El Monstruo del Lago Elsinore

Criptozoología, Seres monstruosos

Una imagen (obviamente editada) que muestra la imagen del Monstruo del Lago Elsinore

Monstruos en los lagos

Los relatos de monstruos en los grandes cuerpos de agua dulce son bastante recurrentes. Pareciera casi que no existe un cuerpo de agua dulce de tamaño considerable sin que surja, en torno a él, una leyenda.

Muchas veces, las leyendas de este tipo datan de tiempos prehistóricos, cuando los primeros habitantes se encontraron con criaturas que luego desaparecieron de la faz de la Tierra. Otras, se construyen en tiempos más modernos cuando los exploradores se enfrentan a nuevos territorios y se dan cuenta de que el mundo esconde maravillas que no podemos siquiera imaginar.

Y algunas, cuya procedencia no está clara, son extremadamente difíciles de justificar… principalmente cuando implican un lago en medio de una ciudad donde difícilmente podrían existir criaturas gigantes sin causar uno que otro desastre.

El Lago Elsinore

Ubicado en California, en la región más occidental de los Estados Unidos, el Lago Elsinore da cobijo a una ciudad del mismo nombre con unos 60.000 habitantes y tiene un área de unos 10 kilómetros de largo por 2.5 de ancho. Su profundidad, nada impresionante, es de un promedio de 8 metros con un máximo de 13.

El lago se convirtió en hogar de la ciudad en 1888, a raíz de la colonización estadounidense de la región y de la llamada fiebre del oro. Y fue por aquellos mismos años que el Monstruo apareció por primera vez.

La estatua que posteriormente se le realizaría a la criatura

Elsie

El primer registro que tenemos de Essie, como algunos llaman al Monstruo del Lago Elsinore, aparece en el año 1884 cuando los habitantes del entonces pueblo de Lake Elsinore fueron testigos de la aparición de un ser terrorífico. De acuerdo con las fuentes que de entonces nos llegan, la criatura recordaba a una serpiente marina gigante, aunque parecía tener cuatro aletas.

La aparición, pese al temor que suscitó, se olvidaría en los años por venir mientras la ciudad en los alrededores del lago se convertía en una urbe importante. Sin embargo, el asunto volvería a los titulares nacionales en el año 1934 cuando una familia de granjeros se encontró con la criatura, que según dijeron medía unos 30 metros de longitud y nadaba “perezosamente” en las aguas superficiales del lago. Apenas sintió los sonidos del motor del bote, la criatura dio un salto y se sumergió rápidamente dejando a su paso olas que casi hacen naufragar a la pequeña embarcación.

Varios avistamientos menores ocurrieron en los años siguientes a medida que la criatura se popularizaba. Fue entonces cuando los periódicos locales dieron en llamarla “Elsie” (en clara alusión a “Nessie”, el monstruo del lago Ness) o “Hamlet” (pues de esta obra de Shakespeare había salido el nombre Elsinore): pese a su popularidad, la criatura luego volvió a esconderse por varios años antes de salir, de nuevo, a la luz.

Esto ocurriría en el año 1967 cuando una familia se encontraría con lo que describió como “una gigantesca mancha negra estilizada que nadaba bajo la superficie, con puntas que de vez en cuando se veían surgir”. Y de nuevo en 1970 varios testigos hablarían de una extraña criatura semejante a una serpiente (aunque en este caso su tamaño ya se reduciría a unos 5 metros de longitud).

A partir de entonces los avistamientos se harían más recurrentes. En particular en los 1990’s fueron varios los testigos que se encontraron con el Monstruo, siendo uno un pescador que incluso pudo ver su cara de cerca (la cual, afirmó, recordaba aquella de un aligátor). Por lo general, todos refieren una criatura grande, pero no tan inmensa como aquella del relato de 1934 (fluctuando por lo general entre los 4 y los 10 metros) con un aire reptiliano y la habilidad para consumirse en las profundidades.

¿Existe en verdad Elsie?

En la actualidad, Elsie es un componente fundamental de la cultura de Lake Elsinore, y sus niños incluso aprenden de la historia del monstruo en el colegio. Incluso, en algún momento existió una estatua que generó lo que podríamos llamar un “parque temático” bastante popular que terminó por decaer pero que representó en algún momento la cultura y la idiosincrasia de la ciudad.

Sin embargo, quienes defienden su existencia han tenido problemas bastante serios para justificarla. Siendo un cuerpo de agua relativamente pequeño en una zona casi desértica (recordemos que California se caracteriza por las sequías, una de las cuales – particularmente fuerte – está ocurriendo en la actualidad), el Lago Elsinore ha alcanzado niveles muy bajos en algunas ocasiones, llegando a secarse en un periodo de varios años durante la década de los 50’s. Y como es lógico, cuando se secó no había nada allí. La hipótesis dominante – bastante controvertida – es que el animal huye río arriba o se refugia en las abundantes cuevas de las cercanías en espera de tiempos mejores.

El lago seco en los 1950’s

Quienes dudan de la existencia de Elsie afirman que una criatura del tamaño de la descrita difícilmente podría ocultarse en cuevas y sobrevivir tanto tiempo sin alimentos. Por su parte, algunos creen que los avistamientos podrían ser de peces de gran tamaño que las personas confundieron con reptiles.

Sea cual sea la verdad, Elsie es una leyenda interesante que tiene muchísima importancia en esta región de los Estados Unidos.

Fuente de imágenes: 1: imustbehallucinating.com, 2: reocities.com, 3: lake-elsinore.org

El Monstruo del Lago Elsinore

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: