Gonzalo Guerrero: la historia del español que se volvió maya, parte 2

Biografía y personajes de la historia, Historia, Personas sorprendentes

El Cacique

Gonzalo Guerrero ya no era un esclavo. Era un soldado. Y uno muy bueno.

Lo interesante es que ya no servía a sus antiguos señores. En sus años de esclavitud se había vuelto maya, de corazón, y era con los mayas con los que ahora compartía su destino.

Es cierto que desconocía los métodos de combate en Mesoamérica, pero esto también actuó a su ventaja. Una de las peculiaridades de la cultura es lo tradicional que se vuelve, lo poco abierta que está a cambios dramáticos. Parece ser que las tácticas de combate de Guerrero sentaron un precedente en las ciudades mayas y poco a poco el soldado fue subiendo de rango. Se convertiría unos años después él mismo en un Nacom, un jefe de guerreros, reconocido y admirado por sus nuevos súbditos.

Cuentan las fuentes españolas que Gonzalo aceptó todos los ritos mayas (tatuajes, mutilaciones, perforaciones) para demostrar su compromiso con sus nueva cultura. Cuentan también que como Nacom aceptaría el sacrificio de su propia hija para evitar una plaga de langostas.

La carta de Hernán Cortés

En 1517 Hernán Cortés arribaría a las costas de Yucatán. En busca de un traductor, se enteraría de que dos españoles habitaban entre los indígenas y pronto les enviaría un mensaje. La Carta de Cortés pasaría a la Historia y llevaría a la liberación de Gerónimo de Aguilar:

al Gerónimo de Aguilar se dio la carta y rescates, y que habiéndola leído se holgó mucho (bien se deja entender el grado en que seria) y que fue á su amo con ella, y los rescates para que le diese la licencia, la cual luego dio para que se fuese donde tuviese gusto.

Aguilar sería liberado, previo pago por los españoles, y ayudaría en gran medida a las misiones de Cortés. Pero cuando visitó a su viejo compañero, Gonzalo Guerrero, se encontró con un hombre… diferente:

respondió el Guerrero: “Hermano Aguilar, yo soy casado y tengo tres hijos. Tienenme por cacique y capitán, cuando hay guerras, la cara tengo labrada, y horadadas las orejas que dirán de mi esos españoles, si me ven ir de este modo? Idos vos con Dios, que ya veis que estos mis hijitos son bonitos, y dadme por vida vuestra de esas cuentas verdes que traeis, para darles, y diré, que mis hermanos me las envían de mi tierra.

Megido: la primera Gran Batalla de la Historia El Inicio de la revuelta Contra el Imperio egipcio intentaban erguir...
La gran avalancha de melaza de Boston Boston Sí, melaza. Hemos hablado aquí de tragedias terribles asocia...
El hombre que excavó un tunel con sus manos y atravesó una montaña. . 38 años tardó en cavar, en secreto, 800 metros de una galería que ...

Así, por fin y de manera definitiva, Gonzalo elegía un bando.

Resistencia

Gonzalo no dejó fuentes escritas sobre su vida. Lo único que sabemos es gracias a los escritos mayas. Y lamentablemente para nosotros, no visitarían Yucatán de nuevo en una década.

Mientras Hernán Cortés dirigía la conquista de Tenochtitlán, capital de la Triple Alianza (más conocida como el Imperio Azteca), parece ser que Gonzalo Guerrero educaba a los mayas en las tácticas militares españolas y los preparaba para los enfrentamientos por venir. La primera expedición, dirigida por Francisco de Montejo en 1527, sería fácilmente rechazada por los mayas, quienes además le mentirían asegurándole que Gonzalo había muerto de muerte natural…

Cuando en verdad se encontraba dirigiendo los ejércitos de Yucatán.

Siempre insistió a los mayas el no fiarse de los hombres blancos y luchar hasta el último aliento. Sus consejos  y hábil dirección militar tendrían sus frutos: Tenochtitlán caería en dos años, Yucatán se tomaría más de dos décadas.

Muerte

Lamentablemente, Gonzalo no vivió mucho para organizar la resistencia. Mientras combatía las tropas de Lorenzo de Godoy en 1536, defendiendo la ciudad de Ticamaya y a su aliado Cicumba, fue atravesado por un flecha de ballesta y posteriormente por una bala de arcabuz. Sus hombres pronto lo escondieron, y prometieron seguir sus últimas indicaciones: proteger a sus hijos y combatir, para siempre, al invasor español.

Durante la noche sus más fieles soldados lo buscaron, realizaron un rito en su nombre y lo lanzaron a las aguas del río Ulúa. Así, podría volver al océano que originalmente lo llevó a Yucatán.

Las últimas ciudades mayas no serían conquistadas definitivamente hasta 1547.

Parte 1

Bibiografía:

  1. https://matadornetwork.com/es/gonzalo-guerrero-el-espanol-que-se-volvio-maya/
  2. http://geneasud.blogspot.com.co/2016/06/la-historia-de-gonzalo-guerrero-el.html
  3. https://es.wikipedia.org/wiki/Gonzalo_Guerrero#Juventud_en_Europa

Imágenes: 1: alolami.blogspot.com.co, 2: scoopnest.com

Gonzalo Guerrero: la historia del español que se volvió maya, parte 2

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                             

Bibliografía

El pensante (28 octubre, 2017). Gonzalo Guerrero: la historia del español que se volvió maya, parte 2. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/gonzalo-guerrero-la-historia-del-espanol-que-se-volvio-maya-parte-2/