Dee Dee y Gypsy, la trágica historia de la mujer que decidió matar a su madre, parte 2

Hechos macabros, Medicina Plagas y Enfermedades, Sociedad

Dee Dee y Gypsy cuando ya era una adolescente

Adolescencia

Gypsy creció toda su vida con su madre como única figura de autoridad, razón por la cual jamás cuestionó sus veredictos o tratamientos. Además de lo ya señalado, por ejemplo, Dee Dee la había obligado a tomar tegretol para tratar una epilepsia inexistente, esto le causó problemas en la mandíbula y la ruptura de varios dientes.

En cualquier caso, Gypsy (como cualquier niña de su edad) quería salir y conocer gente, y encontró una oportunidad para hacerlo en las ferias de anime y caricaturas, en las que podía encajar perfectamente con un disfraz y su silla de ruedas. Recordemos que aunque pudiese caminar sin ella, su madre no lo toleraría y además la había convencido de que le causaría daños a largo plazo.

La niña comenzó a ir a estos eventos a sus 10 años, en ocasiones sin permiso de su madre. En 2009 (a sus 18 años), buscó ayuda en un hospital y consiguió un certificado de nacimiento que daba su verdadera edad, pero su madre mintió, dijo que el certificado era falso y obligó a Gypsy a disculparse con todos. Esta fue la última vez que la joven buscó ayuda públicamente.

Citas

La primera referencia a un interés romántico de Gypsy ocurrió en 2009,  cuando un vecino reportó que llegó a su casa, sin la silla de ruedas, pidiendo que la llevaran al hospital. Resulta que su “novio” había sido golpeado por personas que conocían su historia (mejor dicho, que creían las mentiras de Dee Dee) y consideraban que el joven se estaba aprovechando de ella.

En 2010, en uno de sus eventos, Gypsy comenzó a tener un interés romántico con un participante y en 2011 escapó con él, pero su madre los encontró en un hotel y amenazó con llamar a la policía (técnicamente hablando, Gypsy ya era mayor de edad, pero con los papeles falsos su madre aún podía controlarla). Tras esto rompió la computadora de la joven, la golpeó y le dijo que le golpearía los dedos con un martillo si trataba de escapar otra vez.

Pasaron 3 años. En 2014 Gypsy comenzó a mostrar interés en Nicholas Godejohn, a quien había conocido un par de años antes, y comenzó a hacer planes para escapar con él. Pensaba presentárselo a su madre, pero cambió a última hora de opinión (en parte por temor a la reacción, en parte porque no le había parecido tan interesante como creía en línea) y los dos siguieron con su relación en secreto.

Gypsy en su juicio

Planes macabros                                            

Nick, como Gypsy lo llamaba, fue la primera persona a la que la joven confesó su secreto: que no necesitaba una silla de ruedas, pero su madre la obligaba a usarla. Originalmente el joven parece haberle indicado que debía pedir ayuda, pero Gypsy le aseguró que no funcionaría. Luego del incidente en el Hospital su madre la había convencido de que ella estaba registrada como persona “incapaz mentalmente”, y que la policía jamás le creería, sino que la devolverían a donde su madre. Esto, por supuesto, era mentira, pero luego de que sus intentos de buscar ayuda resultaran fallidos, para Gypsy era completamente creíble. Su casa se había convertido, a efectos prácticos, en una cárcel de la que era imposible salir.

Nick no era un santo. Tenía antecedentes por exposición indecente y problemas mentales, posiblemente desorden de múltiple personalidad. Gypsy y Nick pronto concluyeron una cosa: Gypsy jamás podría escapar a menos que matara a su madre. Y Nick, quien la quería, estaba dispuesto a ayudar.

El asesinato

El 12 de junio de 2015 Nick viajó a Springfield (ciudad vecina a Gypsy), de donde llegó a la casa de la joven. Ella lo dejó entrar y le dio un cuchillo, Nick, entretanto, le indicó que entrara al baño y se tapara los oídos. Unos minutos después el acto estaba consumado y la pareja se dio a la fuga.

Unos días después Gypsy, preocupada porque nadie encontrara el cuerpo de su madre, le dio instrucciones a Nick de entrar a la página de Facebook de Dee Dee y publicar ¡La Perra ha muerto! (“The Bitch is dead!”). En efecto, esto alertó a los familiares, que enviaron a la policía y encontraron el cadáver de la mujer.

Gypsy y Nick

Gypsy y Nick pronto fueron descubiertos, pues la IP desde la que escribieron el estado en Facebook fue rastreada. Fueron acusados por el crimen y fue allí que la horrenda historia comenzó a desvelarse.

La comunidad, originalmente indignada por el suceso, pronto comenzó a defender a Gypsy, al darse cuenta de la horrenda situación en la que se encontraba y de todo el sufrimiento que pasó. Las leyes de Missouri son extremadamente duras para el asesinato, pero el juez se negó a procesar a la pareja por pena de muerte y “solo” le dio 10 años de cárcel a la joven. Un ejemplo de injusticia terrible (y del anticuado funcionamiento de la legislación estadounidense), pero lo mejor que podía hacer de acuerdo con la ley.

En confinamiento, Gypsy pronto subió 6.4 kilos, prueba de que estaba desnutrida. Dee Dee ni siquiera se molestaba en alimentarla bien.

En la actualidad los dos están en la cárcel, pero tienen la simpatía y el apoyo de la comunidad y se espera que puedan rehabilitarse.

Parte 1

Bibliografía:

  1. https://www.theguardian.com/us-news/2017/aug/27/would-you-kill-my-mother-for-me-murder-abuse-film-crime-erin-lee-carr
  2. https://www.elespanol.com/cultura/cine/20170523/218228837_0.html
  3. https://en.wikipedia.org/wiki/Murder_of_Dee_Dee_Blancharde

Imágenes: 1: ordinary-gentlemen.com, 2: news-leader.com, 3: actualidad.rt.com

Dee Dee y Gypsy, la trágica historia de la mujer que decidió matar a su madre, parte 2

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                             

Bibliografía

El pensante (31 octubre, 2017). Dee Dee y Gypsy, la trágica historia de la mujer que decidió matar a su madre, parte 2. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/dee-dee-y-gypsy-la-tragica-historia-de-la-mujer-que-decidio-matar-a-su-madre-parte-2/