El pterodáctilo rupestre de Utah

Arqueología, Criptozoología

Utah, un lugar de debate religioso

Una de las características más llamativas del estado de Utah, en los Estados Unidos (cómo no) es la fuerte influencia que en su historia tienen las comunidades cristianas mormonas, quienes fueron prácticamente los colonizadores de la región. Esto ha hecho que junto con otros estados del centro y el sur de los Estados Unidos Utah sea uno de los lugares que con más vehemencia ha defendido ideas como el creacionismo.

Y por esta razón resulta interesantísimo que en esta misma región se descubriera una pintura rupestre que parece representar un pterodáctilo. Aunque la pintura no es particularmente detallada, el rostro que presenta es indudablemente el de un pterodáctilo al que se unen dos alas, una larga y la esbelta y la otra, si me preguntan, un tanto deforme.

El hallazgo movió muchos sentimientos en las regiones cristianas de Utah porque, de acuerdo con los arqueólogos que lo descubrieron, sería la prueba irrefutable de que los humanos antiguos convivieron con los dinosaurios y que, por lo tanto, la extinción de éstos no se encuentra 65 millones de años en el pasado, sino apenas hace unos pocos miles.

Y esto es importante, claro, porque indicaría que la Tierra no tiene unos 4.500 millones de años de antigüedad sino, de nuevo, apenas unos pocos miles. Lo que significa que la Palabra de Dios estaría en lo correcto y la ciencia habría fallado en sus estimaciones.

Otras visiones del hallazgo

Personalmente me inclinaría por ver en la pintura un pájaro gigante, quizás el Ave Trueno de las leyendas del Occidente Norteamericano. Sin embargo, en cualquier caso no cabe duda de que la imagen favorece mucho la imaginación.

Pero algunos investigadores consideran que ni siquiera se trata de un pterodáctilo – o para esos efectos, de cualquier animal volador –. De acuerdo con esta versión la interpretación de la imagen habría sido arruinada por los primeros investigadores que trazaron una línea blanca para que se distinguieran mejor los contornos que ellos veían (y que muchos consideran un intento deliberado de falsear la imagen y defender su postura).

Estas personas afirman que se trata en realidad de varias imágenes superpuestas que el tiempo fusionó en una. Aunque posible, no cabe duda de que sería muchísimo más interesante que la antigua pintura nos transportara a un mundo en el que animales voladores gigantes aún existían, sean éstos aves o pterodáctilos. En todo caso el debate continúa y por ahora no sabremos si se trata, en verdad, de un animal volador gigante.

Fuente de imagen: paranormal.about.com

El pterodáctilo rupestre de Utah

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                     

Bibliografía

El pensante (27 septiembre, 2015). El pterodáctilo rupestre de Utah. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/el-pterodactilo-rupestre-de-utah/