El olvidado misterio del “Pozo Prohibido” de África

Criptozoología, Lugares peculiares

El descubrimiento del gran continente

Hacia finales de los 1800’s el continente africano, pese a la exploración que allí se había realizado, seguía siendo un gran misterio. En las inmensas selvas y las grandes sabanas del interior se escondían secretos ocultos y monstruos inimaginables que poco a poco fueron descubriendo los exploradores europeos.

Sin embargo, pese a su dominio del continente, en 1920 era mucho lo que aún no se sabía de vastas regiones del interior africano. En aquella década nuevos exploradores se encontraban en lo que hoy es el norte de Zimbabue (entonces Rhodesia del Norte) comenzaron a reportar la existencia de un pozo pequeño (de apenas unos 30 metros de longitud) que era evitado a toda costa por los nativos Mashona y Matabele. De acuerdo con los relatos sobre el Pozo Prohibido (como vino a conocerse), éste era el hogar de una familia de horribles bestias reptilianas que periódicamente surgían para aterrorizar a los aldeanos de la región.

Las bestias del Pozo           

Los relatos hablaban de monstruos que surgían del pozo con un insaciable apetito que les hacía comer todo lo que tuvieran enfrente (incluyendo, por supuesto, seres humanos). De vez en cuando las noches dejaban oír horribles murmullos y, de vez en cuando, el grito de las víctimas de la criatura. Una de las tribus de las cercanías estaba tan aterrada de la presencia que había optado por enviar un sacrificio humano con la esperanza de que esto calmara a la bestia.

Exploraciones en el lugar

Entre octubre y diciembre de 1925 varios periódicos relataron la expedición de un tal Mr. Worthington, que visitó el lugar bajo la guía de algunos nativos sin encontrar rastros de la criatura a pesar de la insistencia de todos los guías en que se encontraba en este lugar.

La expedición fue organizada exclusivamente con el objetivo de encontrar al monstruo, que los jefes de las tribus vecinas describían como algo “semejante a un hipopótamo, solo que muchísimo más grande”. Lamentablemente Worthington no fue capaz de encontrar prueba alguna de la existencia del monstruo y al final la expedición no terminó en nada.

El pozo desaparece de la Historia

La última mención conocida del misterioso pozo en los medios occidentales ocurrió el 15 de diciembre de 1925 en el Ellesmare Guardian, que hablaba de la expedición y lo que podría existir en el pozo:

“En África hay un número de animales que, de acuerdo con la evidencia geológica, se han extinto en un tiempo reciente, y no hay razón por la que en algún lugar protegido donde la comida abunde y los enemigos escaseen no puedan sobrevivir algunos de estos animales para mostrarle al mundo, como lo hizo el Okapi, que aún no son prehistóricos”

A partir de ese momento el pozo desapareció del interés de occidente. Una expedición de menos de una semana fue suficiente para olvidarse de ello pese a la insistencia de los guías nativos, y el pozo prohibido jamás volvió a visitarse. Hoy, no sabemos en qué lugar remoto de África quedaba, o si ha vuelto a ser visitado por los seres humanos, algo lamentable ya que seguramente sea un lugar de estudio bastante interesante.

A estas alturas no podemos más que elucubrar sobre el pozo. Quizás era el hogar de gigantescos cocodrilos y de un leopardo particularmente agresivo, no lo sabemos. Puede ser que incluso vivieran allí criaturas que jamás habían sido vistas por ninguna persona además, claro, de los miembros de las tribus.

Fuente de imágenes: 1:news.nationalgeographic.com, 2: beforeitsnews.com

El olvidado misterio del “Pozo Prohibido” de África

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                         

Bibliografía

El pensante (16 octubre, 2015). El olvidado misterio del “Pozo Prohibido” de África. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/el-olvidado-misterio-del-pozo-prohibido-de-africa/