Entre la Conspiración y la Agricultura: ¿Hay campañas masivas de esterilización?

Complots y conspiraciones, Medicina Plagas y Enfermedades

Control poblacional

El control de la población siempre ha sido un componente importante en la agenda de los gobiernos, al menos, en los últimos siglos. Con objetivos dispares, decenas de gobiernos comenzaron a intervenir en los hábitos reproductivos de la población.

En algunas ocasiones – como en China – el objetivo era simple y llanamente disminuir un poco la población. En otras – como en varios experimentos en los Estados Unidos – se buscaba impedir que algunas poblaciones pudieran tener hijos. En aras de la rigurosidad hay que aclarar que no se realizaron operaciones masivas, fueron grupos focalizados de en total un centenar de individuos aproximadamente. En la Alemania Nazi la eugenesia alcanzó nuevas cotas y se dedicó a buscar el desarrollo de una raza perfecta, que representara el ideal de pureza que sostenían los miembros del partido.

Y en la actualidad, según varias teorías de la conspiración que hablan del Nuevo Orden Mundial, este control estaría orientado nada más y nada menos que a la disminución de la población mundial con el objetivo de suprimir sus libertades.

Infertilidad

Si nos vamos a los datos, la conspiración parece sostenerse. Se calcula que en los últimos 50 años la producción masculina de espermatozoides se ha reducido a la mitad, y que en un periodo semejante la fertilidad femenina ha disminuido de manera equivalente. De por sí, el homo sapiens no es particularmente eficiente a la hora de concebir (se calcula que la posibilidad es de apenas un 25-35% para una relación el día más fértil del periodo, contra más de un 80% para otros mamíferos), y parece ser que cada vez lo es menos.

En el mundo desarrollado se ha generado toda una industria médica orientada casi que exclusivamente a eso: a tratar a personas con problemas para tener hijos. En el tercer mundo, aunque el asunto no es tan evidente (y en algunas poblaciones el problema es más bien el contrario), la fertilidad también ha comenzado a decaer de manera alarmante.

De la mano con esto va un análisis realizado a las aguas del Lago Michigan en el año 2009 en el que aparecían una multitud de sustancias que generan alteraciones hormonales, disminuyendo la testosterona en los hombres y, por lo tanto, la producción de espermatozoides.

Esto es para muchos la prueba definitiva de que son los grandes poderes los que están interesados en disminuir la fertilidad para generar así una crisis mundial por la disminución de mano de obra. Es fundamental en su proyecto, también, el controlar el derecho a reproducirse y no hacerlo para así garantizar quiénes heredan el mundo… y quienes quedan por fuera.

Y pesticidas

Sin embargo, algunos consideran que el alarmante aumento en la infertilidad no se debe a causas deliberadas tanto como a la negligencia de los gobiernos y de muchos productores agrícolas, pues se ha detectado que el aumento de los pesticidas en el agua potable está directamente relacionado con la disminución en la fertilidad. En México, por ejemplo, un estudio vinculó la presencia de pesticidas organoclorados (OCP) con el aumento de la endometriosis, una dolencia que, entre otras, causa infertilidad a las mujeres. Y no es el único caso: varios materiales semejantes estarían afectando la calidad no solo de la fertilidad de los posibles padres, sino del desarrollo de los propios neonatos.

De acuerdo con estas versiones, no sería intencionalidad, sino lo que podríamos llamar negligencia criminal en los gobiernos, lo que estaría llevando a la dramática disminución en la fertilidad de los seres humanos.

Personalmente considero más probable lo segundo que lo primero. Sobre todo porque en las condiciones actuales, si el objetivo fuera realmente disminuir la fertilidad no tendrían más que hacer la vista gorda y sobornar algunos funcionarios estatales. Lanzar sustancias a los ríos parece más peligroso e igual – o menos – efectivo.

¿Por qué disminuir la fertilidad?

Busqué información sobre las razones que llevan a esta intención de esterilizar masivamente a la población y no encontré mucho. Esto, en cualquier caso, siembra dudas sobre la teoría de la conspiración.

Controlar el derecho a la reproducción de las mujeres y las parejas es algo inmoral y que podría brindar muchísimo poder a un gobierno. Sin embargo, para esto hace falta tener control absoluto sobre cada individuo por separado, para así determinar quién tiene derecho, y quién no, a reproducirse. Esterilizar masivamente no ayuda.

Así mismo, si el Nuevo Orden Mundial se basa en el control efectivo de la población como individuos sujetos a los deseos de los grandes poderes, esto significa que se planea recargar el trabajo en estas personas. Al esterilizarlas masivamente ¿no están condenando su modelo a muerte también?

En cualquier caso, me atrevería a afirmar que una disminución gradual de la población no solo no necesariamente es algo malo, sino que se trata de algo bueno, ya que el crecimiento ha llevado al límite la explotación de los recursos naturales terrestres. No nos pase lo de a muchísimas poblaciones pobres en América Latina en los 60’s que comenzaron a protestar por la llegada de los medios de planificación que, afirmaban ellos, llevaban a la disminución numérica de los sectores populares y, por lo tanto, a la imposibilidad de protestar contra los desmanes de las clases altas.

Hoy, muchas de estas poblaciones tienen mejor calidad de vida gracias, precisamente, a que mediante estos sistemas pudieron tener 2 o 3 hijos en lugar de 8, garantizando así un mejor futuro para ellos y sus descendientes.

Fuente de imágenes: 1: lainfertilidad.es, 2: 385grados.com, 3: 4.bp.blogspot.com

Entre la Conspiración y la Agricultura: ¿Hay campañas masivas de esterilización?

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: