El Embargo Petrolero de 1973: el día que el Medio Oriente puso de rodillas al mundo

Lo más reciente:

Fila de autos esperando gasolina

El rey petróleo

Para nadie es un secreto que el petróleo, por mucho tiempo, dirigió la política extranjera de varias potencias mundiales, en particular los Estados Unidos. Las dos guerras con Irak, la primera en defensa de Kwait y la segunda para derrocar a Saddam Hussein, tuvieron posiblemente una motivación asociada a los recursos petroleros (si bien en el segundo caso el gobierno estadounidense aseguró que las causas eran diferentes).

¿Por qué sucedió esto? Bueno, el hecho es que el petróleo es fundamental para las economías industriales, pues de él proviene la mayor parte de la energía que utilizan. Y ante la ausencia de energía la situación puede salirse de control muy rápidamente.

Y estas economías sufrieron un profundo trauma durante el periodo conocido como el embargo petrolero, cuando los países del Medio Oriente demostraron que tenían la capacidad de detener al mundo entero si les entraba en gana.

La Guerra de Yom Kippur

Como muchos sabrán, Israel ha estado en guerra con sus vecinos en repetidas ocasiones. Originalmente era la Unión Soviética la que le brindaba más ayuda, pero con el paso de los años fue alineándose más y más del lado de Estados Unidos.

Durante la guerra de los seis días ocurrida en 1968 Israel se apoderó de territorios de Siria y Egipto. En 1973 Egipto contraatacó con el objetivo de recuperar el territorio perdido, y tras él lo hicieron varios países árabes. En esta ocasión, EEUU no fue tímido con su ayuda y el gobierno de Nixon ofreció más de dos millones de dólares y el abastecimiento aéreo a Israel.

La respuesta de los países árabes, liderados por Arabia Saudita, fue cortar las exportaciones de petróleo en lo que se conoció como el embargo petrolero de 1973.

El embargo

En octubre de 1973 los gobiernos de los países árabes productores de petróleo comenzaron a restringir la exportación del crudo, en particular a países occidentales que apoyaron a Israel durante el conflicto.

Los efectos fueron inmediatos. La reducción en la disponibilidad de crudo incrementó los precios de manera exponencial, multiplicándolos por cuatro en cuestión de meses. Los impactos en las economías industriales (y de paso en muchas economías no industriales) fueron dramáticos.

Mientras las economías de Estados Unidos, Europa y Japón se estancaban, los países productores acumulaban una cantidad inmensa de riqueza que impulsaría una burbuja de crédito en los años por venir.

El embargo sólo duró un año, y sus objetivos políticos resultaron en un absoluto fracaso. Ni Estados Unidos y Europa apoyaron a los países árabes y una vez más Israel terminó por ganar la guerra. Sin embargo, el impacto que tuvo en el desarrollo de estos países generaría cambios permanentes en la política mundial.

Angustia petrolera                          

Por décadas prácticamente la totalidad de la energía que el mundo consumía venía de una de dos fuentes: el petróleo o el carbón. Ambas fuentes eran abundantes y económicas.

Entre otras, una de las medidas para reducir el consumo de petróleo fue poner límites más estrictos de velocidad

Con el paso de los años, el petróleo tomo más y más importancia, al punto de que plantas eléctricas que usaban diesel comenzaron a reemplazar a las tradicionales plantas de carbón. Por esta razón, el embargo fue un choque tremendo para estos países que se dieron cuenta que estaban a un conflicto político de perder sus fuentes energéticas.

El resultado fue la inversión masiva en investigación energías alternativas, incluyendo energía nuclear, la generación hidroeléctrica y las bases de las energías eólica y fotovoltaica. Así mismo, en todo el mundo los carros se hicieron más pequeños y eficientes, lo que permitió reducir el consumo levemente aun cuando se incrementaba el número de conductores.

Más importante, sin embargo, fue el compromiso del mundo desarrollado (y en particular de los Estados Unidos) de garantizar el abastecimiento petrolero mundial a toda costa. Este país comenzaría a desarrollar fuertes alianzas con los gobiernos de la región (pasando por alto todo tipo de vejaciones a los derechos humanos y acciones dictatoriales y totalitarias) y no dudaría en intervenir cuando Irak invadió a Kuwait en 1990. La importancia de la región en términos geopolíticos impulso también todo tipo de grupos radicales, llevando al surgimiento de dinámicas de violencia que aún hoy no han terminado.

Evolución de los precios del petróleo en este periodo

Sin embargo, la situación está cambiando y en la actualidad estos gobiernos (en particular el de EEUU) son, por mucho, mucho menos dependientes del petróleo árabe. El advenimiento de tecnologías alternativas y baratas para generar energía, la puesta en escena de la movilidad eléctrica y la aparición de nuevos países productores no vinculados a la OPEP han reducido de manera considerable la influencia de los países árabes en el mercado mundial de petróleo y, por extensión, en la política mundial.

Más importante aún, los Estados Unidos consiguieron gracias al Fracking incrementar de manera dramática su producción de crudo y gas natural, y ya no dependen de ninguna fuente externa de petróleo. Esto significa que probablemente la guerra de Irak fue la última guerra jamás combatida a causa del oro negro.

Bibliografía:

  1. https://en.wikipedia.org/wiki/1973_oil_crisis

Imágenes: 1: npr.org, 2: slideshare.net, 3: resilience.org

El Embargo Petrolero de 1973: el día que el Medio Oriente puso de rodillas al mundo
30 enero, 2019
Se habla de:                                     

Ver más Artículo al azar