Fred Hoyle y La nube negra

Ciencia, Ciencia Ficción

Una posibilidad científica

El astrofísico Fred Hoyle, muy conocido por sus estudios sobre las moléculas espaciales que estudió con ayuda de la mecánica cuántica, comenzó a imaginar unas partículas complejas en el espacio de forma gaseosa.

Ellas eran formas vivas y capaces de tomar decisiones inteligentes para sobrevivir, pues los físicos suponen que así como hay seres vivos como nosotros, debe haberlos en formas más puras, como en gas, uno de los estados más comunes de la materia.

No debemos imaginar que estas extrañas nubes creadas desde la hipótesis estén “humanizadas”, son formas inteligentes que tienen millones de años y que se alimentan de la energía luminosa de las estrellas y tienen la facilidad de viajar a miles de años luz y con densidades que no necesariamente son constantes, son formas de vida que pueden ser más grande que un inmenso planeta.

La posibilidad de que exista esta forma de vida (así como cualquier otra), es muy alta. Los científicos han evidenciado que el Universo es inmenso y es improbable ser los únicos seres inteligentes que lo habiten.

El libro “La nube negra”

Hoyle creyó conveniente que las personas de todo el mundo entendieran esto que hemos señalado arriba, para ello escribió un corto libro llamado “La nube negra”. En él condensa una historia fantástica en que esa nube se aproxima a nuestro Sistema Solar.

No sólo especifica lo que puede pasar si un cuerpo extraño se interpone entre el Sol y la tierra, ni tampoco la catástrofe humana por culpa de los diferentes gases que entrarían a la Tierra, capaces de ocasionar un desastre mundial. El autor señala cómo debería establecerse una comunicación con este ser complejo. Entendiendo así que está vivo, pero “es otra forma de vida”.

El Universo vivo

En una parte del libro, los humanos logran crear un canal de comunicación con la extraña nube. Ahí la nube logra contar a los humanos que ella ya conocía otras formas de comunicación y que no sabía que nosotros estábamos ahí.

El Universo es tan grande que nosotros somos pequeñas partículas inexistentes a los ojos de seres más grandes. La fantástica nube negra se soporta científicamente en un campo científico donde se habla de un organismo conocido como “Nube molecular cuántica informática” propuesta por Arvidas Tamulis.

Imagen: especiesaliens.wikia.com

Fred Hoyle y La nube negra

¿Conoces acerca de...?