El primer auto a gasolina de la Historia: Benz Motorwagen


Lo más reciente:

Automóviles

En la actualidad, los automóviles a base de gasolina (o diésel) son sin lugar a dudas los reyes indiscutibles en el mundo en términos de movilidad. En la actualidad, parece posible que en algún momento del futuro los autos eléctricos los superen, pero por ahora siguen siendo los más importantes… y con ventaja.

Seguramente muchos de ustedes sabrán que esta tecnología se popularizó principalmente a partir de la fabricación del Modelo T: el carro “económico” que permitió a las masas acceder a este producto. Sin embargo, para este momento los carros ya tenían algún tiempo de existir, y casi todos funcionaban usando el popular y conocido motor de vapor, de cuya historia hablamos en el artículo Historia del dispositivo que cambió el Mundo.

Pero el motor de combustión interna, el mismo que tenía el Modelo T y que en la actualidad gobierna las calles del mundo, tardaría algún tiempo más en aparecer.

Nikolaus Otto

El concepto de un motor de combustión interna que funcionase con un combustible líquido, aunque pensado desde mucho tiempo atrás, no tomó vuelo hasta que Jean Joseph Etienne Lenoir, expatriado belga, realizó un primero modelo que corría con “gas de iluminación” y generaba unos dos caballos de fuerza. Su eficiencia, ubicada en torno al 4%, era muy inferior a la de las máquinas de vapor de la época, y por esta razón el motor terminó más que todo como una curiosidad.

Nikolaus Otto, nacido en Alemania, era aún joven cuando se encontró con este motor y desde el principio le fascinó. Ya en 1860 comenzó a construir prototipos, alternativas que le permitieran superar las limitaciones de eficiencia tan serias de este tipo de dispositivos, pero sus primeros esfuerzos terminaron en motores que se destruían después de andar por algunos minutos.

Tras convencerse de que trabajar con combustible a presión no era práctico, Otto comenzó a trabajar un motor “atmosférico” que funcionaría con una mezcla entre combustible y aire. Y para 1864 lo había conseguido. Su motor seguiría mejorando y en 1876 tenía un motor con eficiencia mucho más alta a lo que jamás se había conseguido.

Pero bueno, una vez el concepto del motor quedó solucionado, el trabajo de Otto abrió la puerta a todo tipo de innovaciones.

Karl Benz

Usando el trabajo de Otto, el diseñador Karl Benz comenzó a trabajar en el concepto de un automóvil. Lo primero que hizo fue desarrollar un sencillo motor que tendría que proveer la energía al vehículo, y a partir de éste diseñó el resto del aparato. En 1885, por fin, pudo sacar a la venta la primera versión de su Benz Motorwagen, con casi un caballo de fuerza y una velocidad máxima de 16 km/h.

Bertha con su esposo Karl Benz

Con un chasis muy sencillo, el vehículo fue entonces financiado y patentado por su esposa, Bertha. Sin embargo, como las mujeres casadas en este periodo no podían tener patentes, quedó a su nombre.

Además del motor, este Benz Motorwagen tenía varias innovaciones importantes, como ruedas de caucho sólido, una estructura de acero con paneles de madera, una transmisión rudimentaria y resortes elípticos, entre otros.

El vehículo se convirtió pronto en una sensación, sin embargo, era visto por muchos como una curiosidad y no como un objeto que tuviera utilidad alguna. Esto fue lo que motivó a Bertha Benz, la esposa de Karl (y la legítima dueña de la patente) a realizar el primer viaje en automóvil de la Historia.

El viaje de Bertha

En 1888, Bertha tomó a sus dos hijos, Eugen y Richard (a la sazón con 15 y 14 años) y juntos se montaron en el Benz Motorwagon para hacer un viaje de Manheim a su ciudad natal, Pforzheim, ubicada a unos 90 kilómetros de distancia. Por supuesto, en este periodo el vehículo apenas si alcanzaba los 16 km/h, por lo que el viaje se organizó con varias paradas para publicitar el mismo y conseguir que se volviera un fenómeno nacional.

Debido a que se trataba de una tecnología aún incipiente, Bertha (que conocía y entendía la mecánica de vehículo) iba así mismo garantizando que el carro no tuviese problemas, y limpiando el carburador con un palillo que usaba para tener su sombrero, y usando su propio vestido para aislar los cables. Así mismo, en este periodo el freno funcionaba con cuero, por lo que se gastaba rápido, y la mujer se vio obligada a mitad de camino a pedir a un zapatero que le hiciera un nuevo cinturón de cuero, provisional, para poder llegar a su destino.

Bertha y sus dos hijos

El viaje, que duró más o menos una semana, se convirtió en un éxito fenomenal y le permitió a la empresa convertirse en la mayor compañía de vehículos de su época. El éxito del Benz Motorwagon abrió la puerta a una de las grandes revoluciones tecnológicas del siglo XX e, indirectamente, a parte de los problemas climáticos que aquejan nuestra sociedad hoy día.

Pero bueno. Sería tremendamente injusto culpar a Benz por eso.

Bibliografía:

  1. https://en.wikipedia.org/wiki/Benz_Patent-Motorwagen
  2. https://en.wikipedia.org/wiki/Otto_engine
  3. https://www.daimler.com/company/tradition/company-history/1885-1886.html

Imágenes: 1: mercedes-benz.com, 2: spiegel.de, 3: reddit.com

El primer auto a gasolina de la Historia: Benz Motorwagen
30 junio, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar