Ganímedes, el joven troyano que fue secuestrado

He aquí la historia de uno de los tantos amantes que tuvo el rey de los dioses del Olimpo, Ganimedes quien fue el hijo del rey Tros, quien más tarde daría su nombre a Troya (o de Laomedonte, según algunas versiones).

El rapto del joven príncipe 

Ganímedes fue un hijo de un noble, de bella apariencia, y su atractivo terminó por cautivar a Zeus, quien ni corto ni perezoso se transformó en un águila para secuestrar al joven y llevarlo con él al monte Olimpo.

Ya a su lado, el dios transformó al prisionero en su amante y compañero de lecho y le dio el trabajo de copero de los dioses, para mantenerlo así a su lado. Hera, herida por la actitud de su marido, despreció hasta más no poder al joven troyano, e inclusive se menciona que su desagrado por el pueblo Troyano (y las consecuencias que hubo más adelante con la Guerra de Troya) tuvo que ver por la rencilla con Ganimedes.

Zeus ascendió al príncipe al cielo y lo transformó en una constelación: de ahí el origen de acuario, el joven aguador. Sin embargo, tal “honor” no fue suficiente para tranquilizar a su desconsolado padre, quien como podrán suponer se encontraba dolido por la partida de su hijo.

Fue así como Zeus mandó a Hermes con costosos regalos para calmar al noble: una vid de oro, obra de Hefesto, y dos caballos tan veloces que podían correr sobre el agua. Además, Hermes aseguró al padre de Ganimedes que el muchacho era ahora inmortal y que sería el copero de los dioses, un puesto de mucha distinción.

La historia del joven Ganimedes se repite a lo largo de la mitología griega o romana, sugiriendo que el inicio de las relaciones entre un hombre mayor y un joven contaban con el permiso del padre. 

Ganimedes ¿encontró el amor?

Antes de que llegará el troyano al reino de los dioses, la copera anterior era la encantadora Hebe, quien era hija de Hera y Zeus. Ella era la personificación de la juventud y en su haber contaba con varias habilidades como transformar a las personas: tenía el poder de rejuvenecer a los ancianos, como hizo en una ocasión con Yolao por un día cuando este iba a luchar con Euristeo, o de envejecer a los niños, como hizo con los hijos de Alcmeón, para que pudiesen vengar su muerte en manos de los hermanos de su primera esposa: Arsíone.

Según la versión que leas, se dice que Hebe se casó con Ganimedes y de su relación nacieron dos niños: Alexiares y Aniceto.

Bibliografía:

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Ganimedes_(mitolog%C3%ADa) 

Imagen: wikiwand.com

Ganímedes, el joven troyano que fue secuestrado
11 diciembre, 2019
Se habla de:             


Ver más Artículo al azar