El “Papel de Roca” que busca superar el problema ecológico del papel

Sociedad, Tecnología

“Salva un árbol”

Tradicionalmente, para convencer a las personas de usar menos papel suele usarse la frase “salva un árbol”. Como todos sabemos, el papel se produce a partir de pulpa de la madera, por lo que la advertencia tiene sentido. ¿O no?

Siendo estrictos, no. En la mayor parte de los países la madera se obtiene ya sea de los desechos de otras actividades (en Colombia, por ejemplo, se usa el bagazo de caña) o de plantaciones forestales sembradas estrictamente para este fin. En muchos casos estas plantaciones aprovechan tierras degradadas y suelos dañados, por lo que mejoran la situación del ambiente en ese lugar (aunque lógicamente nunca serán tan útiles como un bosque verdadero).

¿Significa esto que el papel es ecológico y no presenta mayores inconvenientes? Bueno, pues no. Aunque la madera para su creación no sea necesariamente un problema, su manufactura es un proceso altamente contaminante. No son los árboles los que debemos cuidar. Son los ríos.

Como nota al margen, es obvio que entre menos papel se consuma habrá menos plantaciones y la tierra quedará libre para otras cosas. Pero en este aspecto, es lo mismo que si dejáramos, por ejemplo, de comer maíz.

Papel de Roca

Como propuesta alternativa en 1990 una empresa de Taiwán realizó una invención que buscaba presentar una alternativa al papel. Lo llamaron “papel de roca” (Stone paper) y se fabrica con carbonato de calcio (el material más común en la Tierra) y plástico.

El papel de roca es mucho más liso que el papel ordinario (pues no está hecho de fibras), es resistente al agua y al aceite, y aunque no es biodegradable si es vulnerable a la luz solar y desaparecerá si se deja unos 18 meses al sol, convirtiéndose en polvo. Su producción, además, no involucra el uso de agua (uno de los mayores problemas con el papel ordinario), de ácido ni de cloro, lo que lo hace muchísimo más limpio. Y para terminar, es impermeable al agua y el aceite.

Sí, sabemos que el plástico no es particularmente ecológico. Pero – y aquí viene la magia del asunto – este papel puede reciclarse un número indefinido de veces sin perder sus propiedades (el papel ordinario no soporta más de 4 reciclados). Así pues, se propone como solución definitiva al problema del papel.

Aparte de esto cabe mencionar, claro, que el asunto del reciclaje no tiene sentido si el papel no se recicla. Aunque esto es obvio, habría que tener en cuenta cuántas personas no lo devolverían para ser reciclado porque de terminar en un basurero tampoco se degradaría (requiere luz solar directa) y todas sus ventajas se perderían. Este es un factor importante a tener en cuenta.

Sin embargo, por ahora el principal problema del papel de roca es su costo. Nadie parece vender hojas de papel, se venden exclusivamente libros, cuadernos y libretas… productos todos que resultan bastante lujosos y costosos. El coste de esta producción aún está lejos de alcanzar el del papel ordinario, que puede venderse a un precio ínfimo por cada hoja.

Pero al menos parece una alternativa viable que podría tomar fuerza en los próximos años… aunque eso sí, requiere compromiso por parte de los consumidores.

Imágenes: 1: soluzstonepaper.com, 2: squarespace.com

El “Papel de Roca” que busca superar el problema ecológico del papel
Se habla de:                     

¿Conoces acerca de...?