Espíritu atormenta a un pueblo en Tailandia

Curiosidades, Hechos macabros, Muerte y relacionados

Según los entendidos en materia espiritual, cuando una persona muere, no siempre consigue el camino hacia su descanso.

A veces,  sobre todo cuando la muerte es trágica o se tienen asuntos pendientes, de acuerdo a algunas creencias, el espíritu queda atado a la tierra, viviendo una y otra vez las circunstancias de su partida o tratando de resolver alguna situación.

Algunas culturas afirman que ciertos espíritus quedan atrapados en la rabia y la ira, que vivieron en los últimos instantes de su vida, y llenos de sed de venganza, atormentan a los humanos con los que se topen.

Un ejemplo de esto pareciera ser lo ocurrido, en el año 2013, en la pequeña aldea Tambon Tha Sawang, de Tailandia, donde los pobladores aseguran que el espíritu enojado y celoso de una mujer fue el responsable de las muertes de más de diez hombres jóvenes y sanos.

Todas las víctimas, sin explicación aparente, murieron mientras dormían.

De improviso, sin haber presentado ningún tipo de malestar previo, comenzaron a asfixiarse y botar espuma por la boca hasta perecer ahogados.

Los pobladores responsabilizan al espíritu de una mujer enojada y celosa, conocida en la región como la “viuda fantasma”, que escoge a sus víctimas mientras estas duermen, para colárseles en el sueño y llevarse sus almas.

Al verla la víctima se paraliza de miedo, y no puede gritar ni pedir ayuda, mientras el espíritu lo ataca y se lleva su aire hasta matarlo.

LA CIENCIA NO ENCONTRÓ EXPLICACIÓN

Al principio los médicos señalaron que las muertes habían sido causadas por el síndrome de muerte súbita, conocido en tailandés como Pee mae mai. Sin embargo, como reseñó el Bangkok Post, los informes forenses determinaron que a pesar de haber fallecido por insuficiencia respiratoria, todas las víctimas estaban en perfecto estado de salud, y no padecían ninguna enfermedad al momento de su muerte.

En busca de ayuda, ante las misteriosas muertes de hombres jóvenes, los pobladores acudieron a una médium, para que ésta los orientara en cómo proteger a sus hijos, esposos, sobrinos y nietos.

La espiritista que acudió al llamado concluyó que en efecto la responsable de los fallecimientos había sido “la viuda fantasma”, y recomendó a los habitantes de la aldea colocar una camisa de color rojo en la fachada de su casa, a fin de servir como barrera al espíritu en pena.

Así mismo, les hizo un llamado especialmente a las familias con un solo hijo, para que redoblaran las medidas, advirtiendo que eran las que más probabilidad tenían de que el espíritu de esta mujer los visitara, cobrándose la vida del joven.

Habitantes de la aldea colocaron una camisa roja en las fachadas de sus casas como protección espiritual

 

HABITANTES TOMARON MEDIDAS PARA PROTEGERSE

Tan desesperados estaban los habitantes de esta región, que cada vez que se presentaba una nueva víctima, los hombres comenzaban a dormir vestidos de mujer, o salían maquillados para despistar al enojado espíritu.

Algunas casas colocaban muñecos de paja, con un falo de madera, para que la “viuda fantasma” atacara a la figura y no a los hombres de esa vivienda.

Incluso los más escépticos, ante la enorme angustia de la población y el número ascendiente de víctimas, decidieron sumarse a las medidas preventivas ante el malvado espíritu.

Tal como declarara uno habitante de 61 años, a un medio local, al ser interrogado sobre la tela roja puesta en la fachada de su casa, se trataba de precaución:

La razón por la que he colgado una camisa roja no es por mis ideas políticas, es porque realmente estoy preocupado por la seguridad de mi sobrino. No creo necesariamente en la historia del fantasma, pero por tener un poco de precaución no hace daño a nadie”.

Por su parte, otro aldeano de 42 años, declaró haberse sentido intimidado hacia las repentinas y misteriosas muertes:

Algunos de los hombres que murieron no tenían ninguna enfermedad, estaban perfectamente sanos. Cuando me enteré de lo que estaba pasando me estremecí, yo respeto las creencias de las personas, y yo también he puesto una camisa roja en mi puerta”.

 

CIERTOS TIPO DE FANTASMAS PUEDEN ESTAR DETRÁS DE LOS HECHOS

En Tailandia, la creencia en fantasmas es muy extendida, siendo conocidos con el nombre de Phi. Para esta cultura, existen espíritus nocturnos y diurnos, que habitan en árboles, cementerios ubicados cerca de templos budistas, y algunas casas, sobre todo si han sido abandonadas.

Según esta cultura, los fantasmas son invisibles, al menos que la persona se agache con las piernas abiertas, y la persona mire por el espacio entre sus extremidades.

Es tan arraigada la tradición de la existencia de espíritus, que se encuentran clasificados. Algunos son fantasmas benévolos, que se encargan de cuidar la naturaleza. Otros son espíritus negativos y atormentados, que acaban con la vida de los humanos.

Entre la lista de los fantasmas de la cultura tailandesa, estudiada por el antropólogo Phraya Anuman Rajadhon, se encuentran cinco, que pueden estar relacionados con el tipo de muertes ocurridas en la aldea Tambon Tha Sawang:

Phi Am: espíritu que escoge a una persona, y se sienta sobre su pecho, mientras duerme en la noche.

Phi Tai Thong Klom: fantasma –lleno de sed de venganza- de una mujer embarazada que se suicidó al haber sido traicionada y abandonada por su compañero.

Chao Nai Kam Wen: espíritu que se posa en la espalda de una persona.

Phi Pop: fantasma femenino maligno, que se come las entrañas de sus víctimas.

Phi canción Nang: Espíritus femeninos, que engañan a los hombres jóvenes, atrayéndolos, para luego atacarlos y matarlos.

Los casos de las muertes súbitas de los hombres de esta aldea, atribuidas al fantasma de la viuda joven, llegaron a ser los más conocidos, debido a su publicación en algunos medios de comunicación como el Bangkok Post. Sin embargo, no han sido los únicos.

En otras regiones aledañas también se han presentado víctimas. Siempre hombres jóvenes, que mueren en la noche mientras duermen, asfixiados, sin aire y echando espuma por sus bocas, sin haber presentado ningún malestar anterior, y cuyas autopsias han revelado que eran totalmente sanos.

A la gente de estas aldeas, sólo les queda aferrarse a sus creencias y protecciones espirituales, sin que la Ciencia pueda dar una explicación.

Mito o realidad, la verdad es esta: en Tailandia, cada cierto tiempo, los hombres jóvenes y sanos mueren misteriosamente en la mitad de la noche, al parecer víctimas del espíritu maligno y enojado de la “viuda fantasma”.

Fuentes de imágenes: 2 y 3. mundoesotericoyparanormal.com

Espíritu atormenta a un pueblo en Tailandia


¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                 

Lo más reciente