Conspiraciones en el espacio: ¿Llegó el hombre realmente a la Luna? Parte 2

Complots y conspiraciones, Cosmos, Fotografía

La célebre imagen de la llegada a la Luna… con una bandera ondeante y un cielo sin estrellas

En el episodio pasado hablamos un poco de lo que fue la carrera espacial, su culminación con la llegada a la Luna por parte de los Estados Unidos y la desaparición de todo interés por alunizar luego de 1972. Esto, que despertó sospechas desde el principio, no hizo más que sumarse a una serie de evidencias que varias personas habían ido recolectando y que, según ellos, indicaba que todo el proceso había sido un montaje.

Ya vimos también el grado en el que las distintas fuentes consideran que hemos sido engañados. Veamos ahora las pruebas que para ello se prestan:

Un viaje ficticio

Como es lógico, la mayor parte de las evidencias con respecto al alunizaje las realizó la misma NASA, por lo que es entre sus archivos que se encuentran las pruebas (para algunos irrefutables) de que todo fue un completo engaño. Sin embargo, antes de ello vale la pena recordar la promesa de Kennedy, realizada en 1960, cuando afirmó que antes del final de la década “Los Estados Unidos llevarían un hombre a la Luna y lo traerían sano y salvo”.

Esta promesa se realizó, según varias fuentes, en un contexto de entusiasmo y fervorosa creencia en la capacidad de los Estados Unidos de superar a la Unión Soviética en la carrera espacial. Si, como dicen, es cierto que en aquel entonces era imposible llevar un hombre a la Luna; si, como dicen, se dieron cuenta de ello demasiado tarde, es apenas natural que hiciesen todo lo posible para engañar a las personas, para hacerles creer que los Estados Unidos habían ganado de manera definitiva.

Así, la primera prueba es circunstancial: de haber fracasado, es probable que los Estados Unidos hubiesen falseado el evento de cualquier manera. En un contexto como ese, resulta apenas natural.

Errores en las fotografías

Resulta, en este aspecto, fundamental el tema de las fotografías. Al ser una prueba brindada por la misma NASA, sus errores e inconsistencias ponen en entredicho la existencia de toda la misión.

En primer lugar, está el caso de la bandera. Como todos sabemos, en la Luna no existe el viento (ni siquiera hay una atmósfera) y sin embargo la bandera aparece ondeante, como si algo hiciese que se moviera. Esta es, por lo general, la primera observación sospechosa que se hace al tema del alunizaje.

Está luego la cuestión de las estrellas. Como podemos ver en innumerables fotografías (como la que aparece al comienzo del artículo), las estrellas no aparecen en prácticamente ninguna de las imágenes, en donde se ve un cielo completamente negro. Este detalle no ha pasado inadvertido para quienes consideran que el alunizaje fue, en verdad, un engaño. Personalmente, este asunto no me parece tan diciente porque un estudio falso habría tenido esto en cuenta y poner las estrellas no hubiese sido un asunto complejo.

 

Hay también inconsistencias importantes en las sombras. Varias fotografías muestran las sombras de los cráteres, los astronautas y el módulo lunar apuntando hacia direcciones diferentes, con algunas moviéndose ligeramente hacia un lado o hacia el otro. Esto indicaría la existencia de las luces de un estudio de grabación: cada uno de los objetos tendría una sombra diferente a causa de un bombillo diferente, como puede verse en la imagen de la izquierda.

 

 

 

Otra inconsistencia importante es la existencia de objetos que parecen repetirse tanto en tomas diferentes como en la misma toma. En la imagen a la izquierda, por ejemplo, aparece una roca prácticamente idéntica en dos ocasiones: las probabilidades de que esto sea obra del azar son extremadamente bajas.

 

 

 

 

 

 
Y hablando de rocas, en una imagen aparece una de ellas con una clara “C” pintada en la superficie. Esta, sin lugar a dudas, es una de las pruebas más interesantes que parecen indicar la hipótesis del estudio de grabación ya que la roca parece estar marcada como parte de la escenografía de una película. En caso de que alguien esté interesado, la respuesta de la NASA ante esta inconsistencia… es que se trata de un cabello.

 

 
Por último, es fundamental mencionar la fotografía de la zona de aterrizaje del Módulo Lunar. Mientras que la superficie por la que pasaban los astronautas mostraba un polvo bastante maleable en el que las huellas quedaban marcadas con toda claridad, la pata del Módulo se asentó en una superficie sólida sin que el polvo se acomodara.

 

 

 

Otras inconsistencias

No solo las imágenes han servido para poner en duda la autenticidad del Viaje a la Luna. Algunos aspectos del mismo han hecho que muchos terminen por considerar que se trató de una farsa.

El primero es la existencia de una zona conocida como el Cinturón de Radiación Van Allen, una zona entre la Luna y la Tierra que se caracteriza por el bombardeo constante de protones y electrones cargados de energía que podrían rostizar a una persona en cuestión de segundos. Los astronautas pasaron por el cinturón en un lapso de unos 90 minutos aproximadamente y no sufrieron ningún daño: muchos consideran que las paredes de aluminio no eran suficientes para proteger a los hombres.

Así mismo, en 1962 se realizó un intrigante experimento nuclear en la alta atmósfera que podría tener el único objetivo de modificar el funcionamiento del cinturón y hacerlo más “habitable” para los seres humanos.

En el próximo (y último) capítulo veremos un poco la carrera espacial post – llegada a la Luna, los argumentos de la NASA para defender la autenticidad del suceso y la posibilidad de que pronto se lance una nueva misión espacial.

Parte 1 | Parte 3

Fuente de imágenes: 1: listverse.com, 2, 3, 4 y 5: enkivillage.com

Conspiraciones en el espacio: ¿Llegó el hombre realmente a la Luna? Parte 2

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: