Cuando China casi conquista el mundo: historia de la Dinastía Song, parte 1

Historia, Personajes de la historia

Imagen de la Dinastía Tang, que precedió a la Dinastía Song

China

Hace una generación, China era un país extremadamente pobre, conocido en el mundo por varias tragedias sucesivas (el gobierno de Mao, con todos sus logros, cometió varios  errores garrafales que llevaron a hambrunas y desastres) y por una población campesina iletrada. Hoy, China es la fábrica del mundo y va camino a convertirse en la primera economía mundial y uno de los centros políticos más importantes del planeta.

Para muchos, se trata de una novedad bastante interesante. Pero quienes conocen la historia China saben que el gigante asiático sólo está retomando un papel que tuvo durante siglos y que le fue arrebatado primero en el siglo XIII y luego, definitivamente, en el XVIII.

El papel de líder indiscutible en la economía, la ciencia y la política mundiales.

Dinastías Han, Jin y Tang                             

En los tiempos en los que Roma creaba un Imperio en el Mediterráneo, sentando las bases de una civilización que perduraría por milenios, China se unificaba bajo el gobierno de la Dinastía Han, posteriormente gobernado por la Dinastía Jin. Ambos Imperios colapsaron en un periodo semejante (lo que hace pensar que quizás haya algo más allí que una simple casualidad histórica) y duraron varios siglos en un estado constante de incertidumbre y desorden.

Roma jamás se repuso. China, sin embargo, volvió a unificarse bajo gobierno de la Dinastía Tang. Desde entonces sería la mayor parte del tiempo un país unificado. Bizancio, pese a un muy buen comienzo, fracasó en la reunificación del Mediterráneo, la cual se hizo imposible con la conquista de África del Norte por el Islam.

Bajo la Dinastía Tang, China consiguió convertirse en un importante poder regional y, bajo el control de la porción occidental de la Ruta de Seda, exportar su influencia a vastas regiones del mundo, parte de la cual llegó incluso a Europa. Sin embargo, la Dinastía Tang caería en torno al siglo X y sería sustituida por la Dinastía Song.

Lo que sucedió entonces seguramente no ha ocurrido en ningún otro lugar del mundo en ningún otro momento de la Historia (excepción hecha del presente). La Dinastía Song convirtió China en un país civilizado como pocos en la Historia, generó un crecimiento económico comparable únicamente al de Inglaterra en el siglo XVIII (ad portas de la Revolución Industrial) y una sociedad compleja y meritocrática con muchas de las características de que hoy se precian las modernas democracias.

Pero para poder hablar de la dinastía Song, hay que empezar por el principio.

La caída de la Dinastía Tang

En el año 907 d.C. la Dinastía Tang colapsó, producto del golpe de estado de uno de sus más ilustres generales. En el periodo subsiguiente el país se dividió en 10 reinos en guerra, trayendo gran dolor y sufrimiento a toda la región. Finalmente un tenaz general llamado Zhao trajo unificación, convirtiéndose en el Emperador.

Su piedad con la ciudad de Kaifeng le trajo fama de hombre justo y compasivo y llevó a que los reinos del sur, más débiles, decidieran abrir voluntariamente sus puertas. En el año 960, luego de 53 años de guerra e inestabilidad, China volvía a tener un gobierno unificado.

Zhao obtiene el mando del ejército

El mando de Zhao

Zhao era uno de esos raros hombres que combinan la firmeza de una mano dura, la experiencia proveniente del pasado y el corazón para luchar por un mejor futuro. Sabía que China había prosperado en el pasado bajo el dominio de un gobierno unificado y eficiente y que en muchas ocasiones esto había terminado en catástrofe cuando los militares optaban por traicionar al emperador y tomar el poder (así, precisamente, acabaron las dinastías Han y Tang). Así, tomó medidas para garantizar dos cosas:

  1. Que el gobierno siempre fuese justo, eficiente y unificado.
  2. Que los militares jamás tuviesen poder para destruir a los civiles e imponer su voluntad.

Estas dos decisiones llevarían a que la Dinastía Song se alzara por encima de cualquier otro gobierno del mundo y alcanzara hazañas que sólo serían posibles para la posterior civilización moderna.

El nuevo ejército

La primera política de Zhao (entonces bajo el título de Taizu) fue limitar el poder del ejército y evitar que el militarismo, una vez más, fuese causante del colapso de la sociedad china.

Zhao, después conocido Taizu

Con la Orden de Supresión Wen Wu se debilitó el ejército, dando control del mismo a un Canciller (el cual era más que todo una figura ficticia) y dividiéndolo en tres ramas independientes, sin coordinación entre ellas. Su reforma fue un éxito y por 319 años los Song gobernaron China en paz, sin el peligro que representaron los constantes golpes militares de las dinastías pasadas.

Si nos movemos a otras regiones caracterizadas por Imperios de gobiernos efímeros, como Roma o Persia, encontramos que aquí ocurre algo semejante: generales victoriosos luego de campañas exitosas aprovechaban su gloria para fundar nuevos gobiernos, trayendo guerra y desolación a las regiones del imperio. Sólo en China, sin embargo, se optó por proponer algo diferente.

La segunda gran hazaña de Zhao fue consolidar el gobierno civil, esto es, la dirección de los Mandarines. Pero de ello hablaremos en un próximo artículo.

Parte 2|Parte 3

Bibliografía:

  1. https://www.quora.com/Did-the-Song-Dynasty-of-China-reach-Early-Industrialization-What-were-the-noteworthy-achievements-of-the-Song/answer/Hoang-Nghiem-%E4%B8%A5%E9%BB%84
  2. http://afe.easia.columbia.edu/song/

Imágenes: 1: chinatourguide.com, 2: alamy.com, 3: wikipedia.org.

Cuando China casi conquista el mundo: historia de la Dinastía Song, parte 1

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                                 

Bibliografía

El pensante (23 septiembre, 2017). Cuando China casi conquista el mundo: historia de la Dinastía Song, parte 1. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/cuando-china-casi-conquista-el-mundo-historia-de-la-dinastia-song-parte-1/