¿Cómo se vería un mundo en el que los pulpos hubieran alcanzado la civilización?

Lo más reciente:

Inteligencias animales

Por mucho tiempo se pensó que los seres humanos éramos la única especie inteligente del planeta, y que habíamos alcanzado un desarrollo abrumadoramente superior al de otras inteligencias. Sin embargo, estudios de psicología de los animales han ido revelando que nuestra inteligencia en verdad no es tan especial, y que muchas especies (incluyendo los cuervos, los monos, los delfines, los loros y los pulpos, entre otras) comparten características de la misma. Parece ser que más que la inteligencia fue el lenguaje, la posibilidad de construir herramientas y la habilidad para heredar conocimientos de generación y generación (e irlos acumulando en el proceso) lo que determinó la supremacía de la especie homo sapiens.

Pero ¿y si no hubiera sido los humanos los primeros en desarrollar una civilización? Si bien responde esta pregunta es imposible, pues muchas cosas dependen de características que heredamos y de las que no somos ni siquiera conscientes, es posible suponer que una civilización de otra especie habría tenían desarrollo tecnológico parecido al nuestro… siempre y cuando hubiese aparecido en un ecosistema terrestre.

Tiene sentido. La mayor parte de las especies inteligentes habitan en la tierra, y la más conocida que habitan los mares (los delfines) carece de manos que le permita manipular objetos y construir herramientas. Sin embargo, hay una excepción importante: los pulpos. Se trata de una especie acuática muy inteligente, extremadamente diferente a nosotros, y con brazos que son al menos tan diestros como nuestros dedos.

Pulpos

Por supuesto, es muy difícil pensar en la actualidad en los pulpos como una especie potencialmente capaz de crear una civilización. Son animales solitarios (aunque como vimos en un artículo pasado parece ser que algunas especies al menos son más sociales de lo que creíamos), que no se dedican a la crianza sus hijos (lo cual significa que no heredan conocimientos de generación en generación) y, sobre todo, son animales acuáticos. Vivir en el agua significa no poder acceder al uso del fuego.

Lo que proponemos acá es un ejercicio de imaginación. Suponiendo que por alguna razón una especie de pulpo evolucionara con muchas de las características que permitieron el surgimiento de sociedades complejas el caso los seres humanos, pero siguiera siendo acuático, ¿cómo podría construir su civilización? ¿Qué herramientas técnicas tendría su disposición para desarrollar una tecnología y que tan diferente sería de la nuestra?

Tecnologías sin fuego

El fuego fue, por mucho, la primera tecnología desarrollada por sus antepasados y la más importante en su desarrollo.

Además de permitirles cocinar alimentos, les brindó la capacidad de manipular los ecosistemas y defenderse de otros animales. Se presume que el acceso a alimentos cocinados permitió así mismo el crecimiento del cerebro pues incrementó la cantidad de nutrientes disponibles para los primeros homínidos. Fue fundamental en nuestro desarrollo, y por estos hechos que consideran que sería imposible el surgimiento de otra especie inteligente sin acceso a él.

Pero supongamos por un momento que pese a la falta de fuego los pulpos lograron organizarse. Tenemos pulpos en un estadio temprano de complejidad social con formas tribales semejantes a las de los homínidos de hace uno o dos millones de años. ¿Es posible pensar en una civilización tecnológica cefalópodo?

Tecnologías subacuáticas

El primero es que la ausencia de fuego no es una limitación insalvable. Existen volcanes subacuáticos y fuentes termales que bien podrían ser usadas para la cocción de alimentos y la manipulación de algunos elementos. Una eventual sociedad tribal de pulpos posiblemente comenzaría a estructurar relaciones sociales más complejas en torno a estos lugares, así como los seres humanos comenzaron a desarrollar estructuras sociales complejas en torno a los valles más fértiles en el comienzo de la historia.

El uso de herramientas posiblemente llevaría a objetos muy diferentes a los que usamos en la tierra: nada de lanzas ni objetos diseñados para lanzarse con fuerza, en lugar de ellos veríamos redes complejas, objetos diseñados para hundirse alta velocidad y caer en un punto preciso, y estructuras tridimensionales diseñadas para mantener adentro a los animales.

Por supuesto, es casi un requerimiento para estos hipotéticos pulpos civilizados el haber modificado sus hábitos reproductivos y dedicarse a la crianza de un número limitado de hijos. De lo contrario, el conocimiento adquirido por los padres no podría ser heredado y cada generación tendría que empezar de ceros.

Obteniendo la comida

Las primeras tecnologías desarrolladas por los seres humanos estuvieron asociadas a la obtención de alimentos. Las armas de caza, la crianza selectiva de animales y la agricultura fueron fundamentales en la aparición de sociedades complejas de seres humanos. En el caso de los pulpos, la agricultura no es viable bajo el agua, pero en su lugar es posible pensar en una sociedad que desarrolla con más y mejores técnicas la crianza de animales para su consumo. Eso significaría que tendrían práctica en la captura, manejo y reproducción de los animales que fueran de su interés.

Y aquí viene otro asunto interesante: la electricidad. Está claro que una sociedad de pulpos no podría desarrollar electricidad como lo hicimos nosotros, pues carece de las herramientas que le podrían dar acceso a la metalurgia y además no se pueden contener corrientes eléctricas en el océano. Pero existen animales que son capaces de generar corrientes y una especie inteligente podría capturarlos y criarlos buscando aquellos que emitieron electricidad de acuerdo con las necesidades de sus creadores. Así como nosotros modificamos las vacas eligiendo aquellas que producían la mayor cantidad de leche.

Asimismo, otro ser biológico: el coral, brinda los pulpos una solución a problemas que los humanos resolvimos con piedra. Utilizando especies de coral podrían generar construcciones y eventualmente comenzar la construcción de sus primeras ciudades. Y seguramente aprovecharían las habilidades o características de otras especies marinas.

La imposibilidad de desarrollar la metalurgia, de la mano con la alta viscosidad del agua comparada con el aire, hace pensar que muchos de los caminos desarrollados por los seres humanos no serían viables para los puntos. Sin embargo, los pulpos tienen acceso a algo que no existe sobre la superficie: una gran diversidad asociada a miles de formas de vida diferentes. Por esta razón, es muy probable que una civilización de pulpos se desarrollase con base en tecnologías biológicas y la manipulación de los seres vivos del océano, más que los objetos inanimados.

Lamentablemente para los pulpos, los humanos llegamos primero y parece que estamos aquí para quedarnos.

Bibliografía:

  1. https://www.quora.com/If-octopuses-develop-a-civilization-how-would-their-tree-of-technology-be-like

Imágenes: 1: mashable.com, 2: ladbible.com, 3: qz.com

¿Cómo se vería un mundo en el que los pulpos hubieran alcanzado la civilización?
28 marzo, 2018
Se habla de:                 


Ver más Artículo al azar