El curioso caso de la esvástica del bosque de Zernikow

Curiosidades, Lugares peculiares

Esvástica

Pese a ser un símbolo milenario, asociado a tradiciones del paganismo europeo y del budismo (del que, de hecho, la adoptó Hitler), la esvástica suele asociarse ante todo con el mundo nazi, que la enarboló con orgullo durante más de una década y que la convirtió en sinónimo de muerte, odio y destrucción.

Luego de la caída del Tercer Reich la esvástica se convirtió en un símbolo ilegal, un recuerdo que Alemania, en conjunto, quería eliminar. Sin embargo, pervivió en las mentes de algunos que jamás abandonaron las banderas del nazismo… y oculta en lo profundo de un bosque alemán.

En 1992 un avión que se encontraba sobrevolando territorios pertenecientes a la Alemania Reunificada se encontró con una nítida esvástica que mostraba sus colores en un territorio de más de 60 metros cuadrados… y que lo había hecho desde 1938 sin que nadie fuese consciente de ello.

La esvástica del Bosque

La historia de esta esvástica comenzó en 1938, cuando el nazismo se encontraba en la cúspide de su poder. En aquel entonces un empresario cuyo nombre no pasó a la posteridad, gran admirador de Adolf Hitler, decidió regalarle algo que nadie pudiese igualar.

En una de sus propiedades – más específicamente, en el bosque de Zernikow – el hombre plantó cuidadosamente un grupo de alerces en medio de un pinar. En otoño, cuando los árboles no perennes perdieran sus hojas, su color castaño resaltaría entre los pinos, mostrando la esvástica con claridad a quien observara… desde arriba.

60 años

Casi 6 décadas pasarían hasta que alguien viera el diseño magníficamente imaginado por este hombre desconocido. Su esvástica perduró mucho más que el infame Tercer Reich y se convirtió al final en casi una curiosidad.

Sin embargo, preocupadas por la posibilidad de que el lugar terminase siendo un centro de peregrinación para neonazis, las autoridades alemanas decidieron comenzar poco a poco la destrucción de la esvástica. En 1995 se derribaron 43 de los árboles, pero la esvástica siguió siendo visible hasta el año 2000, cuando 25 más cayeron bajo las sierras.

La esvástica, que causó mucha impresión en varios sectores alemanes, terminó por desaparecer más de 6 décadas después de haber sido sembrada… y generó todo tipo de controversias. Al final, sin embargo, los alemanes terminaron por olvidarla.

Fuente de imagen: exordio.com

El curioso caso de la esvástica del bosque de Zernikow

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: