El primer proyecto agrícola-fotovoltaico

Lo más reciente:

Paneles solares

Hemos hablado bastante en este portal de la energía solar, y de cómo ha venido bajando de precio a lo largo de los años al punto que hoy por hoy estamos por primera vez presenciando granjas solares capaces de competir en precios con las plantas hidroeléctricas y a carbón, tradicionalmente los mecanismos más económicos para generar electricidad.

Pero la energía solar sigue presentando varias limitaciones. La más importante está asociada a la producción en horas de oscuridad, pero otra importante está relacionada con el espacio que requiere. Verán, mientras que las plantas de energía a carbón, a gas natural, o incluso las hidroeléctricas presentan un área relativamente pequeña, la energía solar requiere plantas de generación que ocupan vastísimos territorios. Como poner paneles en los techos sale más costoso que simplemente poner un montón en territorios vastos, esto significa que con las empresas generadoras han privilegiado las “granjas solares”. Y, evidentemente, esto significa que estos territorios llenos de paneles no podrán usarse para la agricultura, o para la conservación.

Y si bien en desiertos en los que no hay nada esto no resulta problemático, sí lo es si hablamos de territorios donde el suelo tiene otros usos. Es aquí donde entra el revolucionario sistema “agrivoltaico” que se ha desarrollado a los Estados Unidos.

Proyecto Agrivoltaico

El proyecto ha estado bajo desarrollo por varios años en la Universidad de Arizona, ubicada en un estado lleno de zonas áridas, pero que también son aptas para la agricultura.

El concepto es simple: se ponen los paneles un poco más altos, un poco más separados, para que limiten parte de la luz que llega al suelo, pero dejen suficiente para que las plantas crezcan.

Si bien originalmente el proyecto se planteó como una alternativa para incrementar el área viable para paneles solares, lo cierto es que los resultados han resultado mucho más positivos de lo que originalmente se había pensado. Los paneles solares, ubicados en zona desértica, disminuyen la temperatura del suelo, aportando a la conservación de agua y mejorando la productividad de las plantas. Y análogamente, las plantas emiten vapor de agua, refrescando los paneles y mejorando su eficiencia. El asunto, que se pensó originalmente como una alternativa secundaria, cada vez más se presenta como una solución de fondo que permitiría sacar lo mejor de dos sectores y permitir la viabilidad económica de la energía solar y de la agricultura en zonas desérticas.

Bibliografía:

  1. https://www.portafolio.co/innovacion/agricultura-y-energia-solar-una-combinacion-probada-para-el-campo-532256

Imagen: ensia.com

El primer proyecto agrícola-fotovoltaico
19 agosto, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar