El “Indígena del Hoyo”: la trágica historia del último superviviente de una tribu perdida

Lo más reciente:

Amazonas

Por siglos, el Amazonas fue la última frontera, aquella región perdida en la inmensidad a la que solo viajaban los locos y los aventureros, y en la que el verde de la selva perdía para siempre la cordura de los hombres.

Pero con la llegada de la fiebre del caucho la situación cambió. El Amazonas se convirtió en una fuente de riquezas inimaginables y miles de personas marcharon allí para conseguir una tajada del pastel. Miles de poblaciones indígenas fueron esclavizadas y obligadas a recolectar el caucho en un proceso que terminó por convertir esta selva en el desierto humano que es hoy, pues como vimos en el artículo ¿Es el Amazonas resultado de un antiguo proyecto ecológico de ingeniería? antes de la fiebre del caucho el poblamiento de la región parece haber sido significativamente mayor.

Con la finalización de la fiebre del caucho el Amazonas volvió a ser poco habitado, pero perdió ese halo de lejanía. A partir de este momento la frontera comenzaría a ser colonizada por campesinos, ganaderos y empresarios, en particular en Brasil, pero también en Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador.

Y esto, por lo general, llevó a duros conflictos en los que los indígenas llevaban todas las de perder. Los invasores iban armados, tenían consigo tecnologías bélicas muy superiores a las indígenas, y estaban dispuestos a usar la fuerza para quedarse con estas tierras. Las instituciones de los países a veces los apoyaron, pero con el paso del tiempo comenzaron a ponerse del lado de los indígenas y proteger sus territorios.

Lamentablemente, aunque tuvieran la intención carecían de los medios para hacerlo (y la perenne corrupción de los países latinoamericanos no ayudaba). Fue así como en 1980 comenzó la colonización del estado amazónico brasileño de Rondônia, que ocurrió a pesar de la legislación e involucró muchos ataques contra los indígenas de este país.

La muerte de la tribu

En aquel entonces vivía en la región una tribu de nombre desconocido que parece haber durado todo este tiempo sin tener mayor contacto con la sociedad brasileña. La tribu en cuestión comenzó a perder terreno rápidamente frente a los colonos y decenas de miembros en varios enfrentamientos que ocurrieron en el curso de la década. Para 1995, año del último ataque de los granjeros, se calcula que en la tribu quedaban menos de 6 miembros (de un número originario desconocido).

Lamentablemente, los culpables jamás fueron encontrados (ni castigados), y para cuando la Funai (institución encargada de cuidar a las tribus indígenas en Brasil) garantizó que nadie más llegase al área, en 1996, se cree que ya solo quedaba una persona viva.

El indígena de los hoyos

El hombre vive solo, y se mueve a sus anchas a lo largo y ancho de la selva. Los habitantes de las cercanías suelen saber más o menos en qué área se encuentra, pero procuran no seguirlo y al hombre tampoco le parece interesante mucho encontrarse con desconocidos.

Los agentes federales de Brasil comenzarón por intentar contactarlo, pero pronto se dieron cuenta de que no quería ser contactado, así que lo dejaron ser. Regularmente recorren los caminos que él recorre, dejándole semillas y algunas herramientas que puedan serle de utilidad.

Lo llaman “el indígena de los hoyos” por su costumbre de cavar agujeros en los lugares en que duerme. El hombre, considerado por muchos como la persona más solitaria del mundo, vive de sus cultivos itinerantes de maíz, papa, plátano y papaya y de la caza que realiza. Su historia, la del último indígena de su tribu, es un monumento a la tragedia de muchas tribus en todo el amazonas (y en todo el mundo) pero también una muestra de la fuerza y la resistencia de una persona dispuesta a sobrevivir.

Bibliografía:

  1. https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/capturan-en-video-al-ultimo-sobreviviente-de-una-tribu-aislada-del-amazonas-articulo-801454

Imágenes: 1: elespectador.com, 2: infobae.com

El “Indígena del Hoyo”: la trágica historia del último superviviente de una tribu perdida
25 julio, 2018
Se habla de:                         

Ver más Artículo al azar