El día que murió la esclavitud: breve historia de la Guerra de Secesión, parte 4

En azul, los estados de la Unión, en rojo, la Confederación, y en azul claro los estados “indecisos” (rápidamente conquistados por la Unión). Los grises eran territorios, aún no tenían representación política ni mucha población

Terminamos el artículo anterior con la decisiva derrota de la Unión en la Primera Batalla de Bull Run, un duro golpe para Lincoln y el norte que confiaban en una victoria rápida. Corría el mes de julio, la Confederación había estado en pie por más de tres meses y comenzaba a estar claro que los Estados Confederados del Sur tenían el apoyo de su población (al menos de los que no eran esclavos, claro) y combatirían con fiereza por su independencia… y su derecho a mantener la esclavitud.

Los avances Confederados y el temor de la Unión

La Batalla de Bull Run fue un punto de quiebre. Un gran número de tropas de la Unión fueron derrotadas por un número más pequeño de tropas confederadas muy cerca de la ciudad de Washington. De haber estado mejor fortificadas, y haber contado con líneas de suministro claras, las tropas confederadas podrían haber tomado la capital del país (lo que habría representado un duro golpe para la moral del Norte).

Esto no ocurrió, claro, y Lincoln comenzó a planear para el futuro. A sabiendas de que tenía detrás suyo el apoyo del Norte, el presidente optó por asegurar que no buscaba la abolición de la esclavitud, sino mantener la Unión (esto para garantizar que los estados “indecisos” no se unieran a la rebelión). Esto ocurrió el 25 de julio, tras la derrota en la Primera Batalla de Bull Run.

Así mismo, comenzó la organización de un ejército más fuerte y pensó en organizar la defensa del Norte en caso de que la Confederación lograra llegar a territorio norteño. A principios de la guerra era clara la superioridad del Ejército del Sur, por lo que este era un temor permanente.

Al principio de la guerra hubo importantes avances de la Confederación

Durante los primeros seis meses de la confrontación el Norte fue incapaz de realizar avances en el Oriente, aunque evitó ataques de la Confederación. Por el Occidente, sin embargo, fue capaz de conseguir rápidamente el control en los estados fronterizos de Kentucky y Mississippi. Esto le garantizaría a la Unión la llegada al Río Mississippi, un elemento clave en el Plan Anaconda.

Para 1862 la situación no había avanzado mucho, y Lincoln comenzó a presionar a su general, George B. McClellan, a atacar una vez más a Virginia. McClellan, un general no muy hábil en el campo de batalla, fue derrotado de manera decisiva por Robert E. Lee, comandante del Ejército de Virginia (y posteriormente de todo el Ejército Confederado). Estaba claro que Lee tenía mejores hombres, mejor valor táctico y mejores habilidades militares.

Tras esta decisiva derrota en la que fue llamada la Segunda Batalla de Bull Run, McClellan se vio obligado a retirarse y Lee comenzó a avanzar. Cruzó el Río Potomac en primavera de 1862 y por primera vez amenazó territorios en el Norte. La Confederación, jubilosa, comenzó a soñar con una victoria rápida.

Pero Lee, y el Ejército Confederado, no podrían sostener su posición por mucho tiempo.

Bloqueo: el Plan Anaconda

Cuando estás en tierra, la moral, experiencia y movilidad de tus hombres son vitales a la hora de ganar una batalla.

Pero en el mar la cosa es diferente. Una canoa, por motivada y experimentada, jamás derrotará un Galeón. Y un Barco de Línea jamás derrotará los acorazados que en aquel periodo comenzaban a construirse.

La Confederación intentó construir sus propios acorazados, pero fue incapaz de hacerlo. Carecía de los medios técnicos, las materias primas y el conocimiento. Para el Norte Industrial, en cambio, construir barcos de acero era fácil: tenían las industrias, los ingenieros, las fábricas, todo lo necesario.

Por esta razón, el norte tuvo desde el principio una clara ventaja marítima, una que hacía posible la realización del bloqueo naval de la Confederación. Poco a poco, las flotas de la Unión fueron avanzando hacia el sur, encontrando victorias decisivas en varios enfrentamientos y logrando el control de importantes puertos que serían usados para reabastecer sus barcos.

Poco podía hacer el Sur contra estos poderosos acorazados

King Cotton

La Confederación sabía desde el principio que estaba en desventaja en el océano, pero contaba con una ayuda que jamás se materializó: el apoyo militar inglés.

Inglaterra en este momento era hogar de gigantescos telares que dependían del algodón sureño, King Cotton (el Rey Algodón) lo llamaban. La finalización del comercio, producto del bloqueo de la Unión, sería nefasto para la economía británica, y los sureños estaban convencidos de que Inglaterra no permitiría que esto sucediera.

Pero los sureños de la Confederación subestimaron algo: el profundo desprecio e indignación que la esclavitud generaba en la población británica. Recordemos que en 1807 este país había abolido la trata y gastado ingentes recursos en acabar con los barcos esclavistas (a pesar de que le ofrecía pocos o ningún beneficio). Sí, Inglaterra sufrió el bloqueo, pero era políticamente imposible para el Rey o el Parlamento apoyar a la Confederación. La esclavitud, como institución, era inaceptable para el pueblo británico.

En lugar de eso, comenzaron a sembrar algodón en sus colonias de África del Norte (lo que luego afectaría aún más a los estados sureños).

La Emancipación y la retirada sureña

Mientras Lee avanzaba por el Oriente, poniendo en peligro las capitales de la Unión, en el frente occidental era la Confederación la que se batía en retirada. Esto significó que poco tiempo después del comienzo de la Guerra los estados “indecisos” más importantes: Missouri y Kentucky, ya estaban en manos de la Unión.

Conspiraciones en la Segunda Guerra Mundial: ¿Estaban al tanto los Estados Unido... El indigno ataque a Pearl Harbor El 7 de diciembre de 1941 los japoneses realizaron un ataque sorp...
El Faraón del Siglo XX: Gamal Abdel Nasser Gamal Abdel NasserEl fin de una desastrosa guerra Luego de que la Segunda Guerra finalizara acaba...
Cuando las drogas se recetaban y eran legales.  . Tomese un poquito de heroina para ese dolor de cabeza.. Hace  años, antes de que se detectase e...

Para Lincoln, esto significó que ya no tenía necesidad de seguir defendiendo la esclavitud, y el 1 de enero de 1863 anunció la liberación inmediata de todos los esclavos de los territorios rebeldes. Al ser una proclamación presidencial, y no una ley, esto aplicaba únicamente para las áreas en rebelión (y no para los estados “indecisos”), es decir, para alrededor de tres millones y medio de esclavos de los cuatro que entonces vivían en Estados Unidos. En los territorios ocupados se liberaron cerca de 100.000 esclavos ese mismo día y a medida que avanzaran las tropas serían más. Muchos de estos esclavos se unirían como voluntarios a los ejércitos de la Unión.

En la Confederación, la noticia fue recibida con gran indignación. Lee seguía avanzando en el norte, encontrando victoria tras victoria, pero con cada paso que daba perdía hombres y volvía más difícil la cadena de suministros. Y finalmente, en julio de 1863, Lee sufrió una decisiva derrota en la Batalla de Gettysburg, que marcaría el final de los avances militares de la Confederación.

El Ejército del Potomac: táctica vs estrategia

¿Recuerdan cuando hablamos de George McClellan, ese general no muy competente que fue derrotado varias veces por Lee? Pues bien, este general indeciso, incapaz de tomar la iniciativa y bastante mediocre en el campo de batalla sería una de las causas fundamentales de la victoria de la Unión.

El Ejército del Potomac, que garantizaría la victoria eventual de la Unión

Pues el General McClellan, aunque tácticamente era un poco torpe, era un genio de la estrategia. Utilizando tecnologías de punta (el telégrafo) creó una densa red de información que permitía a los comandantes saber qué pasaba en cada momento en el frente. Gran estadista, organizó el entrenamiento de nuevas tropas de manera constante, dirigió la creación de líneas de suministro eficaces, revisó la construcción de ferrocarriles clave en el abastecimiento de los frentes, y ante todo logró que las tropas que iba entrenando superaran en número a las que eran dadas de baja en el campo de batalla.

Su creación, el llamado Ejército del Potomac, se convirtió en una fuerza avasalladora, indestructible, no por sus hombres o sus armas sino por la red de logística e inteligencia que lo dirigía. A dos años de comenzar la guerra, la Unión podría haber perdido cada batalla y aún así habría terminado ganando. Esa era la fuerza del Ejército del Potomac.

Lee, en cambio, estaba abrumado. Había intentado ganar una victoria decisiva cuando lo mejor era permanecer en territorio amigo y jugar a la defensiva. Agotó sus hombres en jugadas maestras que no llevaron a nada. La Unión superaba en 3 veces la población de la Confederación, y si restamos los esclavos, en más de 5. Peor aún, mientras que cada hombre del norte podía luchar, en el sur tenían que dejar individuos cuidando posibles rebeliones. Estaban muy constreñidos en temas de disponibilidad humana, y la peor estrategia en el largo plazo era atacar y desperdiciar vidas valiosas lejos de la base… y eso fue precisamente lo que hizo Robert. E. Lee cuando comandaba las tropas Confederadas.

En últimas, la superioridad estratégica de la Unión terminó por vencer a la superioridad táctica de la Confederación. Lee ganó la mayor parte de las batallas, pero perdió la guerra.

El Final de la Guerra y la Abolición definitiva

Con el bloqueo marítimo y la conquista de la Unión del río Mississippi, la Confederación quedó aislada y, peor, partida en dos.

Lo más interesante es que aún tenían una esperanza, sino de victoria, al menos de una paz negociada. Si el asedio de Atlanta hubiese fracasado en 1864 es probable que Lincoln no hubiese sido reelecto, y el otro candidato del Norte pensaba en hacer las paces. Pero el asedio funcionó (una vez más, porque los sureños prefirieron atacar que simplemente esperar) y Lincoln fue reelecto.

Celebración de la Abolición en el Distrito de Columbia

Al final, presionado por los abolicionistas, Lincoln decidió pasar al Congreso una ley que aboliera definitivamente la esclavitud en los Estados Unidos. Sin la representación de los estados sureños dicha ley fue aprobada y sería posteriormente aplicada en los antiguos territorios esclavistas.

Claro, con esto no acabó la discriminación contra las poblaciones negras en el sur del país (que tomaría mucha fuerza con las leyes Jim Crow, abolidas definitivamente hasta los 1960’s) ni acabaría con la esclavitud, que duraría unas décadas más en Brasil y Cuba. Pero sí finalizó con la esclavitud en el último país importante en la escena mundial que aún la aceptaba, y sentó las bases para que los Estados Unidos se convirtieran en la superpotencia que son hoy día.

Parte 1|Parte 2|Parte 3

Bibliografía:

  1. https://www.quora.com/Why-was-the-American-Civil-War-fought/answer/Habib-Fanny
  2. https://www.quora.com/In-the-U-S-Civil-War-did-the-Southern-states-secede-because-of-slavery-or-because-their-notion-of-states-rights-had-been-breached/answer/Habib-Fanny
  3. https://www.quora.com/What-is-an-interesting-fact-of-history-that-most-people-dont-know/answer/Rod-Olfo
  4. https://www.quora.com/What-was-the-significance-of-%E2%80%9CBleeding-Kansas%E2%80%9D-in-the-lead-up-to-the-American-Civil-War/answer/Habib-Fanny
  5. https://www.quora.com/Could-the-South-have-won-the-U-S-Civil-War/answer/John-Cate-2
  6. https://www.quora.com/How-would-John-C-Breckinridge-winning-the-Presidential-election-of-1860-have-changed-the-USA/answer/John-Cate-2?share=8736e6ad&srid=2Wq8
  7. https://en.wikipedia.org/wiki/Union_blockade#Major_engagements
  8. https://en.wikipedia.org/wiki/American_Civil_War#War
  9. https://en.wikipedia.org/wiki/Bleeding_Kansas#Constitutional_fight
  10. https://en.wikipedia.org/wiki/Emancipation_Proclamation#Coverage

Imágenes: 1: wikipedia.org, 2: uniondb.com, 3: wellsmaley.blogspot.com, 4: etc.usf.edu, 5: newsone.com

El día que murió la esclavitud: breve historia de la Guerra de Secesión, parte 4
29 agosto, 2018