Costos de capturar carbono de la atmósfera se encuentran en caída libre

SaskPower, empresa canadiense que lidera la tecnología de captura de emisiones en plantas a carbón

Emisiones y captura de carbono

Hemos hablado mucho en estas páginas del Calentamiento Global y el peligro que representa para nuestra civilización. Y también de cómo, por lo que sabemos, el principal causante de este fenómeno son las emisiones de carbono que nuestra sociedad está lanzando a la atmósfera.

Ahora, la solución más obvia es dejar de lanzar emisiones de carbono… pero esto no es tan sencillo. Si bien tecnologías alternativas están bajando de precio, aún estamos a varios años de que un carro eléctrico o una planta eólica puedan sustituir completamente a los carros a gasolina y las plantas de carbón. Y más importante aún, hay sectores, como la carga de larga distancia y las aerolíneas, donde ni siquiera se perfila un eventual cambio tecnológico. Por lo que vemos, estos sectores seguirán requiriendo derivados del petróleo por, al menos, medio siglo más.

Pero hay una alternativa. Usando nuevos desarrollos tecnológicos podríamos comenzar a capturar carbono de la atmósfera, el cual podría ser almacenado y eventualmente procesado en productos que nos sean de utilidad. Esto se hace de dos maneras: se pone un filtro especial en la chimenea de la empresa o localización que produce el gas o bien se extrae directamente lo que ya existe en el aire.

Y si bien hace tiempo tenemos los medios para hacer esto, en los últimos años los precios de estas tecnologías han estado bajando de manera dramática.

Extrayendo carbono de las chimeneas

Poner un filtro que capture el material particulado (es decir, la polución) que emite, por ejemplo, una planta a carbón, no es tan problemático.

Pero capturar el CO2 que escapa en forma gaseosa es mucho, mucho más complejo. Como se trata de un gas, poner un simple filtro no funcionaría: es necesario utilizar complejos sistemas químicos que lo extraigan del aire antes de que salga de la chimenea.

Y esto, como imaginarán, es costoso.

En tiempos de la presidencia de Barack Obama en los Estados Unidos se propuso la inversión en este tipo de tecnologías, pero sus opositores dijeron (y con razón) que los costos asociados eran demasiado altos, y que harían que la electricidad en el país subiera de precio de manera dramática (porque las principales ubicaciones de estos filtros serían en plantas a carbón).

¿Vendrá la carne del futuro de un laboratorio? Esta albóndiga creció a partir del cultivo de células y no involucró la muerte de ningún animalCa...
Sarah Culberson: la historia de la Princesa Perdida de Sierra Leona La princesa de Sierra Leona Como muchos países africanos, hacia comienzos de los 1990’s Sierra Leon...
“Dismayland”, donde la fantasía se encuentra con la pobreza extrema.... . Disney y favelas unidos para reflexionar. Jeff Gillette es un artista famoso por capturar imágene...

Pero un estudio reciente reveló que esta tecnología ha reducido su precio en un 67% en el lapso de 5 años, y podría seguir bajando de precio en el futuro cercano. El Carbon Capture and Storage Center (CCS) realizó unos prototipos en la provincia canadiense de Saskatchewan y encontró que los filtros capturaban el 97% del carbono que de otra manera habría llegado a la atmósfera a menos de un tercio del precio de hace unos años.

Sí, lo ideal sería apagar las plantas a carbón, pero eso no es realista. Estos filtros, en cambio, nos ofrecen una solución viable en el corto plazo mientras se buscan alternativas tecnológicas en el largo plazo.

Extrayendo carbono de la atmósfera

Bueno, ¿y si simplemente dejáramos la chimenea abierta y extrajésemos el carbono de aire más adelante?

Una vez más, esta es una iniciativa que hace unos años parecía imposible, pero que en la actualidad sigue bajando de precio y eventualmente podría ser viable. Incluso, podría convertirse en la fuente de las materias primas para fabricar combustible de aviones, y permitirnos seguir volando sin aportar al calentamiento global.

Climeworks, empresa suiza que ha desarrollado mecanismos baratos de extracción del carbono

En este caso, los avances fueron anunciados por el Instituto de Tecnología de Tokio, quien encontró una manera de reemplazar costosos catalizadores basados en metales nobles (como el renio y el rutenio) por elementos mucho más abundantes y baratos, como el fósforo o el sulfuro. Gracias a ello los costos de esta tecnología podrían reducirse a menos de la mitad.

Está por verse si estas tecnologías tomarán marcha, o si por el contrario nos enfocaremos más en la captura de carbono restaurando y gestionando los ecosistemas (una alternativa viable). O, en su defecto, si seremos indiferentes y haremos a nuestros hijos pagar las consecuencias de nuestra comodidad.

Bibliografía:

  1. https://cleantechnica.com/2018/12/04/cost-of-carbon-capture-plummets-thanks-to-two-new-techniques/?utm_source=quora&utm_medium=referral
  2. https://ccsknowledge.com/pub/documents/publications/Summary%20for%20Decision%20Makers%20on%20Second%20Generation.pdf

Imágenes: 1: theglobeandmail.com, 2: greenbiz.com

Costos de capturar carbono de la atmósfera se encuentran en caída libre
6 diciembre, 2018