, 4: ffden-2.phys.uaf.edu

Grandes Inventores: Nikola Tesla
27 junio, 2019
Se habla de:

Ver más Artículo al azar