Cuando China casi conquista el mundo: historia de la Dinastía Song, parte 3

Historia, Personajes de la historia, Personas sorprendentes

Una de las armas desarrolladas por la dinastía

Otros logros de la Dinastía

Pólvora y ejército

¿Recuerdan en la primera parte, cuando nos referimos a las limitaciones que la Dinastía Song impuso al ejército chino?

Pues bien, esto podría haber sido nefasto para cualquier gobierno, pero China, en particular, era vulnerable a ataques de poderosos grupos nómadas, así como de reinos al sur. Sin embargo, hubo un asunto en particular que les permitió permanecer en una posición de fuerza: la pólvora y el desarrollo de armas que provendrían de ella.

Si bien los cañones y fusiles esperaban en el futuro (y sería desarrollados más que todo en Occidente), las primeras armas de pólvora, consistentes en “cañones” de flechas y cohetes, fueron desarrolladas por los chinos y usadas de manera muy efectiva contra sus enemigos. Así mismo, se desarrolló por primera vez en la Historia una verdadera marina china, en su momento la más poderosa del mundo, que garantizó la seguridad en el comercio y trajo prosperidad al Imperio.

Tolerancia religiosa

Los Song nunca estuvieron comprometidos con la imposición de los ideales confucianos, y pese a su tradición, aceptaron pacíficamente los conocimientos del Taoísmo (por mucho tiempo reprimido) y del budismo (con creciente influencia en el país) mientras rechazaban los componentes más religiosos (“supersticiosos”, podría decirse) de estas ideologías. Hacerlo les permitió gobernar pacíficamente regiones adyacentes al sudeste asiático, muy budista, sin que hubiese conflictos, así como garantizar un estado secular, algo fundamental a la hora de establecer un Imperio del tamaño de Song..

Educación y cuidado

La organización secular del estado, la eficiencia del gobierno mandarín y la riqueza generada por el comercio permitieron a la Dinastía Song realizar proyectos de magnitud jamás imaginada, incluyendo una educación casi universal brindada por el estado y la fundación de miles de hogares para el cuidado de los enfermos y los ciudadanos mayores. En Occidente, estas serían labores de las que se encargaría la Iglesia, en China, el gobierno Song tendría suficientes recursos para hacerlo por su cuenta.

La caída de la Dinastía Song

Como se mencionó en el capítulo anterior, la Dinastía Song no colapsó por causas internas, sino por una amenaza de fuera. Una amenaza a la que habían crecido acostumbrados, y que creían tener controlada. Pero esta amenaza tomaría una fuerza nunca antes vista en la historia de la Humanidad, un poder desconocido hasta entonces. Y este poder tenía un nombre:

Genghis Khan.

El Gran Khan

China había crecido al lado de los nómadas: podía temerles, pero sabía manejarlos. La esencia de la defensa china eran las ciudades.

La Gran Muralla era un asunto más bien simbólico. Las poderosas urbes acorazadas de la frontera norte eran la verdadera línea de defensa contra los nómadas: podían entrar, arrasar los campos, pero jamás conquistar las ciudades. Entre ellas había comunicación: una ciudad sitiada pronto recibiría refuerzos. Ante una mala batalla, los sobrevivientes se resguardaban y eventualmente los nómadas tenían que marcharse o eran derrotados.

Genghis Khan no era un mongol cualquiera. Bajo su dominio, convirtió las hordas de arqueros mongoles en la mayor fuerza militar que el mundo hubiese visto hasta el momento. Pero no se enfrentaba a un novato: China, aún con las reformas militares de los Song, era un adversario poderoso.

La Dinastía usando sus nuevas armas para derrotar a los mongoles

Y contrario a lo que se cree, ni siquiera el Gran Khan pudo vencerla… al menos al principio. Tras varias incursiones fallidas, Genghis Khan optó por dejar a China en paz y buscar otras conquistas…

Y este fue el comienzo del fin.

Arabia

La China Song era sin lugar a dudas el estado más avanzado del mundo en este momento, pero no era el único en haber desarrollado una sociedad compleja y una tecnología desarrollada. En este periodo también se vivió la era de oro de las matemáticas indias y del desarrollo tecnológico árabe, en cabeza del Califato Abasí. Y serían estas regiones las que primero caerían bajo la égida mongola.

Nunca antes un líder de las estepas había llegado tan lejos. Atila, por ejemplo, llegó a Hungría, pero lo hizo huyendo, no en plan de conquista. Genghis Khan organizó un gigantesco Imperio que iba desde el oriente de Asia (donde había conquistado el reino de Jin, en la frontera norte de la dinastía Song, así como lo que hoy es Corea) hasta la actual Turquía. Y huelga decir que obtuvo recursos de todas estas regiones.

Cuando Möngke Khan, hijo de Genghis Khan, enfiló de nuevo sus baterías contra el Imperio Song (50 años después de los primeros ataques), ya no dirigía únicamente una banda de eficaces nómadas a caballo. Iba detrás del ejército más moderno y poderoso del mundo: los ingenieros árabes le brindaron armas de asedio desconocidas en China, los expertos hindúes le permitieron organizar un ataque demoledor. La dinastía peleó con valor, matando incluso al líder mongol que fue sucedido por su hijo: Kublai Khan. Pero la lucha estaba perdida. Ningún reino en este momento era capaz de resistir un ataque así de fuerte, ni siquiera el más avanzado y desarrollado del mundo.

El Asedio a Bagdad marcó el comienzo del fin de la conquista del Califato y brindó a los mongoles una tecnología muy avanzada

El dolor de la ocupación mongola

Bajo el gobierno mongol, China perdió todos los avances que había tenido durante el periodo Song. El gobierno de los mandarines fue abolido (los mongoles preferían extranjeros como asesores, aunque no conocieran las circunstancias de China), y los chinos por casi 90 años fueron oprimidos y maltratados en su propio país.

Eventualmente una nueva rebelión sacaría a los mongoles del poder, llevando a la creación de la Dinastía Ming. Pero el daño estaba hecho. El trauma sufrido por los chinos llevó a cuestionar las enseñanzas de los Song y a considerar que fue un error seguir el camino de la apertura, la tolerancia y el comercio. La dinastía Ming (y la posterior dinastía Qin) aislaron a China del resto del mundo, seguras de que aquí estaba el secreto de su protección.

Y lo único que lograron fue perder los avances de sus predecesores y estancarse en un periodo en el que Occidente se abría al mundo y avanzaba de manera cada vez más rápida. China había sido el centro del mundo, y si hubiese seguido siendo gobernada por los Song, seguramente hoy no viviríamos en un mundo dominado por Occidente, sino en uno dominado por el gigante asiático.

Parte 1|Parte 2

Bibliografía:

  1. https://www.quora.com/Did-the-Song-Dynasty-of-China-reach-Early-Industrialization-What-were-the-noteworthy-achievements-of-the-Song/answer/Hoang-Nghiem-%E4%B8%A5%E9%BB%84
  2. http://afe.easia.columbia.edu/song/

Imágenes: 1 y 2: quora.com, 3: pinterest.com

Cuando China casi conquista el mundo: historia de la Dinastía Song, parte 3

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                                 

Bibliografía

El pensante (2 octubre, 2017). Cuando China casi conquista el mundo: historia de la Dinastía Song, parte 3. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/cuando-china-casi-conquista-el-mundo-historia-de-la-dinastia-song-parte-3/