¿Es posible modificar nuestro ADN para ser más musculosos? El caso del niño “súper fuerte” que nació con una deficiencia de miostatina

Ciencia | Hechos insólitos | Medicina Plagas y Enfermedades

Este gorila tendrá músculos impresionantes independientemente de que los use o no, a diferencia de los humanos

Músculos y genética

Para nadie es un secreto que los músculos son una característica considerada muy deseable por casi todas las sociedades. Y embargo, conseguirlos suele ser una tarea bastante ardua aun para los más comprometidos. Las razones de esto son bastante interesantes, y parecen tener que ver con la historia evolutiva de nuestra especie en los tiempos que los que aún éramos cazadores recolectores.

¿Alguna vez han visto a un caballo salvaje? ¿O un gorila? Son animales absolutamente musculosos, a pesar de que su dieta es mayoritariamente vegetariana y pasan la mayor parte del día quietos. ¿Por qué, entonces, los seres humanos que consumimos una cantidad mucho mayor de proteína y en muchos casos somos más activos tendemos a ser más delgados?

La respuesta, según diversos estudios científicos, parece deberse a una proteína conocida como la miostatina. Esta proteína al entrar en contacto con las células musculares inhibiría su crecimiento, garantizando que jamás se tenga más músculo del que es necesario para realizar las actividades diarias. Es por esto que los fisicoculturistas y deportistas deben entrenar de manera constante, o de lo contrario pierden su fuerza y destreza con rapidez. Esencialmente, lo que estas personas están haciendo al entrenar es indicarle al cuerpo que en su entorno requieren del uso de estos músculos de manera constante para sobrevivir.

Los gorilas, en cambio, son diferentes. Su genética está pensada para producir una gran cantidad de masa muscular, independientemente de que ésta se use o no de manera cotidiana. Por esta razón un gorila puede pasar el día sentado y sin embargo tener músculos gigantescos a comparación de cualquier ser humano.

Nadie dijo que la vida fuera justa.

Mutaciones en la producción de miostatina

Curiosamente, ya hablamos en esta página en una ocasión de las casi sobre humanas actitudes del niño “súper fuerte”: Liam Hoekstra, pequeño nacido en Alemania en el 2004 que sufre de una rara condición de deficiencia en la producción de miostatina, condición que le garantiza mantener altos niveles de masa muscular y bajos niveles de grasa durante prácticamente toda su vida. Sin embargo, el niño todavía esta joven y es difícil determinar si esta condición le implicará problema más adelante en su vida.

Pero no es sólo el caso de este niño el que demuestra la importancia de la miostatina en la regulación de la masa muscular en los mamíferos. Ya a finales de los 90’s el investigador Se-Jin Lee, doctor de la universidad de Hopkins, había demostrado que suprimir artificialmente la producción de miostatina en ratones llevaba a un importante incremento en la producción en masa muscular: los ratones modificados tenían alrededor del doble de masa muscular respecto a sus compañeros “naturales”.

Liam Hoekstra. No encontramos imágenes más recientes

Se descubre una nueva cámara en la Pirámide de Giza usando “Rayos Cósmicos”... Pirámides Si bien los egipcios no fueron la única sociedad en const...
El hombre que trepanó su cabeza para mantenerse en un estado alterado de concien... Viaje Quienes disfrutan del consumo de sustancias psicoactivas y, en ...
Gigantes de los cielos: ¿qué sabemos de los Pterosaurios? Parte 2 Fisionomía En el pasado se creía que los pterosaurios eran reptiles...

Como dato curioso, este mismo investigador descubrió a mediados de la década pasada que una segunda proteína llamada folistatina podía incrementar aún más la masa muscular de los ratones: aquellos con modificaciones tanto en la miostatina como en la folistatina tenían la friolera de 4 veces la masa muscular de sus parientes normales.

¿Es posible pensar en modificar la genética de los seres humanos para inhibir la producción de miostatina? Sí, sin lugar a dudas, pero los efectos de ello aún no están claros. Recordemos el artículo relativo al Proyecto Odín en el que se mencionaba un científico que buscaba incrementar su fuerza mediante la modificación genética. Pues bien, precisamente lo que él planea es modificar el gen que regula la producción de miostatina para disminuir esta proteína. Un experimento peligroso, pero indudablemente muy interesante y al que le estaremos prestando mucha atención en los meses por venir.

¿Qué nos dice esto de nuestra historia evolutiva?

¿Por qué los seres humanos no somos naturalmente musculosos? ¿Por qué perdemos músculo y ganamos grasa con facilidad?

La respuesta parece estar en el estilo de vida de nuestros antepasados. Animales con acceso permanente a alimentos suelen tener pocas razones para limitar el crecimiento sus músculos, los cuales le serán de utilidad a la hora de escapar de un depredador o competir con posibles rivales. Sin embargo, un animal que viva en un entorno donde el alimento escasea por temporadas podrá morir si tiene demasiada masa muscular, pues el músculo demanda mucho más energía que la grasa y aporta poco al cuerpo en términos energéticos.

“Súper” ratón vs ratón ordinario. Al igual que los humanos, los ratones enfrentan escasez de comida
y limitan en consecuencia el crecimiento muscular

En el caso de los seres humanos el asunto es aún más complicado, pues nuestro cerebro consume una cantidad impresionante de energía (casi un 20% del total que consume nuestro cuerpo). Por esta razón, un ser humano musculoso puede tener ventajas temporales, pero morirá de hambre en el momento en que haya una hambruna corta.

El hecho de que la gran mayoría de poblaciones humanas tiendan a engordar con facilidad y a tener un porte más bien delgado, con poca masa muscular, nos indica que en tiempos pasados nuestros antecesores tenían que acumular energía de manera eficiente, pues pasaban largos tiempos sin acceso a alimentos. En la actualidad, cuando la comida no hace mucha falta, esto es un lastre, pero en tiempos más difíciles hacía la diferencia entre la vida y la muerte.

Bibliografía:

  1. http://www.nbcnews.com/id/5278028/ns/health-genetics/t/genetic-mutationturns-tot-superboy/#.WplgdedG3IX
  2. https://www.sciencedaily.com/releases/2007/08/070828215611.htm
  3. http://roguehealthandfitness.com/inhibit-myostatin-muscle-growth/
  4. http://abcnews.go.com/Health/MedicineCuttingEdge/story?id=7231487&page=1

Imágenes: 1: primalsapien.com, 2: fitnessgenes.com, 3: roguehealthandfitness.com

¿Es posible modificar nuestro ADN para ser más musculosos? El caso del niño “súper fuerte” que nació con una deficiencia de miostatina


¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                         

Bibliografía

El pensante (6 marzo, 2018). ¿Es posible modificar nuestro ADN para ser más musculosos? El caso del niño “súper fuerte” que nació con una deficiencia de miostatina. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/es-posible-modificar-nuestro-adn-para-ser-mas-musculosos-el-caso-del-nino-super-fuerte-que-nacio-con-una-deficiencia-de-miostatina/