El caso de las figuras geométricas de Texcoco

Curiosidades, Hechos insólitos

La aparición de los patrones

Cuando nos hablan de los “dibujos en los cultivos” o “círculos en los cultivos” (crop circles) normalmente se refieren a una serie de figuras concéntricas, geométricas y realizadas con gran detalle y perfección y que por lo general parecen tener un mensaje oculto.

El particular caso de Texcoco no responde exactamente a estas características. Se trató de la aparición de una serie de figuras inconclusas, separadas entre sí y no muy nítidas en un cultivo de cebada en el rancho de “Moreda” en Texcoco, México, el pasado 26 de diciembre del año 2014.

Lamentablemente no se tomaron muchas fotografías aéreas del evento, por lo que no existe un registro verdaderamente claro de lo que podían significar las formas (que aunque algunos decían que eran aleatorias, otros consideraban que tenían un significado). Las fotografías a ras del suelo, sin embargo, abundan, y nos muestran lo que parece ser un trabajo bastante homogéneo y cuidadoso de figuras circulares y que en ocasiones se asemejan un poco a los conocidos fractales.

La obsesión del público mexicano

Apenas aparecieron las figuras se convirtieron en un verdadero oasis turístico para los habitantes de la región. El primer día centenares de personas parquearon en el lugar y se acercaron a observar el fenómeno que a sus ojos parecía completamente inexplicable. Muchos incluso entraron al campo a observar de cerca los cortes de las plantas, a tomarse fotografías y a curiosear en general.

Al día siguiente el asunto se salió de control. Posiblemente más de un millar de individuos se acercaron, muchos de ellos interesados en lo que consideraban un fenómeno sobrenatural y con la intención de tener un “contacto cercano del tercer tipo” o al menos de encontrarse con energías poco comunes que, se supone, habría dejado allí quien realizó el dibujo.

Las quejas de Marcelino

Y el mayor afectado por este ajetreo resultó ser el dueño de los cultivos de cebada, don Marcelino Cantelli, quien aseguró que la publicidad y las visitas acabaron de dañar lo que quedaba de sus pobres plantas.

Cantelli afirmó que el fenómeno no se debía a causas sobrenaturales, sino a los fuertes vientos de la temporada que crean remolinos que arrasan con las plantas de cebada, caracterizadas por una raíz particularmente débil. Esto hace que las figuras se asemejen a los llamados círculos de los cultivos aunque no sean completamente perfectas.

Aunque muchos tomaron su declaración como un intento por ocultar algo, ciertamente se veía que el hombre, ante todo, lamentaba la pérdida de su cultivo. Pero personalmente considero que no necesitamos encontrar algo sobrenatural para hacer que el cultivo sea de interés: como mencioné antes, sus figuras son fascinantes… y más proviniendo de una fuente natural:

¿Fractales en el suelo?

Hemos hablado mucho en este blog de cómo las matemáticas definen el mundo. En este caso una serie de vientos chocando en direcciones contrarias generan fractales, esto es, figuras que parecen replicarse a sí mismas a medida que se acerca el lente. Aunque no se trate de figuras perfectas, no cabe duda que resulta fascinante ver cómo un fenómeno aparentemente caótico genera orden y no cualquier orden, sino uno de los sistemas más complejos que podemos encontrar. Del caos surge el orden: ¿no es eso maravilloso?

Ah, y la razón por la que el sistema no es del todo perfecto es porque la cebada (que de alguna manera “pinta” el campo) es grande, y no puede dividirse. Hasta este punto se pueden ver las figuras replicándose.

Fuente de imágenes: 1: sumario.com.mx, 2: diariodemorelos.com

El caso de las figuras geométricas de Texcoco

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                         

Bibliografía

El pensante (6 octubre, 2015). El caso de las figuras geométricas de Texcoco. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/el-caso-de-las-figuras-geometricas-de-texcoco/