¿De verdad dijo María alguna vez que era virgen?


Lo más reciente:

.

¿Inmaculada concepción o inmaculada manipulación del clero?

Cuando la muchedumbre pregunta a María: “¿Eres virgen?”, ella, avergonzada, responde entre dientes: “¡Vete a la mierda!”, y los presentes se dicen dándose ligeros codazos unos a otros en gesto de complicidad: “Lo es”.

Sobre el tema de la ilusión de los cristianos, La vida de Brian, de Monty Python, no está tan lejos de dar en el blanco: no se ha conservado ningún testimonio directo de la joven judía María en relación con la Inmaculada Concepción, la fertilización in vitro suprema, o algo más si se desea. Incluso su nombre se presta a confusión: en algunos evangelios se la llama Mariám (una versión de Miriam) con más frecuencia que María. En realidad, los detalles de su embarazo milagroso fueron añadidos e los evangelios de Mateo y Lucas hacia el año 80, unos decenios después de la muerte de María y basándose en tradiciones orales que quizá se habían mezclado con fantasías.

De hecho, todo el asunto de la virginidad no se consideró de suma importancia para los cristianos hasta más o menos el año 200, cuando los teólogos comenzaron a asociar el placer físico con la ruina espiritual y a promover a María como el ideal de mujer latina, una madre que nunca había mantenido relaciones sexuales.

.

.

Desde el principio, los no creyentes hicieron su agosto: en Alejandría comenzó a correr el rumor insidioso de que Jesús era en realidad hijo de un centurión romano llamado Pantherus; otros decían que María había concebido al niño con su propio hermano, un escándalo que su familia tuvo que acallar.

A lo largo de los siglos, a los teólogos de la Iglesia les ha costado trabajo explicar los detalles más sutiles de la aventura biológica de María a los feligreses fieles a la literalidad. ¿Cómo se implantó la semilla sagrada? Algunos insinuaron que el arcángel Gabriel la puso a través del oído de María, otros que entró por su boca por obra del Espíritu Santo. El artista anónimo que en 1430 esculpió un relieve en una capilla de Wurzburgo, Alemania, mostraba a Dios enviando su semen desde el cielo por un largo tubo. ¿Y cómo permaneció intacta la Santísima Madre mientras daba a luz? El niño Jesús debió de salir flotando mágicamente del útero, razonaban los estudiosos; según un pintoresco relato, cuando la comadrona de María, Salomé, dudó de este hecho y trató de someter a María a una sonda exploratoria, su dedo sacrílego quedó atrofiado por un fuego divino.

.

Fotografía de Ever Esquivel

.

A propósito, ¿Qué fue de los hermanos de Jesús? Los evangelios mencionan en varias ocasiones que tenía hermanos y hermanas. Pero estos otros hijos, sostenían los teólogos, debían de ser de José, habidos en un matrimonio anterior.

En el Renacimiento, la historia de María se complicó de lo lindo. Los primeros anatomistas creían, a pesar de algunas pruebas bastante obvias en sentido contrario, que tanto la parte masculina como la femenina debían obtener placer durante el acto sexual para que pudiera tener lugar la concepción; se pensaba que, durante el orgasmo de la mujer, los ovarios eyaculaban su propia semilla o semen en el fluido coital que se mezclaba con el del varón. Y así, a finales del siglo XVI, el jesuita español Tomás Sánchez se vio obligado a examinar la cuestión del Gozo de la Inmaculada: ”¿Emitió la Santísima María semen durante sus relaciones con el Espíritu Santo?”.

Secretos de alcoba que, por muy divinos que se nos quieran presentar, es más que probable que fuesen tan mundanos y terrenales como los de cualquier hijo de vecino.

.

.

Posteado por Sinuhé

Fuentes:

Extracto de 2500 años de historia al desnudo, de Tony Perrottet. (mr)

Historia del Celibato, Elizabeth Abbott. (Scribner)

Tú sola entre las mujeres: el mito y el culto de la Virgen María, Marina Warner. (Taurus)

¿De verdad dijo María alguna vez que era virgen?
23 julio, 2010

Ver más Artículo al azar