El trágico caso de la familia Turpin

Lo más reciente:

“Ayúdale a mis hermanas”

El pasado mes de enero las autoridades de  California, Estados Unidos, recibieron una terrible llamada. En ella, una joven que se identificó como Jordan Turpin les informó que había escapado de la casa, que tenía 17 años y que sus hermanas estaban en peligro.

La joven fue rápidamente puesta bajo custodia del Estado de California y sus hermanos (12 en total) rescatados de la casa de sus padres, donde se encontraban, literalmente, encadenados.

El caso se ha convertido en un escándalo en este país y ha llegado a medios en todo el mundo por la crueldad que lo caracterizó. Los padres, David y Louise Turpin, se encuentran enfrentando cargos que podrían llevarlos a pasar los próximos 94 años en la cárcel. Y Jordan, la joven de 17 años, se ha convertido en una heroína que salvó a sus hermanos del sufrimiento e incluso de la muerte.

Pero ¿qué sucedió exactamente? ¿Cuál fue la tragedia de la familia Turpin?

La Familia Turpin

David y Louise se casaron en 1985. No se sabe mucho de sus vidas, pues desde su matrimonio optaron por aislarse un poco y siempre fueron una familia reservada. Tuvieron su primer hijo en 1989 y desde entonces siguieron teniendo hijos hasta completar un total de 13.

La situación debió alertar a las autoridades tiempo atrás, pero lamentablemente no hubo denuncias que permitieran poner sobre la pista de lo que estaba sucediendo. Antes de vivir en California, la familia había vivido en Texas, en la ciudad de Burleson, donde estuvieron en el año 2003. Cuando salieron, los vecinos visitaron el hogar y encontraron, entre otras, heces, cuerdas atadas a las camas, perros y gatos muertos y la casa llena de basura. Sin embargo, no alertaron a las autoridades.

Ya en California la familia, una vez más, optó por aislarse, y su casa de nuevo estaba en un estado lamentable. Pero lo que los vecinos no sabían es que el exterior desordenado ocultaba un interior profundamente oscuro y macabro.

Maltrato

No está claro por qué David y Louise Tulpin recurrían de manera tan común al maltrato físico, ni como comenzaron a destruir, física y moralmente, a sus hijos.

Lo cierto es que Jordan decidió en 2016 (a sus 15 años) que no soportaba más. Planeó por dos largos años un escape y el 14 de enero salió junto con uno de sus hermanos por la ventana de su casa. Su hermano no fue capaz de continuar con el plan, y por miedo regresó, pero ella siguió con la idea y llevó su antiguo celular a la mano. Cuando se sintió segura, marcó el 911.

El celular estaba bloqueado, pero gracias a que la ley en Estados Unidos (y en casi todo el mundo, por cierto) obliga a todos los dispositivos a mantener comunicación permanente con los canales de emergencia, la joven pudo llamar a las autoridades. Su frase, que ha conmovido a todo el mundo en este país, fue “ayúdale a mis hermanas”, y aseguró que pasaban hambre y llevaban días amarrados a una cama como castigo por haberse comido unos dulces.

A partir de este momento la policía quedó alertada y de inmediato despachó unidades a la casa y a la localización de la joven. En la casa encontraron a los jóvenes con signos de malnutrición y con claros rastros de maltrato, al punto que uno de ellos se encontraba atado a una cama con cadenas. De inmediato fueron sacados del hogar y puestos a disposición de las autoridades pertinentes, mientras que sus padres fueron puestos bajo arresto.

La joven que llamó a la policía se encontraba en condiciones médicas muy lejos de ser ideales, con una capa de mugre sobre ella y claramente sin recibir suficiente alimentación. Su educación también parece haber sido más bien mala, pues la joven no podía leer con claridad ni sabía en qué dirección vivía. Pudo guiar a las autoridades  a su casa gracias a un papel en el que había anotado los números.

Juicio

Los padres fueron acusados por las autoridades de California por tortura, confinamiento y abuso infantil. Podrían pasar el resto de su vida en la cárcel, pero se declararon inocentes y habrá que esperar a que un jurado decida cuál será su futuro.

Pero en cualquier caso, la investigación no ha hecho sino revelar horrores. El hijo mayor, con 29 años, apenas pesaba 37 kg. Una de las hijas, de 12 años, no conocía el alfabeto. Todos tenían marcas de golpes e incluso una de las jóvenes presentaba signos de abuso sexual.

A ninguno de ellos se les permitía salir de la casa, y cometer cualquier acto que los padres consideraran “rebelde” (incluyendo comerse un dulce) podía ser castigado con el encadenamiento a una pared o una cama. De hecho, a una de las jóvenes la encontraron así, encadenada, en una cama que difícilmente sería apta para una niña 6 años menor que ella.

Las autoridades han mantenido en privado los nombres de la mayor parte de los hijos, así como su paradero. Aseguran que, por ahora, se encuentran bien y mejorando de su situación previa.

Bibliografía:

  1. https://en.wikipedia.org/wiki/Turpin_case
  2. https://news.sky.com/story/teens-911-call-details-abuse-of-torture-parents-at-turpin-family-home-in-california-11411843
  3. https://www.thesun.co.uk/news/6586952/turpin-family-house-of-horrors-escaped-girl-911-recording/
  4. https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/nunca-he-salido-la-calle-el-horror-de-la-familia-turpin-contado-por-uno-de-sus-hijos-articulo-795676

Imágenes: 1: wtkr.com, 2: radaronline.com, 3: wgno.com

El trágico caso de la familia Turpin
25 junio, 2018
Se habla de:                     


Ver más Artículo al azar