El accidente del dirigible fantasma que nunca ocurrió

Curiosidades, Parapsicología

La mayoría de las veces damos crédito absoluto a lo que nuestros ojos ven. Más si esta visión no es individual, sino colectiva: si muchos la han visto, automáticamente consideramos que lo observado es real.

La comprobación de lo contrario parece confundirnos y dejarnos sin respuestas.

Un caso así parece ser el ocurrido con respecto a la aeronave Akron, dirigible construido por la Marina de Estados Unidos a principios del siglo XX.

Según lo narrado por Charles Berlitz, en su Libro de los fenómenos extraños, en octubre de 1931, varias personas, en distintos lugares de Ohio, fueron testigos de un suceso que –según lo que se pudo comprobar después- simplemente no pasó.

A LA VISTA DE TODOS

La mañana del 10 de octubre de 1931, cuando la inmensa nave de neumático y caucho, orgullo de la Marina norteamericana por ser el dirigible de mayor envergadura, había programado volar a la población de Huntington, al oeste de Virginia, saliendo desde Ditroit.

La prensa había informado el acontecimiento de ese día, por lo que la mayoría de los pobladores que se encontraban en el trayecto que seguiría la nave, estaban atentos al cielo, para poder verla pasar.

Según cuenta Berlitz en su Libro, la primera persona que divisó el dirigible fue un ciudadano de nombre Harold Mackenzie, quien lo vio cuando la aeronave sobrevolaba la ciudad  de Galiopollis.

Sin embargo, Mackenzie no se encontraba solo, sino en compañía de algunos amigos de la fábrica donde trabajaba.

Por su parte, otro ciudadano de nombre Roberth Henke, quien se encontraba en compañía de una amiga, sobre la Primera Avenida también aseguró ver pasar al Akron, en su vuelo por el cielo de Ohio.

Incluso, un ciudadano de nombre Claude Parker, afirmó en ese momento, haber seguido a través de sus binoculares  el vuelo del dirigible de 45 metros de longitud, mientras pasaba por sobre Galliopolis a una altitud de 100 metros.

No obstante, mientras los ciudadanos observaban con curiosidad la gigantesca nave pasando por el cielo, aseguraron ser testigos del momento en que el Akron comenzó a doblarse sobre sí mismo, mientras de él salía humo.

Los testigos también afirmaron que vieron cuando el dirigible Akron había sido consumido por las llamas y se había estrellado contra las montañas de  Virginia del oeste.

Igualmente, aseguraron que antes de que el vehículo aéreo terminara de doblarse sobre sí mismo, habían podido observar como tres personas lograban saltar de la estructura en llamas, usando sus paracaídas.

Atónitos, los ciudadanos le comunicaron de inmediato al Dr. Holzar, propietario del aeropuerto de esa ciudad, lo que habían visto con horror hace pocos minutos.

 

NO SE PUDO HALLAR NADA

Al amanecer del día siguiente, partieron hacia el área señalada por los testigos  en búsqueda de los restos del Akron. Sin embargo no pudieron encontrar nada.

Durante un día entero, los investigadores buscaron restos de la aeronave. Incluso se realizó una búsqueda aérea, dando el mismo resultado: no había rastro del dirigible ni de la tripulación.

Más allá de la declaración de por lo menos diez testigos, que no se conocían entre ellos, el reporte oficial concluyó que el accidente no había sucedido.

Informe que fue respaldado en su totalidad por un porta voz del aeropuerto que servía como base al Akron, quien además contra todo testimonio aseguraba que la nave se encontraba en perfecto estado dentro de su hangar.

De hecho, los representantes del aeropuerto donde reposaba el Akron informaron también que el vuelo emprendido dos días antes sólo había llegado hasta el norte de Ohio, y a diferencia del plan original no había continuado su ruta hacia el Estadio Huntington, siguiendo las recomendaciones de la Marina, quien reportaba condiciones no favorables para volar.

De inmediato, la alerta se enfocó a otras aeronaves. Sin embargo, ningún aeropuerto de la región reportó alguna nave extraviada. Los radares tampoco dieron señas de haber detectado alguna nave extraña sobrevolando espacio aéreo estadounidense.

Sin embargo, los testigos estaban seguros de lo que habían visto. El caso quedó sin resolverse, hasta el día de hoy no existe una explicación que dé luz sobre lo acontecido aquel 10 de octubre de 1931.

EL MISTERIO SE VUELVE REALIDAD

No obstante, menos de 2 años después de este suceso, lo observado por los ciudadanos de Ohio parecía volverse realidad.

Luego de varios accidentes, según reportó la prensa estadounidense, el 4 de abril de 1933, durante un viaje por la coste de New Jersey una tormenta sorprendió al Akron, originando fallas que desencadenaron un incendio y una explosión.

Los restos en llamas del dirigible más grande construido hasta ese momento por la industria militar norteamericana se estrellaron contra el océano Atlántico.

Sin embargo, de los 78 hombres a bordo, sólo tres salvaron la vida cuando lograron escapar del dirigible usando sus paracaídas, tal como los habitantes de Ohio habían podido ver aquella misteriosa tarde de 1931.

¿Casualidad? ¿Presagio? Algunas personas son del pensar que la visión colectiva que los pobladores del oeste de Virginia experimentaron aquel día de octubre fue en realidad un presagio de lo que el Akron y su tripulación vivirían dos años después, cuando la aeronave llegara a su final.

Otros por su parte, piensan que esto no es posible, sin embargo al tratar de responder qué fue lo que aquella tarde los habitantes de  Galiopollis observaron no pueden hallar una explicación.

A la luz de estos  hechos, al parecer las premoniciones no sólo son de tipo individual, sino que pueden vivirse por toda una población o por varios individuos de ésta, quienes por alguna razón logran ser testigos de lo que ocurrirá días, meses y hasta años después.

Aparentemente, existe un sexto sentido que es capaz de presentir el peligro o de prever grandes tragedias o desastres naturales.

¿Has tenido alguna vez un presentimiento sobre un hecho que luego sucediera? ¿Tus premoniciones han logrado ponerte fuera de peligro o por el contrario has lamentado no seguir tu intuición?

Cuéntanos si has tenido alguna experiencia de este tipo o si conoces otros hechos del a historia donde toda una población haya sido capaz de ver con años de anticipación alguna tragedia, como las personas de esta historia pudieron hacer con la tragedia del Akron, viendo su final casi 700 días antes de que éste ocurriera.

Fuentes de imágenes: 1. sossi.org; 2. theborrowedbookk.blogspot.com; 3. barnegatonline.com

 

El accidente del dirigible fantasma que nunca ocurrió

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                     

Bibliografía

El pensante (18 mayo, 2015). El accidente del dirigible fantasma que nunca ocurrió. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/el-accidente-del-dirigible-fantasma-que-nunca-ocurrio/