¿Deberíamos lanzar bombas nucleares a Marte?

Cosmos

Elon Musk, el hombre que propuso el proyecto

La eventualidad de una colonización

Como muchos sabrán, los proyectos para enviar una colonia humana a Marte han tomado más y más fuerza desde hace algunos años, al punto de que se piensa viable enviar las primeras personas en un lapso de unas pocas décadas (quizás tan pocas como 2). Sin embargo, está claro que las primeras personas se encontrarán con un planeta altamente hostil y tendrán que vivir en domos en la superficie completamente aislados de la atmósfera marciana.

Aunque por ahora esto es un hecho, muchos se preguntan si sería posible transformar el planeta en su totalidad, volverlo una especie de segunda Tierra para que nuestros descendientes puedan vivir en él. El proceso, conocido como Terraformación, implicaría calentar significativamente el planeta e introducir especies de plantas que convirtieran su atmósfera en una con alto contenido de oxígeno.

Hacer esto puede parecer imposible, pero el CEO de las empresas Space X y Tesla ha afirmado que puede hacerse por uno de dos medios: “o lanzamos una serie de bombas termonucleares a los polos, o introducimos lentamente gases de efecto invernadero para que el planeta se caliente poco a poco”.

La polémica propuesta

La propuesta de Elon Musk no cayó en oídos sordos. La idea de crear un nuevo planeta resulta, cuanto menos, tentadora, y más con el aumento de la población y los inconvenientes que comienzan a aparecer en la Tierra. Tener un nuevo planeta para dar hogar a millones de personas podría ser algo potencialmente muy beneficioso para nuestra sociedad.

Por esta razón algunos han comenzado a evaluar seriamente las posibilidades de realizar el proyecto propuesto por Musk. En teoría no habría mayores inconvenientes, el problema sería que el planeta quedaría con residuos radiactivos por un periodo desconocido de tiempo… y tendríamos que esperar a que estos mermasen para poder llevar a cabo una colonización efectiva.

Sin embargo, dichos residuos podrían concentrarse únicamente en los polos, por lo que en teoría el resto de Marte sería apto para la vida terrestre. Una vez calentado, el planeta podría dar hogar a muchas de las especies que hoy habitan la Tierra y comenzar a crear su atmósfera.

No se ha estudiado a profundidad la posibilidad real de realizar este proceso, pero con la propuesta de Musk bien podría convertirse en uno de los proyectos de la humanidad en los próximos años. Quizás al final del siglo no tengamos uno, sino dos planetas que podamos llamar un hogar.

Fuente de imagen: images.csmonitor.com

¿Deberíamos lanzar bombas nucleares a Marte?
Se habla de:                     

¿Conoces acerca de...?


Lo más reciente