El misterio de la casa que sangra

Hechos insólitos, Leyendas

 

Un fenómeno sin explicación

Los detectives de la policía estudian y se forman para resolver grandes misterios, pero al parecer no todos los misterios tienen solución.

Un ejemplo de esto puede ser el ocurrido durante 1987 en la ciudad de Atlanta, donde la Policía nunca pudo explicar el origen de los sucesos ocurridos en la casa de los esposos Willian y Minnie Wiston.

La pareja Wiston vivía hace 22 años en una casa de ladrillos y  tres habitaciones, en un barrio tranquilo, donde pasaban los días de su vejez sin mayores contratiempos.

Una noche de septiembre de 1987, según el investigador Charles Berlitz, la señora Wiston decidió darse una ducha, sin embargo al entrar al baño se encontró con una escena aterradora: del piso brotaba “como una regadera” un líquido rojo, que de inmediato ella supo identificar como sangre.

La señora Wiston llamó de inmediato a su marido, para mostrarle lo que ocurría en la sala de baño.

No obstante cuando salieron de esa habitación, pudieron ver con horror como la escena se repetía en toda la casa: todas las paredes y el piso de la propiedad se encontraban llenas de sangre.

El señor Wiston decidió llamar a la policía, corría ya la media noche.

Según Berlitz, el señor William Wiston le dijo a la policía que su casa estaba llena de sangre, pero que ni él ni su esposa estaban heridos, ni habían sangrado.

Igualmente, contó que esa noche se habían acostado aproximadamente a las nueve y media de la noche, y que no habían escuchado ruidos extraños, que pudieran indicar la presencia de algún intruso.

El detective Steve Cartwright fue el encargado de acudir al llamado de los Wiston.

Tal como declararía después –según el escritor Berlitz- el detective Cartwright refirió que ciertamente la casa de los Wiston presentaba gran cantidad de sangre corriendo por sus paredes y depositada en su suelo, aunque al revisar la propiedad no habían podido encontrar el cadáver de ninguna persona u animal.

Los investigadores policiales decidieron –aun en ausencia de cuerpo- someter el líquido que encontraron en la casa a exámenes científicos para investigar su naturaleza.

La sangre que no viene de ningún lugar

El laboratorio confirmó que se trataba de sangre humana.

Por su parte, Cal Jackson, portavoz del departamento de Policía de Atlanta –concluye Berlitz- declaró que este departamento había catalogado el caso como “una circunstancia desacostumbrada”, pues por lo general tanta sangre siempre conlleva la presencia de un cuerpo.

Hasta ahora el origen de la sangre que emanaba de las paredes y el suelo de la casa de los esposos Wiston sigue siendo uno de los grandes misterios de la Policía de Atlanta.

¿Tienes alguna teoría sobre este misterioso caso? Compártelo con nosotros, y si conoces la historia de otra casa sangrante, háznosla llegar.

Fuente de imágenes: creepypasta.wikia.com

El misterio de la casa que sangra

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: