El misterio del incidente del paso Dyatlov

Complots y conspiraciones, Muerte y relacionados

 

Misterios en los montes Urales

El incidente del paso de Dyatlov es uno de los casos más misteriosos de desaparecidos en expediciones de montaña. Al día de hoy, no se conoce con exactitud la causa de la muerte de los 9 montañistas que partieron aquel 25 de enero de 1959 hacia las montañas Otorten, con el objetivo de ascender, coronar la cima y retornar al poblado de Vizhai. De acuerdo con los testimonios, el grupo había calculado el retorno a esta ciudad alrededor del 12 de febrero (fecha en que enviarían un telegrama al club deportivo). Sin embargo, el telegrama jamás llegó.

El equipo arribó a la ciudad de Ivdel el 25 de enero, y de allí se dirigieron a Vizhai. El 27 de enero salieron hacia Otorten, pero apenas un día después uno de los miembros se enfermó y tuvo que regresar a la ciudad. Los 9 restantes continuaron su camino.

El 30 de enero el equipo alcanzó las estribaciones de la montaña. Aprovechando el valle, recolectaron todos los recursos que pudieran serles de utilidad y continuaron su camino. Aparentemente planeaban cruzar el paso y acampar la noche siguiente al otro lado de la montaña, pero parece ser que una nevada, debido a la pérdida de visibilidad, los desvió hacia el oeste, hacia la cima del monte Kholat Syakhl, que en Mansi (idioma nativo) traduce monte de la muerte.

El grupo se habría dado cuenta del error demasiado tarde para retomar el trayecto inicial y habría optado por acampar en las faldas de la montaña. Nadie sabe por qué decidieron acampar allí en lugar de descender un poco a terrenos menos hostiles (se especula que se debió a la renuencia a perder altitud), pero en todo caso, aquella sería su última noche.

La desaparición del equipo

El 20 de febrero, tras 8 días esperando el telegrama del equipo, el instituto decidió enviar un grupo de búsqueda ante las peticiones de los preocupados familiares. 3 días después, al darse cuenta de que los miembros del equipo no aparecían, intervino el ejército y la milicia, y varios helicópteros comenzaron a rondar la zona.

Al final, el 26 de febrero, encontraron el campamento, a partir de ese momento y hasta unos dos meses después continúo la búsqueda de los cuerpos (5 de los cuales estaban cerca al campamento). Una vez los encontraron a todos buscaron una explicación para el accidente… y no pudieron hallar ninguna. Las condiciones en las que habían encontrado el campamento y, más adelante, los cuerpos, no parecían tener ningún sentido.

¿Qué había sucedido?

En primer lugar, las carpas. Habían sido cortadas desde adentro, y las posesiones de los montañistas se encontraban intactas (incluso organizadas) en su interior. Los primeros cuerpos los hallaron a algunos centenares de metros del campamento (siguiendo una serie de huellas), y tanto los cuerpos como las huellas mostraban que quienes habían ido en esa dirección no tenían suficiente ropa para soportar el frío, y algunos incluso iban descalzos.

Los otros 4 cuerpos, encontrados casi dos meses después, presentaban mejor cubrimiento, pero también unas heridas tremendas que incluían cortes y fracturas. Estaban en un pequeño bosque cerca al campamento, y uno de ellos apareció trepado en un pino. Los investigadores nunca fueron capaces de estipular la causa exacta de la muerte de lo montañistas.

Varias teorías se propusieron, siendo las dos más aceptadas una avalancha y un ataque de las tribus Mansi de la región. La primera, aunque improbable, aún es la opción más viable reconocida; la segunda se descartó a las pocas semanas.

Sin embargo, existen otras teorías que involucran episodios de locura colectiva (solo así podría explicarse que salieran de las carpas – destruyéndolas en el proceso – para morir de hipotermia solo unas decenas de metros más adelante, el ataque de una criatura desconocida (de la que habrían tratado de escapar) y el envenenamiento por sustancias radioactivas.

Esta última teoría, en particular, es muy defendida por la radioactividad presente en la ropa de los montañistas y las declaraciones de varios testigos de que tenían un tono de piel moreno, cuando en invierno lo natural es que tuvieran la piel más pálida. La procedencia de esta radioactividad no queda clara – se propone una causa tanto natural como humana e incluso extraterrestre – pero su presencia en el lugar de los hechos ha sembrado dudas sobre la objetividad del equipo de rescate, o la posibilidad de que el gobierno, deliberadamente, quisiera ocultar alguna información. Estas acusaciones tomaron mucha fuerza tras la publicación en 1967 del libro de Yuri Yarovoi (periodista soviético que estuvo en la expedición de rescate).

En el libro no solo aparece una versión romantizada del accidente, sino que se afirma que solo falleció allí el líder del equipo. El libro, ceñido a la “versión oficial” soviética, fue más adelante cuestionado por el investigador Anatoly Gushchin, quien propuso una teoría sobre un arma secreta desarrollada por la URSS. A pesar de las críticas, su libro sigue siendo el compendio más exhaustivo de documentos relativos al accidente, y si bien no muchos defienden su teoría, sí queda claro con su obra que el gobierno soviético ocultó algo en el accidente.

Al día de hoy, nadie sabe realmente qué pasó con los exploradores y, salvo que exista registro de ello en algún oculto archivo soviético, parece ser que nunca lo sabremos. Sin embargo, sí sabemos que algo muy extraño llevó a 9 personas a perecer en medio de la nieve, sin ropa para cubrirlos y habiendo dañado (voluntariamente, según parece) sus carpas.

¿Tienes alguna teoría para explicar este misterio?

Fuente de imágenes: 1: img3.wikia.nocookie.net; 2: whoyoucallingaskeptic.files.wordpress.com; 3: thecloakedhedgehog.files.wordpress.com.

El misterio del incidente del paso Dyatlov

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                             

Bibliografía

El pensante (31 mayo, 2015). El misterio del incidente del paso Dyatlov. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/el-misterio-del-incidente-del-paso-dyatlov/