Ciudades fantasma: la Isla de Hashima

Lo más reciente:

Ciudad Fantasma

Se conoce popularmente como “ciudad fantasma” a aquellas poblaciones que, luego de ser relativamente prósperas y pobladas terminan por quedar prácticamente deshabitadas. Por lo general, se trata de ciudades que dependían de un único sector económico que simplemente dejó de existir y condenó dichas ciudades al estancamiento.

En muchas ocasiones, las ciudades fantasmas logran mantener una población remanente: son pocas las que son realmente “fantasmas”. Sin embargo, algunas veces los problemas son tales que la ciudad simplemente se desvanece, vacía para siempre de sus habitantes, y comienza a decaer poco a poco.

Fue esto lo que sucedió en la Isla de Hashima, una de las pocas ciudades fantasmas ubicadas en el océano y una antigua mina de carbón japonesa.

Hashima

La Isla de Hashima se encuentra ubicada en el suroccidente de Japón, cerca de las costas de la ciudad de Nagasaki. Hacia mediados del siglo XIX se encontraba deshabitada, pues era demasiado pequeña para resultar de interés para colonos japoneses.

Esto cambiaría en 1887 con el descubrimiento de vastas reservas de carbón en la isla. En este periodo el carbón era fundamental para impulsar la maquinaria industrial japonesa, por lo que de inmediato comenzaron a llegar mineros. En 1890 la compañía Mitsubishi compró la isla y comenzó a organizar la producción.

Lo que era un lugar deshabitado pronto comenzó a mostrar más y más construcciones, y Mitsubishi realizó las primeras edificaciones en concreto a prueba de tifones aquí. Usando plataformas se incrementó el tamaño de la isla, mientras que las minas subterráneas extraían miles de toneladas de carbón al año.

Sin embargo, con el paso de los años el carbón dejó de tener tanta importancia, y fue sustituido por el petróleo. Japón, entonces, comenzó a cerrar más y más minas de carbón, y Hashima no fue la excepción. Y en ausencia de trabajo, la ciudad quedó completamente deshabitada, pues todos sus habitantes volvieron a la isla.

Sitio turístico                                                   

Tras 39 años de clausura, la isla comenzó a tener algo de vida gracias al turismo.

Los decadentes pero aún conservados edificios de concreto, las antiguas instalaciones de la mina y las plataformas para robarle tierra al océano son un atractivo importante para turistas tanto del mismo país como del extranjero, y en la actualidad se permite visitar la isla por casi medio año (pues el resto del tiempo el clima es demasiado duro para facilitar el turismo). La Isla de Hashima es una de las ciudades fantasma más célebres de Japón.

Bibliografía:

  1. https://en.wikipedia.org/wiki/Hashima_Island#History

Imagen: kcpinternational.com

Ciudades fantasma: la Isla de Hashima
31 enero, 2019
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar



El “Parque de los Niños Muertos” en Alabama