Extrañas criaturas halladas en EEUU: ¿manipulación genética o especie por descubrir?

Curiosidades, Seres extraños, Zoología

En los últimos años, en algunas ciudades de Estados Unidos, han venido apareciendo cadáveres de criaturas, cuya naturaleza nadie ha podido explicar.

En distintos puntos del país americano, varios ciudadanos se han topado en las costas o lugares despoblados los cuerpos de animales, que a simple vista no correspondía con alguno conocido en la región, sorprendiendo tanto al protagonista del hallazgo como a los que posteriormente ven las extrañas imágenes.

Y es que gracias a la tecnología, las personas ahora tienen a disposición sus cámaras y teléfonos, cosa que ha permitido que de estos inquietantes encuentros quede registro.

 

EL MONSTRUO DE MONTAUK

Uno de los primeros hallazgos fue el ocurrido el 13 de julio de 2008, cuando –según informaron algunos periódicos neoyorquinos- la ciudadana estadounidense Jenna Hewit y unos amigos de ésta encontraron, en la arena de una playa ubicada al noroeste de Nueva York, cerca del distrito de Montauk, el cuerpo de un extraño animal.

El caso se conoció mediáticamente como “El Monstruo de Montauk”.

En poco tiempo todo el mundo había visto las fotos, donde podía apreciarse un ser sin pelos, con uñas largas, una cara que parecía tener una especie de pico y demás características que no correspondía a ninguna especie conocida.

Ante la evidencia, se elaboraron distintas teorías. La que más peso cobró fue la de modificación genética.

Algunas personas señalaron que cerca del lugar del hallazgo funcionaba el Centro de Enfermedades de Animales de Plum Island, y que quizás en el sitio se estaban realizando estudios y experimentos, que eran los responsables de haber producido esta extraña criatura.

Sin embargo, en ese momento, surgieron también testimonios de personas que aseguraban haber visto, días antes del hallazgo, cerca de las dunas de arena de esa playa, a un animal vivo, que correspondía a las mismas características observadas en las fotos de Jenna Hewit, por lo que la teoría de que la criatura correspondía a una especie aún por descubrirse también tomó peso.

 

LA BESTIA DEL ESTE

El caso no pudo resolverse. El tiempo pasó y la historia de “El Monstruo de Montauk” fue quedando en el olvido, hasta que el diario Western Telegraph publicó en marzo de 2013, la noticia de otro extraño hallazgo, ocurrido esta vez en las costas de Tenby, ubicadas en South Beach.

En esta ocasión el protagonista del descubrimiento fue Peter Bailey, de 27 años, quien paseaba por la playa en la noche con su perro, cuando fue alertado por éste sobre algo extraño en la arena.

“Yo había sacado a mi perro a dar su paseo nocturno por la playa y de repente se volvió loco y empezó a aullar  corriendo en círculos (…) corrí  hacia él para ver si se encontraba bien y fue cuando descubrí a esta criatura de aspecto horripilante. Inmediatamente pensé que era un caballo, pero tenía garras como un oso y el cuerpo de un cerdo.”

Bailey, según reportó en su momento este diario estadounidense, comentó que otro aspecto inquietante del sorprendente hallazgo es que aunque el cuerpo del animal evidentemente estaba en descomposición no emitía ningún tipo de olor fétido.

De la misma forma que el caso de Nueva York, este caso conocido como “La Bestia del Este”, también fue el centro de numerosas teorías sobre la naturaleza de la criatura hallada, que tampoco parecía corresponder con alguna conocida por el común de las personas.

 

EL MONSTRUO DE BROOKLYN

Casi año y medio después, el 22 de julio de 2014, tuvo lugar el hallazgo de otro extraño cadáver, nuevamente en la ciudad de Nueva York.

Esta vez se trataba del puente de Brooklyn, en la ciudad de Manhattan, donde Denise Ginley había encontrado debajo de este famoso puente el cuerpo de un animal, que aunque tenía forma de cerdo, presentaba unas extremidades, que terminaban en formas similares a cinco dedos humanos.

“Nos quedamos horrorizados al ver esa cosa y rápidamente hicimos algunas fotografías con la cámara del teléfono móvil. Nos decidimos a volver con mi cámara profesional, salté la valla y me acerqué”.

El cuerpo de este animal, que fue conocido como “El monstruo de Brooklyn” fue recogido por el Departamento de Parque de Nueva York, para realizar los estudios correspondientes, que permitieran esclarecer la naturaleza de la criatura.

El informe oficial aseguró que simplemente se trataban de los restos de un cerdo asado, que alguien había arrojado en el lugar donde se produjo el hallazgo.

Sin embargo, varios ciudadanos, entre ellos la misma Denise Ginley no creen en la versión de esta institución, ya que aseguran que las extremidades y los cinco dedos que presentaba el animal -que Ginley encontró y logró fotografiar- no corresponden con los cascos que hay en las pezuñas de los credos.

Igual que con los otros casos no hubo respuesta.

 

EL CHUPACABRAS DE OKLAHOMA

En los primeros días de mayo de 2015 una mujer en Oklahoma, de nombre Vonda Thedford, también fue protagonista de otro extraño descubrimiento, cuando en la carretera rural que conduce a su casa, vio el cadáver de un raro animal.

Según reportó el Daily Mail, la mujer pudo fotografiar a la criatura que presenta una piel desprovista de pelo, una cara que parece no tener nariz, bastante grande y extraña, y al igual que el “Monstruo de Brooklyn” presenta 4 extremidades que parecen terminar en formas que recuerdan dedos humanos.

Este caso también tiene similitudes al ocurrido en South Beach, ya que la mujer de Oklahoma también aseguró que en la escena del cadáver había algo irregular, pues aunque este animal sí olía a descompuesto –a diferencia de la “Bestia del Este-, no había presencia de gusanos ni moscas en el cuerpo ni alrededor de éste.

En referencia a este hallazgo, el misterio también parece aumentar, pues según lo que declarara la mujer y su esposo, cuando regresaron dos horas después de haber tomado las fotos, no encontraron el cuerpo de la criatura, sólo un pequeño cráneo que al parecer le pertenece al extraño cadáver.

Igualmente, las autoridades responsables de la vida animal de ese estado tampoco pudieron esclarecer la naturaleza de la bestia fotografiada por esta ciudadana.

La teoría que más peso tomó en este caso es que la extraña criatura es nada más y nada menos que el mismísimo chupacabras, pues en esta zona son comunes los avistamientos de extrañas criaturas, que la gente señala como responsable de la muerte de algunos animales de su ganado.

OPINIONES DIVIDIDAS

Hasta ahora no existen versiones oficiales que puedan explicar estos extraños hallazgos ocurridos en territorio estadounidense.

Las opiniones se encuentran divididas. Por una parte, algunos creen que simplemente se trata de cadáveres de focas, leones marinos u otros animales en avanzado estado de descomposición

Por otra, algunos ciudadanos afirman que si bien es cierto que el proceso de descomposición de un cadáver puede influir dramáticamente en la forma del cuerpo cuando estaba vivo, eso no explica las extremidades con presencia de dedos, halladas en algunos animales, así como el atisbo de pico de “El monstruo de Montauck”.

Para los seguidores de esta última tesis, las criaturas en efecto son reales y en su opinión corresponden a especies sin descubrir o mutaciones de especies conocidas, sometidas a experimentos genéticos.

En el terreno de los hechos, las preguntas y el silencio de las autoridades continúan respecto a casos, que al parecer sólo cuentan con las evidencias de tipo fotográfico.

En tu opinión, ¿qué crees de estos hallazgos? ¿Serán mutaciones de especies conocidas o un nuevo tipo de animal por descubrir?

Comparte con nosotros tu opinión, y si conoces otras historias háznoslas llegar.

Fuente de imágenes: 2,3. actualidad.rt.com; 4,5,6. mundoesotericoyparanormal; 7. dailymail.com

Extrañas criaturas halladas en EEUU: ¿manipulación genética o especie por descubrir?

¿Conoces acerca de...?

Bibliografía

El pensante (13 mayo, 2015). Extrañas criaturas halladas en EEUU: ¿manipulación genética o especie por descubrir?. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/extranas-criaturas-halladas-en-eeuu-manipulacion-genetica-o-especie-por-descubrir/